Hacer chicos al igual que su niña el mejor amigo

Y qué mejor que empezar con el anécdota más vergonzoso de su vida. Una de las clásicas preguntas incómodas para hacer a tus amigos y que cuenten sus vivencias más bochornosas. 2. ¿Qué opinión tienes de mí? Nada incomoda más que tener que ser honestos con la persona que tenemos delante y tener que confesar lo que pensamos de ella. 3. A veces es solo un poco de aburrimiento y desgano por lo que solo hace falta salir un rato, ir al cine, tomar un helado, etc. para que el humor de nuestro amigo mejore. Otras veces es más serio por lo que es necesario unas palabras bien pensadas que le hagan ver que todo lo malo siempre pasa y que el problema que tiene ahora no será eterno ... Caballeros, esto es Manteligencia. Este día te vamos a mostrar 14 consejos expertos para chatear con la chica que te gusta si ya es difícil saber lo que una mujer quiere cuando estás con ella más aún lo es saberlo a partir de simples caracteres y letras en tu pantalla de teléfono. Y por eso es tan útil tener una lista de consejos, elaborados por una mujer, diciéndote exactamente qué ... Los juegos de videos de personajes de cómics como el Hombre Araña o Batman son populares en esta edad, al igual que los juegos multijugador como Halo. Si el chico tiene muchos amigos, los juegos de fiesta para Wii, como Mario Party o Wii Sports son buenos regalos. Asegúrate de obtener el juego correcto para la consola que dispone. Al igual que hay señales escritas donde puedes estar casi seguro que una chica gusta de ti, existen también señales que sugieren no te hagas ilusiones con esa chica que sólo te ve como un amigo. Esas señales no sólo pueden ser detectadas en conversaciones frente a frente, sino que se evidencian también en conversaciones telefónicas, chats o interacciones por redes sociales y cualquier ... La mayoría de las personas a los 19 años se divierten y viven su vida universitaria al máximo. Mis amigas hablaban de chicos con los que querían salir, fiestas en las que habían bailado con ... Primero que nada : hola te cuento que yo tengo 16 y hace dos años entre a estudiar a la secundaria y en el primer semestre me ise a mi mejor amigo recuerdo cuando lo conoci ..me llamo la atencion su manera de ver la vida el es super alegre y siempre me da animo para seguir adelante .luego del primer semestre empeso la eterna pena de mi corazon ... Mi mejor amigo es como una flor Por Kennistar Contacto: [email protected]tmail.com Nota: Cuento pensado desde el punto de vista de un adolescente que ha crecido, como la mayoría de las personas, en una sociedad machista y que invisibiliza a la intersexualidad. Esa fue la primera vez que vi a un chico comprando toallas femeninas. Después de… Al igual que los adultos que con mayor experiencia y madurez cognoscitiva pueden batallar con sus diferentes roles o papeles, los adolescentes batallan para desarrollar un sentido de quien son. Comienzan a darse cuenta que juegan diferentes papeles con distintas personas: hijo o hija, amigo, compañero, alumno y trabajador, entre otros. Cómo hacer que un chico se enamore de ti. Te quiere, no te quiere, te quiere… Al menos te querrá si sabes qué cartas jugar. Prueba algunas estrategias sutiles para lograr que empiece a pensar en ti como más que una amiga, por ejemplo,...

El día que yo y cuatro amigos nos peleamos con 15 niños

2020.09.16 09:37 elementrix_26 El día que yo y cuatro amigos nos peleamos con 15 niños

Esto paso en octubre del año pasado en un gran parque con varias áreas deportivas(fútbol, natación, basquet, etc), donde sucede esto es en la zona de rampas donde se practicaba skateboard, al lado de la zona había una chatarrera(si es el termino correcto) donde se encuentran chatarra, tuberías, restos de autos o aparatos destruidos, etc. Y aveces la gente se metía para agarrar algo de chatarra y jugar o agarrar materiales o yo que se.
Historia de fondo:
Entonces este mocoso de alrededor de 12 a 13 años nos jodía la vida cada vez que íbamos a ese parque o era por nuestra forma de vestir o por con quien íbamos, el al igual que la niña con derecho(Maria) de la historia anterior era de una familia rica pero esta vez sus dos padres eran con derecho. El siempre iba hacia nosotros a presumir sus relojes rolex, sus zapatillas, su ropa de diseñador, sus cadenas de oro y gemas, etc. Y no hacia nada pues lo clásico, padres poderosos e influenciares, etc. Así que la mayoría de veces la ignorábamos hasta que un día no pudimos más.
personajes:
Yo: yo
Pr: Primo (de la historia de Prima con derecho quiere mis tres consolas)
Sergio: Los que me siguen ya saben quien es.
A1: Amigo 1
A2: Amigo 2
(Ambos son mis amigos de la historia del día que le partí la madre a mi bully)
G: gerente.
P: Policías
Historia:
Bueno ese día quedamos para ir a ese parque para charlar, entrenar algo, etc. Y Sergio Iphone 11(Era nuevo pues le llego hace tres días)y estábamos en la zona de rampas pues Pr practicaba skateboard hasta que el mojón de nd con su grupo de 15 personas.
Nd: Miren todos llegaron los pobretones.
Yo: Oye no empieces ahora quieres
Nd: Tu háblame cuando estés en la altura.
Sergio: Simplemente ignóralo.
Entonces siguió parloteando hasta que Sergio saco su celular(grave error) empezó a poner música para ignorar las idioteces que salían de la boca de Nd, hasta que nd se da cuenta y le quita el celular.
Nd: Y de donde lo conseguiste?
Sergio: Eso no te importa así que dámelo.
Nd: no te lo voy a dar pues de seguro lo robaste!!
Sergio: Mira idiota no me lo robe ahora dámelo.
Nd: tu celular es mejor que el mio(cabe aclarar que el suyo era un Iphone X) así que no te lo daré!!
Sergio: maldita sea dámelo hora o te juro que te mato!!
Nd: Ah si, huy que miedo, si lo quieres tómalo!!
Y acto seguido tira el celular al suelo y lo pisa haciendo que se destroce.
Sergio ya cabreado lo empuja y dice: Que mierda te pasa idiota!!!
Nosotros cuatro vamos a calmar a sergio hasta que nd comienza a chasquear los dedos y como en película vienen su grupo(que parecían tener entre 13 a 15 años y muy delgados) y se posiciona.
Nd: Chicos agárrenlo y golpeen lo.
Yo: Haber idiotas si pueden
Pr: Muy bien, ya no sentía que podría aguantar mas el abuso de estos imbéciles.
A1 y A2: Entonces que o que?
Entonces le juro que no se de donde demonios un niño de 12 a 13 años saca esas cosa pero Nd saca y se pone unas malditas nudilleras.
Entonces me estaba alistando hasta que nd me golpea con todo y nudillera haciendo que obviamente caiga al suelo aturdido. Entonces veo como nd me intenta golpear de nuevo pero sergio saca sus barrotes y empiezan a luchar.
A2: Que se armen los putasos!!!(si, asi dijo)
Y entonces mi grupo de cinco persona se enfrentaban a un grupo de quince
Entonces un grupo de tres niños se me acercan a mi que todavía estaba en el suelo y me comienzan a patear e insultar hasta que me paro y los golpeo tan fuertes que los tire al suelo a cada uno de ellos con solo tres golpes. entonces veo a in grupo agarrando a sergio mientras nd lo goleaba, así que voy corriendo y derribo uno que la agarraba y sergio se abalanza encima del otro y entonces veo a Nd metiéndose a los baños así que lo sigo, e de decir que el suelo estaba mojado así que cada paso era una deslizada asi que nd me derriba y me quiere golpear a lo que obviamente lo bloqueo y lo aparto de mi encima, ambos nos paramos y empezamos a pelear hasta que nd me quiere tirar a lo que yo obviamente lo esquivo y lo tiro al suelo haciendo que su cabeza suene contra el suelo, entonce Nd se levanta y huye del baño y yo lo sigo hasta que salgo y casi todos mis amigos habían sometido al grupo de nd hasta que uno me agarra por detrás y me hace una llave de la cual me safo rápidamente y lo derribo de un rodillazo al estomago y entonces siento un golpe en la pierna que me derriba y lo ultimo que veo es a ns con un tuvo de cañería viejo y con eso me golpea la cabeza haciendo que me desmaye.
Termino despertando al hospital con la cabeza vendada y un par de vendas en mi cuerpo, entonces entra mi madre y dice que me pelee y la historia y dice que los padres de nd nos van a denunciar y etc.
y unos policías vienen a mi cuarto y me hacen preguntas sobre lo del incidente, etc y para no hacerle larga nos vamos a la corte donde tanto los padre de nd como su bogado nos atacan y el gerente del parque muestra un vídeo falso en el que salíamos nosotros como los que empezamos esto y otra pruebas falsas y casi nos declaran culpable hasta que en la corte llega un grupo de persona en la que se encontraban el dueño del parque y el abuelo de nd y padre de md.
El dueño desmiente todas las pruebas y con la ayuda de la secretaria que grabo todo mostró un vídeo de como los padres de Nd sobornaban al gerente para alterar las grabaciones etc. Y el abuelo vino para mostrar los fraudes y malversaciones que el padre con derecho(que al parecer dirigía su empresa) hacia. Así que se nos declara libre y tuvieron que reemplazar el Iphone de sergio mas una compensación que nos teníamos que dividir entre los cinco y ambos padre pagaron 50 años, al gerente 20 años por corrupción y otras cosas y el grupo de niños tuvieron que hacer servicio comunitario y encuanto al nd pues su abuelo lo mando con una de sus familiares pobres para saber el trabajo del dinero y hace unos meses pase por unas de esas Zonas(no pregunten porque y si te veo Wolfex414) y me lo encontré siendo azotado pues al parecer tiro un plato de sopa que ni quiso querer, me vio con mi celular y me exigió que se lo diera.
Yo: Lo siento háblame cuando estés a la altura(el karma llega)
y así termina. Fin
Ojala salga en un Vídeo
submitted by elementrix_26 to padresconderecho [link] [comments]


2020.09.06 00:23 M_S_A_Y_G Solo quiero que alguien me entienda

Esta para nada es la mas trágica historia de alguien, pero quiero desahogarme
En la primaria estudie en un colegio privado, era la mejor alumna me daban diplomas y etc. Mis padres los veía orgullosos de mi y eso me alegraba, nunca fui de hablar, por mis notas tenia "amigos". Mis tías especialmente siempre me regañaban por no saludar, yo lo hacia, pero mi voz nunca se escuchaba, supongo que siempre fui una llorona.
Nunca me sentí cómoda junto a la familia de mi padre, mi madre tampoco ella solo se llevaba bien con una de las hermanas, la única que parecía tener los pies en la tierra y no creer que el mundo gira a su alrededor como el resto de las hermanas. Yo solo me llevaba bien con una prima era bastante unida a ella, pero al entrar a la secundaria deje de verla o a cualquiera de esa familia.
No se como sean las escuelas en donde viven pero aquí solo se conoce 1-6to de primaria y 1-6to de secundaria. En 5to de primaria me cambiaron a otra escuela que en ese momento era de solo chicas. luego por una ley todas las escuelas debían ser mixtas. Así que cuando entre a secundaria habían chicos, muy pocos. En mi curso solo habían 4 y 28 chicas. En esta escuela secundaria va por la tarde. Habia conseguido de alguna forma tener amigas en 5to pero en secundaria mezclan los cursos así que me separaron de ellas. Las veía a veces en resecos, pero yo dejaba de sentir ganas de esforzarme en la escuela así, la pubertad me ataco y me salío acné, yo de por si tenia mala autoestima. Cada vez que me miraba al espejo me daba asco. Me trataba de cubrir con mi cabello pero en la escuela me pedían que me lo recogiera me decían que me saldrían mas granos si me lo tapaba con el cabello lo que me hacia sentir peor, no me gusta que me recalquen mis errores.
El acné fue empeorando y mi autoestima empeorando, en casa tampoco ayudaban trataba de pedirle ayuda a mi mamá para que me lleve con un profesional o me compre mascarillas o productos, pero ella estaba mas pendiente en cuidar de la niña que había nacido un par de años antes, esta bien es una bebe necesita atención y cuidados pero tampoco debería olvidar que tiene otra hija. Ella solo me ignoraba parecía no existir en esa casa, me metí mas a youtube a Internet y me centraba en eso para poder sonreír. En la escuela igual siempre paraba con audífonos escuchando música para no escuchar voces, aunque nadie dijera nada yo escuchaba voces insultándome, gritando lo asquerosa que me veo, lo mal que esta mi cabello, lo patética que era. inútil, horrible, que nadie me necesitaba, que nadie me quería.
Mis notas empeoraron, faltaba a clases, en segundo de secundaria llamaron a mi mamá le contaron como estaba en notas que no presentaba tareas que no iba a la escuela, esa noche me regaño, me grito, que ella se esforzaba para que yo pueda ir a la escuela para pagar los materiales que debería estar agradecida, que debo esforzarme en la escuela, que no parecía hija de ellos por que no tenia buenas calificaciones, yo le dije que no pedí haber nacido, que no puedo concentrarme en clases, que no quiero ir a clases que me odio, que odia mi vida, ella dijo "Ojala no te hubiera tenido" después de pegarme una cachetada y se fue. Yo dormía en el mismo cuarto que mi hermano mayor que había salido por orden de mi madre. entro cuando ella salio me pregunto si me pego yo negué y me senté en mi cama abrazando mis piernas la ultima frase se repetía en mi cabeza las voces la gritaban otras se reían sentía que mi cabeza iba a explotar. No sabia ni lo que estaba escribiendo en ese momento en una hoja, pero en la madrugada salí de mi cuarto deje la carta en su puerta y salí de la casa, camine sin rumbo solo pensando quiero morir, quiero desaparecer, quiero irme, quiero dejar de pensar. Llegue a un edificio en construcción cerca de una avenida en ese tiempo ver edificios tan altos era raro y ese era de los primeros. Busque una forma de entrar lo rodee, escuche un taxista pitar no me gire para verlo, el dijo que podía llevarme le dije que no tenia dinero me respondió que no importa puedo darte una vuelta gratis. A mi ya no me importaba morir tirándome de un edificio o violada o vendida por ese hombre me subí al auto blanco, nunca lo mire, recogió a una chica borracha despachada por su novio de una fiesta. Dimos una vuelta y la mujer pidió volver donde el chico lo que el taxista hizo. Después de dar vueltas preguntando por que estoy fuera sola y tan tarde, si había tenido peleas con el novio, yo le dije que mi madre había dicho que deseaba no haberme tenido y yo quería desaparecer para que ella este feliz, el se quedo callado un tiempo, llego a una terminal que antes estaba en medio de la ciudad cerca habían residencias el taxista me pregunto si quería quedarme esa noche en uno de esos cuartos, yo ya algo de vuelta en mi le negué y agradecí el compro dulces de una señora los comí, le pedí que me dejara bajar el insistió en que me llevaría a mi casa le di mi dirección, tenia sueño y no pensé si esto era buena idea, de todas formas me llevo, entre a casa recogí la carta y nunca volví a ver al taxista.
Después de esa noche las cosas en casa fueron de mal en peor, yo no comía con ellos, en las mañanas me quedaba encerrada en mi cuarto iba de vez en cuando a la escuela o me iba a caminar sin rumbo. De alguna forma aprobé enserio no se como.
Decidí ignorar el hecho que mi madre no me quería, igual que ella hizo o tal vez se sintió mal, pero hasta la fecha jamas se disculpo o nombro el tema otra vez.
En la escuela iba bien solo hacia lo que podía sin esforzarme mucho, disertar era imposible, las voces siempre estaban ahí pero trataba de ignorarlas con música. Yo sentía un vació en mi, como si fuera un muñeco. sin vida sin sueños sin nada. Empece a cortarme al principio por curiosidad eran leves como rasguños de gato que se curarían en un par de días. Pasaron semanas en la escuela insistían en que debía hablar, que no podía evitar hablar en la vida. Cortarme se volvió una necesidad para callar las voces, para dejar de sentir un remolino de pensamientos, de frustración, de impotencia, de rabia, Se que tengo que hablar, se que tengo que esforzarme, se que tengo que hacerlo, pero no quiero, no estoy aquí por gusto, solo estoy aquí hasta que reúna el valor para acabar todo.
Los cortes se volvieron mas profundos mas seguidos en mas partes del cuerpo ya no solo brazos, pasaron a los muslos piernas, abdomen, cuello.
Lloraba sin una razón en concreto cada noche.
Un día mi gata que se encariño con mi hermano mayor tuvo o trajo una gatita solo una, no había rastro de sangre o de haber mas ni que la gata había estado embarazada, pero la gatita era recién nacida de colo negro con salpicones de color naranja mostaza amarillo y blanco. La llame Ayami que en japones es Mar de colores. Por cierto cuando me centre en youtube, también conocí el anime, que también me centre en el.
Ayami creció y era mas apegada conmigo, siempre que me sentaba ella venia corriendo de cualquier parte y se echaba en mi regazo ronroneando exigiendo cariño lo cual yo le daba, en la noche cuando estaba llorando ella me ronroneaba restregándose en mi, yo le contaba lo que sentía lo que pasaba en la escuela en casa y ella parecía entenderme se quedaba sentaba viéndome o ronroneando a veces maullaba cuando paraba como si me contestara. Ella parecía que vino para alegrarme la vida ya no sentía ese vació las ganas de cortarme disminuían y dejaba de escuchar tan seguido las voces. Así paso un año y meses mas.
Un día cuando volví de la escuela no vino a recibirme como siempre no le di mucha importancia porque podría estar comiendo. Esa noche no vino, no era tan raro había veces que mis gatos desaparecían un par de días especialmente cuando estaban en celo, pero no era época y ella estaba operada. Pense que ella volvía durante la tarde cuando estaba en la escuela pero mi tía me pregunto que paso con la Ayami que no la veía desde hace días. Comencé a preocuparme el día siguiente le pregunte a mi hermano si la vio el dijo: Mamá la mato por que se orino en su cama. me quede sin palabras y deje de respirar por un momento le dije que deje de bromear tan mal y le volví a preguntar el dijo que le pregunte a nuestros padres. Le pregunte a mi papá, me dijo que le pregunte a mi mamá y que fuera a almorzar. no le pregunte solo me quede en cama llorando todo el día sin comer nada, No comí nada durante tres semanas solo agua. iba a la escuela porque odiaba estar cerca de ellos. Comencé a pensar en ellos como asesinos y lo sigo haciendo. Después de la escuela volvía a casa caminando por el camino mas largo posible dando vueltas para llegar lo mas tarde posible aunque hiciera frió, esto se volvió costumbre durante los siguientes años, el fin de semana de la segunda semana Ella vino a mi cuarto yo estaba viendo vídeos en youtube. Me dio una cachetada y pregunto que me pasa por que actuó como una malcriada, que no se me puede decir nada o hacer algo por que ya empiezo a llorar, yo me quede en silencio con la mirada en el suelo y la mejilla ardiendo, ella se levanto y desde la puerta me dijo ven a almorzar respondí no quiero y me lanzo lo que tenia a mano libros y cerro la puerta de un golpe. durante ese tiempo intente cortarme las venas siempre temblaba y no podía ir tan profundo siempre el recuerdo del maullido de Ayami me detenía y me hacia buscarla por todas partes esperando que salte a mi cama y me ronronee lo que nunca pasaba a veces salia en la madrugada solo caminando hacia un parque, me quedaba ahí viendo las estrellas hasta que sean casi las 5 y volver a casa, el insomnio se iba presentando, las noches que no salia me quedaba viendo mi techo y las estrellas que pegue en este, escuchando música hasta dormirme y despertar dos horas después, tratar de volver a dormir solo para que lo mismo pase hasta que ya amanece.
En uno de esos días ella vino y me dijo que me vista que saldremos estaba enojada y me gritaba solo hice lo que me ordeno salimos hacia INTRAID un instituto de tratamiento rehabilitación e investigación de drogo pendencias y salud mental (Es lo que salio en Internet) para mi era el Loquero, ya había ido al psicólogo antes pero era uno privado y caro para mi gusto solo fui un par de veces donde solo me mostraba vídeos y me hablaba de dios, cuando un par de años yo había dejado de creer en este o mas bien no le veía sentido. Aveces la psicóloga me contaba de su vida supongo esperando que yo le cuente la mía, lo que nunca paso porque no tenia confianza alguna en ella. En INTRAID se pagaba pero era mucho menos que el privado. Ahí me vio una psicóloga y psiquiatra. no me sentía para nada en confianza no hable nada. me recetaron antidepresivos. Los odie.
Luego de eso fuimos a comer, no comí nada y lo pusieron para llevar, las pastillas hacían que me diera hambre y días después comí algo, desde hace años evitaba verme detenidamente al espejo pero un día bañándome vi mis costillas, siempre fui de las chicas delgadas y siempre sentía mis costillas, pero ese día me vi al espejo sin necesidad de meter el estomago o hacer algo mis costillas sobresalían y la columna vertebral se notaba mas, los huesos de la cadera, las clavículas. Me perturbo y gusto por igual, ver mi abdomen tan plano y algo hundido me gusto y lo quería dejar así pero las pastillas hicieron que empezara a comer mucho mas que antes y mi cuerpo de chica delgada dejo de serlo. Me odie mucho mas.
Un día habían comprado como 50 pastillas antidepresivas y me las tome todas a la vez con alcohol. pésima elección, Las pastillas normalmente me dejaban con una sensación de flotar muy leve pero yo la sentía y podía reírme de todo, también no pensaba. no podía concentrarme en clases. pero ese dia no podía mantenerme de pie todo parecía dar vueltas me caí varias veces tratando de ir al baño para vomitar, ellos se enteraron de lo que hice, no me llevaron al hospital, supuesta mente porque el lavado de estomago duele mucho, no lo se.
Dormía todo el día apenas podía mantener mis ojos abiertos, me dieron una cubeta para cuando tenga ganas de vomitar, para ir al baño me sentaba en un skate e iba poco a poco, aun cuando estaba a punto de desmayarme a cada rato nunca nadie estuvo ahí para ayudarme, falte a la escuela por una semana no se si pidieron licencia o algo. El efecto siguió unos meses pero a la semana podía pararme y caminar medianamente recta. mis pupilas estuvieron dilatadas por una semana mas, y las nauseas se fueron en la primera semana. el cansancio se fue a las tres semanas pero mi mente se podía quedar en blanco fácilmente, habían conversaciones en mi mente no se de quienes porque tampoco habían personas a mi alrededor, comencé a pensar que mi mente, corazón, cuerpo y "yo" eramos diferentes seres. cada uno con su propio pensamiento. Aun hoy en día me refiero a estas partes como otras personas. Deje de ir al loquero que no ayudo en nada. En las noches me despertaba buscando aire, cuerpo había dejado de actuar solo, a veces cuando me quedaba en blanco podía dejar de pestañear o de respirar o caminar y me caía, creí que mis reflejos segian dormidos por las pastillas. Nunca le dije a nadie de mi familia nada.
En quinto, seguía saliendo durante la noche y después de clases yendo al mismo parque. Una noche en febrero conocí a un chico me empezó a hablar amigable manteniendo una distancia, haciendo preguntas y contándome de el, como si conociera como hay que tratarme. cuando comenzaba a sentir que quería irme el se despedía, esto por un par de noches, intercambiamos números, yo faltaba a la escuela e iba a su casa a jugar el me preguntaba y escuchaba, no se si me entendía pero lo que respondía era como si lo hiciera perfectamente, el era tan perfecto que parecía irreal. el 28 de febrero fui a su casa, a jugar como siempre, el se fue por algo de beber y comer dejándome en su cuarto, llego un mensaje en su celular lo vi el tenia mi contraseña y yo la suya no vi el mensaje era de su madre, entre a galería porque el nos sacaba fotos y quería borrarlas porque no me gustaban aunque pensaba crear copias y ocultarlas solo quería asustarlo un poco. Yo fui la que sintió temblar todo su cuerpo y sentir como me quedaba helada. En galería mas que nada veía fotos mías en varios ángulos algunos solo mostrando mi trasero o pecho habían algunos desde lejos en aquel parque había un gif donde estaba de espaldas y pareciera que estuviera haciendo twerk o no se. Escuche abrir la puerta lo que me hizo respirar de golpe. Aquel chico que siempre tenia una mirada dulce amable y comprensiva se iba transformando a una mas de miedo entre enojo. solté el celular que cayo en la cama, dejo la bandeja en su escritorio y salio del cuarto comencé a temblar mas, tome mis cosas y quise salir pero la puerta estaba con llave se me hacia mas difícil respirar, el volvió abrió trate de decirle que quería irme el cerro la puerta y me agarro del brazo tirándome a la cama repitiendo que el no quería que fuera así pero yo lo obligue. me inmovilizo e inyecto algo en mi brazo lo hizo brusco y yo ya estaba llorando con el terror en todo mi cuerpo pidiendo que me dejara ir que no le diré a nadie.
Comencé a sentirme adormecida trataba de levantar mi cuerpo pero no lo lograba mis ojos pesaban, mi cuerpo se sentía distante el comenzó a quitarme el short y tocarme, de mi solo salían balbuceos que según yo eran palabras, no se cuando cerré los ojos o que paso después, solo desperté en aquel parque con dolor en todo el cuerpo me quede ahí un rato tratando de convencerme que nada paso solo me desmaye y desperté. que nunca había conocido a nadie en ese parque. y me fui lentamente a mi casa tratando de ignorar que mi ropa estaba mal puesta y la ropa interior mojada. Llegue a casa tipo 5 así que nadie supo cuando llegue porque todos dormían.
Jamas le dije a alguien de el su nombre lo que paso nada. Viví ese año tratando de olvidarle, pero las voces se volvieron mas fuertes mas constantes los cortes volvieron mas profundos tenia miedo de hablar miedo de estar con otras personas, cuando alguien mayor y desconocido me hablaba temblaba y solo quería llorar. deje de ir a la escuela de nuevo quise escapar de todo no soportaba estar ahí fingiendo que todo estaba bien cuando yo era un desastre quería ir a otro lugar donde nadie me conociera donde podría estar sola sin preocupaciones sin responsabilidades sin nada. Tome el primer autobús que saliera y pudiera pagarlo. me fui a otra ciudad solo con agua cuadernos para escribir o dibujar un celular sin chip y solo música. estuve todo el día ahí paseando viendo lugares donde podría dormir. fui a la terminar porque siempre veía que ahí dormían personas y los guardias cuidaban, no considere que yo desde que llegue me tomaron de sospecha por escaparse, me quede ahí hasta las 3 donde se acerco un guardia y me pidió acompañarlo me hicieron preguntas si había ido ahí por un supuesto trabajo o un novio que me lo pidió o acompaño, estábamos en frontera con otro país así que la idea de contrabando era clara. yo negué a todo y dije que solo quería un descanso pero era menor de edad me llevaron con policías a la estación mas cercana en el camino inspeccionaban mi mochila y los cuadernos, en la estación me hicieron hablar con dos psicólogas no me agradaron me tomaron como caprichosa que debería de afrontar mis deberes que mis padres seguro estarían preocupados, etc. Los llamaron yo en un rincón me cortaba con las voces insultándome, hasta que mis padres llegaran me llevaron a una casa hogar me dieron un cuarto y me encerré ahí como me lo recomendaron puse a cargar mi celular no pude dormir toda la noche, ellos llegaron en la mañana no les dije nada ni salude me aleje de su falso abrazo y salí rumbo al auto ellos subieron y dijeron que aprovechando que están ahí que fuéramos a la feria, No me gustan para nada los lugares con mucha gente y sin un orden ellos lo saben, pero aun así los seguí, estuvimos caminando ella me preguntaba si había algo que me gustara yo le apunte una polera violeta en degrade a blanco, era holgada ella dijo algo mas para tu edad, me enoje, y me fui los deje solos. Camine un rato pensando si irme pero mi mochila estaba en el auto y ahí mi plata y celular ademas de cuadernos, fui donde el auto tratando de entrar luego de media hora ellos volvieron con bolsas tuve la pequeña esperanza que me compraran lo que les dije me gusto, pero no ella se compro un pantalón y el una polera. abrieron el auto tome mi mochila y quise irme pero el me metió de nuevo en el auto y cerrado me preguntaron porque me fui si podían buscar otra cosa, yo les dije que si hay algo que me gusta es así, no traten de meterme sus pensamientos porque lo único que hacen es que los odie mas y mas ellos se quedaron en silencio y avanzaron el auto yo me eche en el asiento, ella pregunto si tenia hambre no le conteste aumentando el volumen a mi música pararon en una avenida y compraron unos apestosos sándwiches de carne y huevo. quise vomitar. en ese tiempo yo ya iba dejando de comer carne en un principio por el asco que me causaba.
Llegamos a casa y me encerré en mi cuarto. Al día siguiente me llevaron de vuelta a INTRAID dispuestos a internarme, no había cupo así que fue una internación en casa, me llevaron regularmente a las sesiones y recetaron antidepresivos con pastillas para dormir. estuve dos semanas hasta que la psicóloga dijo que pruebe ir a la escuela me dieron tranquilizantes que no funcionaron muy bien el temblar y que me cueste respirar seguían. Odiaba ir a la escuela iba muy de vez en cuando ahora habían llevado una carta de la psicóloga para que me permitan faltar, a fin de año después de meses de sesiones y pruebas me diagnosticaron Ansiedad social, Depresión y Trastorno de personalidad limite (TLP).
Aprobé ese año también, al siguiente llevaron al inscribirme cartas de la psicóloga para que tengan un trato un poco diferente conmigo, que no me fuercen a disertar, no pasar educación física, darme un poco de tiempo si lo necesito al presentar tareas. Ese año también falte a clases en total fui solo medio año, me esforcé en lo que podía, Ingles, Artes plásticas música. pero aun así no era de esperar las quejas de los demás alumnos, los 4 chicos segian, pero ahora eran 26 chicas. Las escuchaba hablar a mis espaldas diciendo que pague a la directora, o que amenace con suicidarme en la escuela o que iría a demandar a la escuela si era un maestro pues lo típico, que le había hecho trabajosos. Dos de los chicos a veces me pedían ayuda en mate, química física o ingles. Antes de las pastillas yo era buena en mate y también antes de faltarme. pero con lo que podía me gustaba ayudar porque siempre creí que los chicos eran mas sinceros y no hablaban detrás de ti. Ese año fue medianamente normal deje de ir a la psicóloga por problemas económicos y que me cambiaron la psicóloga y no tengo ganas de volver a cero.
Ahora el problema necesito una psicóloga que me entienda para preguntar sobre como tener un novio a distancia teniendo yo TLP y ataques de abandono constantemente haciéndolo sufrir.
submitted by M_S_A_Y_G to espanol [link] [comments]


2020.08.12 02:13 Librarii Mi primer capiulo :3

HERFANES
Capitulo 1.
- Ahhhh! – De forma brusca, algo la levanto – Soñé algo horrible, Melisa… Estabas muerta en mi sueño – Exhala – Al menos sé que fue una pesadilla solamente – Con el tremendo susto que recibió, agarro su almohada y volvió a acostarse - ¿Meli?, hey ¿Estas bien? – Tomo su mano, quiso ver si tenía pulso, su expresión facial se transformó en algo terrorífico, no sentía el corazón de su hermana – ¡Responde! ¡No me dejes! – Le hizo RCP esperando que hubiera alguna reacción – Meli… - Reposo su cabeza sobre sus brazos, y con lagrimas que recorrían sus mejillas, nariz y boca, solo podía rezar para que esta fuera otro mal sueño.
- Ahhhh! – Otra vez se despertó, pero ahora de verdad. En efecto, todo era falso, miro a su costado y no había nadie, se paró de la cama, y con sus pies desnudos, salió de su habitación. Bajo por unas pequeñas escaleras hechas de piedras, y camino cuidadosamente por el patio, justo en la zona de entrenamiento.
Ella salió a tomar un poco de aire fresco, a reflexionar un poco lo que había pasado. Mientras se lo planteaba escucha un sonido fuerte proveniente de la cocina, ella por su cuenta decide investigar, la luz esta prendida, lo que es raro a esas horas de la madrugada, se llevó un palo de madera que se encontró muy cerca de ella, de hecho, lo dejo ahí una noche anterior, abrió poco a poco la puerta, sin saber lo que iba hallar- ¡Te atrape! ¡Ahora dime que haces aqu…! – Su rostro de valentía se convirtió en decepción.
- ¡Sorpresa! Tardaste un poco Laria, tal vez dejarte una nota de venir aquí en vez de parecer un intruso era mejor, pero quería hacer algo más interesante y no tan típico, mira esto – agarro un cañón de confeti – Que raro, no funciona, a lo mejor si meto un cuchill... –Antes de terminar su frase, el cañón explota soltando un montón de confeti – Woah ¿No es genial?
- ¿Qué es esto Melisa? – Pregunta Laria
- ¿No sabes qué es? Es tu cumpleaños boba, eres adulta… En algunos países-
- Iugh
- No pongas esa cara – Melisa pone sus brazos cruzados – Mira, aquí están todos – Empezó a señalar – Ahí esta Marcos, Santi, Amber y otros que no me acuerdo su nombre jeje -
- ¿Y María y Silas? – Pregunta Laria
- Ah, ellos no pudieron venir, están un poco ocupados, pero no es nada contra ti, ya sabes cómo es esto, entre mas rango mas trabajo.
Antes de que pudiera celebrar el cumpleaños y soplar esas 18 velas, cerro con fuerza la puerta, todos en ese lugar se quedaron impactados – ¿No le habrá gustado el pastel? Jeje – Melisa intento hacer una broma para ligerar la tensión.
Afuera, en la zona de entrenamiento, Laria paseaba. Andaba molesta, todos sabían que a ella no le gustaban las fiestas ni los cumpleaños ¿Qué estaban intentando hacer? Pero más que eso, quería saber porque soñó lo que soñó ¿Significaría algo?
Esa duda la hacía sentir rara, solo sabía una forma de afrontar sus emociones, sea cual sea, fue directamente a la armería que estaba enfrente de la cocina y la zona de entrenamiento. Tomar con sus manos el arma con mas filo que había, y volver.
Sin antes darse cuenta, ya sostenía una espada tan filosa que el reflejo del amanecer se podría deslumbrar por completo, dirigiéndose al muñeco de practica que tiene el mismo tamaño de Laria, 1.83 aproximadamente, totalmente de madera. Se posiciono, agarro con fuerza el mango y se dispuso a atacar, fue tan duro el golpe, que dejo una marca en el muñeco tan notable, si hubiera tenido una espada del doble del grosor de la que poseía, seguramente lo partiría a la mitad.
- Oye – Le hablo Melisa – Sé que no te gusta nada de esto, pero quería hacer algo lindo por ti, digo, cumples 18 años, el mas importante, por fin podrás ser una líder, siempre has querido eso ¿No?
- Eso es lo que más me incomoda
- Vamos, seguro serás una gran…- Las palabras de Melisa fueron interrumpidas por una voz muy profunda, que cada vez que la escuchas sientes como si fuera una persona que no importa lo que diga, le sueles creer, que seguirías hasta el fin del mundo.
- Chicas, tenemos un asunto que tratar – Explico – Síganme
El peculiar hombre, las guio hasta la sala madre que está a una puerta de la cocina, del lado izquierdo. Es enorme, pero curiosamente muy vacía, no había televisión, ni sillones, en general ningún mueble u objeto que no fueran necesarios, casi todo se rellenaba con cojines, mesas pequeñas, libros. Las paredes llenas de espejos y obras de arte, autorretratos, algunos eran familiares, otros eran héroes para ellos, y porcentaje menor, eran pinturas llenas de simbolismos y filosofías.
Es tan grande el lugar, que había muchísimas puertas, tantas que hay 4 pisos repletas de ellas, Lo grande y ancho del lugar, mas el hecho de que no tenían muchísimos objetos creaba del sonido mas diminuto, un eco enorme, en especial cuando no hay nadie. Todas las habitaciones son de miembros, cada uno con su respectiva cama, baño, y alguna que otra pertenecía personal, solo pocos eran los afortunados en tener un cuarto separado de los demás, y entre las personas con suerte se encuentran Laria y Melisa.
El de la voz gruesa abrió una puerta que esta escondida detrás de una librería, Con una llave dorado que la tiene colgada en el cuello, pero que no se alcanzaba a ver por su saco que la cubría, Uso esa llave para girar la cerradura. Enfrente de ellos hay una escalera en espiral hacia abajo, los esperaba un camino tan estrecho que solo podían avanzar uno a la vez. El pasillo es como el de un bunker, al ser de concreto y teniendo unas luces blancas que parpadeaban, le daba un ambiente sofocante. Al llegar, una entrada de metal les negaba el paso, el hombre se encargó de dar una contraseña, antes de que hicieran un gesto, la puerta metálica se abrió, dejando ver lo que había adentro. Un centro, eso era. Un lugar lleno de libros, hojas en la mesa, en varios tablones e incluso en el suelo, todas repletas de información, de personas que siguen en búsqueda, objetos perdidos, secretos de países y facciones enemigas, así como los suyos. Los únicos que podían entrar ahí, eran los propios líderes y alguno que consideraban digno, por lo cual, casi nadie sabía de ese lugar, para la mayoría solo son rumores.
- ¿Que ocurre Padre? – Pregunto Melisa.
- Miren esto – El hombre es bastante alto, mas que Laria, alcanzando 1.95, piel blanca, cejas firmes, y unos ojos cafés que mostraban confianza ante la situación mas complicada, del mismo color tiene su saco y sombrero, un pantalón que combinaba con su zapato, ambos son igual de negros, en el caso de sus zapatos, podrías ver hasta tu reflejo – Hay un collar muy valioso que debe ser encontrado.
- ¿Un collar? – Pregunta Melisa intrigada.
- Si vale mucho, se dice que su valor puede ser llegar hacer de una hoya repleta de monedas de oro, hay coleccionistas que pagarían muy bien por esto – Fue directamente a Laria, toco su hombro y le dijo – Estamos esforzándonos a encontrarlo, no somos los únicos que la buscamos, con ese dinero podríamos pagar nuestros gastos, tal vez por muchos años.
- ¡Bien! ¿Cuantos iremos? ¿100? ¿200? ¡Espera! ¿Si somos 200 podemos llamarnos equipo Melisa? – Melisa con gran entusiasmo como siempre, le hizo reír a él, de mejilla a mejilla. Laria ni tan si quiera mostro un gesto.
Melisa tenía 14 años, Rubia, de ojos azules, de unos 1.63 metros y una sonrisa más grande que cualquier luna menguante, por lo cual su visión de la vida es graciosa y un tanto inocente, eso la distinguía de forma muy especial en ese lugar, y en el corazón de muchos. Se llama Melisa Lockheart, pero todos la conocían como la pequeña Meli.
Laria en vez de parecerse a su hermana, la diferencia entre ambas es enorme, cabello castallo, ojos oscuros, y mientras Meli siempre le encantaba estar rodeada de gente, Laria se sentía mejor en la soledad, incluso cuando entrenaba. Su visión del mundo es seca, como si nada le causara una respuesta que no fuera la de tirar la mesa e ir se. El Yin y el Yang plenamente representados en ellas.
- No Meli – Aclaro el hombre – Lo que necesitamos es cautela y sigilo, por eso iran los que pienso que están mejor en esta misión.
Melisa solo pensaban en una cosa
- Serán: Parlo Adam, Amber, Laria, Melisa y yo.
- Mm… Adam ¿Ese debilucho? – Laria entre dientes aclaro su disgusto.
- AHHHH, tiene que ser una broma SIlas – Melisa con una molestia, le replico
- ¿Pasa algo Meli? – Pregunto Silas.
- No… Solo que como ya comienzan las clases, no quiero sobre esforzarme jeje.
- Meli… ¿Qué te dije sobre las mentiras?
- ahhhh – Suspiro – “Si miento, le miento a mi dios, a mi padre y a mi”
- Bien, ahora dime porque no quieres hacer la misión.
- Iba a ir con unos amigos a Lucierna.
- ¿Sera pronto?
- Un poco después de entrar a la escuela.
- Okay, intentare…- Silas fue interrumpido por un regaño que seguro se escucho fuera de esas paredes.
- Meli estúpida – Dijo Laria - ¿En serio le prestas mas atención a tus amigos que a tu propia familia?
- Pero…
- Cualquier excusa no vale – Laria la siguió regañando sin perdón, verla enojada era como un tigre que no ha comido en años, y que se despertó para cazar, en algo todos los Herfanes estaban de acuerdo, y es que con una mirada podía hacerte temblar – Señor, perdón por esta molestia, Melisa estará preparada cuando usted lo ordene ¿Verdad Hermana?
- Si… - Melisa responde un poco obligada.
- Perfecto – Silas se puso sus lentes y se sentó en la mesa ovalada que se situaba en el centro de todo – Pueden retirarse, cuando consiga mas información, les daré la orden de ir, mientras tanto, entrenen, que las podría llamar en cualquier momento.
Laria y Melisa hicieron una pose de respeto, que consiste en hacer una reverencia con su cabeza de 5 segundos, mientras a su vez, agachan los dedos, meñique y anular, los demás dedos se posicionan de una forma singular, como lo que hace un niño para simular una pistola, y se lo ponen en el pecho. Melisa uso su mano derecha, y Laria la izquierda, para que el simbolismo signifique muchísimo mas, se debe utilizar la mano que mas usan, en el caso de Melisa es diestra, y Laria zurda. Después de los 5 segundos, se dan la vuelta y proceden a ir se.
En el pasillo en el que anteriormente estaban, volvieron a platicar Laria y Melisa.
- Oye Laria
- Mhh.
- ¿No te parece raro que ahora estamos buscando a un collar?
- ¿De que hablas? – Seguían platicando mientras avanzaban por ese espacio estrecho
- Todas nuestras misiones han sido de buscar información, o atrapar criminales ¿Ahora de pronto buscamos dinero y un collar? Y para colmo, es ultra secreto, por algo envió pocos, y cada uno de ellos son cercanos a él. Es raro.
Laria paro en seco – ¿Ahora te lo tomas en serio, después de avergonzarme enfrente de Silas? No seas tan quisquillosa, si él tiene un motivo hay que creerle.
- Si, lo sé, pero sigue siendo raro – Melisa reafirma su posición.
- Shh – Laria recurre a callarla – No digas nada hasta salir de aquí, seré tu líder y debes aprender a obedecerme.
Melisa no produjo ningún ruido, ni tan siquiera una expresión en su cara, simplemente se calló y ambas siguieron adelante.
Al salir de ahí, las dos se encaminaron a su habitación. El sol ya estaba en lo alto, al estar durante mucho tiempo encerradas abajo, cuando salieron a la superficie, fue un golpe duro en la cara, Melisa deseaba bajar de nuevo. Con un poco de molestia en sus ojos, subieron en la escalera de piedra que conectaba con el cuarto, abrieron la puerta y aunque no lo parecería de un principio, es enorme, machismo mas que los otros dormitorios.
Las paredes, el piso, las alfombras, las cortinas, los sillones (Uno de cada lado) Son azules, no había ningún color que sobresaliera más que ese.
Una cama matrimonial ocupaba la mitad de la habitación (Que también es azul), unos buros al lado de la cama, uno por cada lado, en ellos había ropa, libros, y alguno que otro objeto personal, en el caso de Melisa, tiene unos lentes, dentro de su estuche, y en la parte de atrás, la leyenda – Para mí bebe, espero que algún día puedes ver, lo que ninguna persona puede – Junto unas iniciales, la R y la H estaban muy remarcadas. Siempre le intereso saber de quienes son los lentes, y quien es o era R.H.
Laria también tiene un objeto valioso, consistía en un cuadro pequeño que ilustraba una flor, nadie sabía que significaba eso para ella, ni su propia hermana tenía esa información, no suele contar cosas de su vida.
Mientras la arreglaban, oyeron tres golpes con el puño cerrado en la puerta. Abrieron lo mas rápido posible pensando que era urgente, pero su preocupación se volvió alegría al ver de quien se trata. Un adulto joven, de tez de morena, con una estatura moderada, unos 1.85.
- ¡Parlo! – Melisa se sorprendió al verlo tan pronto, lo único que sabia de él, fue hace semanas, donde se enteró que está en una misión, pero solo Parlo y Silas compartían los datos.
- ¡Meli¡, ¡Laria¡, las extrañe chicas – Él es de todos los miembros, que mas ha estado con las dos, y el que mejor las conoce, se convirtió en un tercer hermano para ellas.
- Miren quien volvió, cuéntanos alguna historia, estoy segura que viviste alguna que vale la pena relatar.
- ¡Claro Laria!, he reído, sufrido, incluso amado – Ha Parlo se le escapo una pequeña risa – ¿y a ustedes? ¿Cómo les fue sin mí?
Sin clases, sin misiones, sin escuela, y ningún otro ocio, parecería que no había nada y que ambas estuvieran aburridas, pero a pesar, de que Laria en efecto se sentía un poco vacía, y solo pudo responder con un “Nada interesante”, Melisa veía cualquier cosa interesante y divertida, le conto sobre el día en que se lastimo en un entrenamiento, justo en la rodilla, pero que sus amigos estuvieron con ella, le hablo de que por curiosidad, siguió a una sola hormiga, hasta su hormiguero, de cómo casi le gana en Ajedrez a María, en fin, varias historias divertidas.
- Jajaja, me alegro por ti Meli – Dijo Parlo – Bueno, acaba de comenzar el día, tenemos mucho que hacer, las veré en la hora de la comida.
Después de que se despidieran, las hermanas Lockheart fueron a comer a la sala madre, habían llegado un poco tarde, pero todavía había algo para ellas. Melisa, Parlo, Laria, Amber, y Marcos se sentaron juntos en el piso para comer, todos querían saber lo que
Parlo había vivido en estas semanas, algunas cosas, no las pudo decir por razones de con fidelidad, pero intento responder todo lo que pudo
- Hey Parlo, dijiste que incluso amaste ¿Quién era? ¿Cuántos años tenia? ¿Cómo la conociste? Necesito saberlo todo.
- Cálmate un poco Meli jejeje, - Se podía ver el brillo en los ojos de la pequeña por saber - ah, pues fue una chica muy hermosa, la conocí en una panadería, trabaja ahí, le ayudé a subir unos costales de harina al camión, como tenía tiempo decidimos quedarnos un rato largo para hablar, fue alguien que me ayudo a no volverme loco en tiempos en los que la soledad era mi única amiga.
- ¿Te acostaste con ella?
- ¡Amber! ¿Cómo le preguntas eso?… ¿Pero lo hiciste Parlo? – Amber tiene el caballo gris y en forma de hongo, una estatura muy similar a la de Meli, ella no tiene pena con nada, es como si todo le diera exactamente lo mismo.
- No te preocupes, supongo que tienen curiosidad, pero esta Meli y le puede traumar mi respuesta – Todos se empezaron a carcajear, incluso Laria soltó una leve sonrisa
- ¡Oigan, dejen de tratarme como una niña! – Melisa quería reírse del chiste, pero mostro como un falso enojo para no darle la razón a Parlo.
- Pero eres una niña, je – Amber sacudió el cabello de Meli
- Jajajaj, para que negarlo, si fue divertido – Se dio cuenta no podía seguir ocultando su risa
En la comida, todos se la pasaron bien, contaron anécdotas y después de mucho tiempo, todos se sentía como una familia otra vez, aunque todo lo bueno debe terminar, y asi fue, enseguida de terminar de comer, entrenaron alrededor de seis horas, fueron a un patio que de hecho parecen terrenos, fuera de la instalación, es gigante, lo suficiente para que pueden albergar hasta 300 personas entrenando, con sus propios muñecos, pesas y largo etc., para sentirte que puedes mejorar en cada aspecto que desees, incluso hay maestro de varias artes marciales, que anteriormente también eran Herfanes como los propios chicos y adultos que siguen practicando.
Había cuatro tipos de rangos, el primero es el cargo de Lider, algo que solo tres personas actualmente lo tenían, Parlo, Maria y Silas, son lo mejor de lo mejor.
El segundo es la Elite, solo los que más tenían habilidad, inteligencia, fortaleza y que demuestran día a día su combate excepcional, entre ellos están Melisa, Laria, Marco, Amber y otros mas. Ellos no practican con los demás, sino en la zona de entrenamiento que está adentro.
El tercero consiste en practicantes o de plano gente que nunca alcanza a la gente de Elite, y realiza misiones de menor rango, algunos esperan ser de más utilidad en un futuro.
Y el ultimo rango es ayudante, son personas que generalmente no combaten, y se dedican a otra cosa, cocineros, jardineros, de limpieza o médicos, ellos suelen ser lo que mas apoyo consiguen para su estudio.
Una vez hayan terminado, suelen tener tiempo libre, Melisa fue con otros miembros a comprar helados, su favorito es el de vainilla, y en eso, Laria leía, un cuento, es interesante, habla de cómo un lobo dejo su manada, para buscar una mejor vida, un librito que normalmente se les contaba a los niños, pero eso no fue suficiente para que no le encante.
Como todos los días, llego la hora de dormir, se pusieron sus pillamas, cenaron, y se acostaron juntas, Melisa con el día tan gracioso y productivo que tuvo, iba a descansar bien, el problema es Laria, que cuando soñó lo de su hermana, no le pareció gracioso ni
para recordar, esperaba que en un futuro no pasara nada, y que olvidara pronto, esa terrible pesadilla.
submitted by Librarii to escribir [link] [comments]


2020.08.01 05:57 vicvegajuas_36 Aquellas veces que vi a la muerte.

Supongo que para estar al borde de llegar al 20% de mi vida (suponiendo que no muera antes de los 80) la muerte ha estado muy presente en mi corta vida. Tengo 5 "historias" que creo que valen la pena contar. En cada una el miedo estaba presente, y más que nada en la última. Pero empecemos por el principio.
Si no mal recuerdo, la primera experiencia que tuve fue con algún pez. Siempre he sido un fan de la acuariofilia. Obviamente que a mi temprana edad de 3 o 4 años no podía meter mano en la pecera, ese era un asunto más de mis padres. Pero era el que más la miraba. Vaya, que mi vista estaba perdida en ese tanque lleno de peces coloridos y hermosos. Y sin venir a cuento, miro por donde la vista usualmente no llega, y ahí está... Un pez que le han arrancado la cabeza mientras es devorado por los demás. Por aquellos compañeros con los que compartió su vida. No sabía muy bien qué pasaba, así que lo trataba de ignorar, aun cuando me daba cierto disgusto.
Pero eso solo fue el principio. Me gustaría que, en beneficio de la narrativa pudiera ir subiendo las cosas poco a poco, pero la vida no me dejó. Mi siguiente experiencia fue no un peldaño más arriba, sino un piso.
Vacaciones, en algún punto entre 2009 y 2011. Un pariente lejano fue asesinado a tiros. Yo no sabía quién era, ni siquiera a que familiares debería apuntar la mirada para medianamente comprender a quienes estábamos yendo a visitar al otro lado de país. Un viaje en carretera sorprendentemente divertido de unas 7 horas fue lo primero que me tocó. Hasta hubo una "canción de viaje" (Vuela Vuela, de Magneto. Aunque estoy seguro que realmente me estoy equivocando). Vamos, que por al menos un rato, todo parecía un viaje de vacaciones. Hasta que llegamos a una parte donde un cartel verde enorme anunciaba en una forma medio tenebrosa el nombre de aquel pueblo. Recuerdo que, casi de forma automática, apagaron la música. Pregunté el por qué, y la respuesta fue "Respeto al muerto"
No creo que pueda entender, incluso aun hoy en día el porqué de eso. No creo que ningún muerto pierda el tiempo en ir a regañarte, gritando "¡Apaga tu puta música, o no me muero!" Da igual.
Y la duda en mí no paró. Llegamos a la casa de esas personas una hora después. Me quedé pensando si el muerto me estaba oyendo. Y en el momento que una nota saliera del auto, reviviría o algo. Llegamos a la casa de la madre de este chico, todo era lúgubre. En este hermoso país (México), la muerte es diferente en cada lugar. Hay algunos que celebran casi de forma literal, va medio pueblo, tiran cohetes, sirven comida... y en otros es más ligero. Entierra y vámonos. Esa vez, era lo primero. Dios, pero vaya que era raro. Medio mundo estaba pálido. La madre del chico no la recuerdo mucho, pero era la que mejor se lo tomaba por lo que podía ver. Y ahí estuve, preguntándome si debía estar triste, o normal por una persona que ni siquiera sabía cómo era su cara, pero cuyo cuerpo en medio de la casa, guardado en una caja blanca. (y la vida me enseñaría, casi una década después de lo mal que estaba en sentirme "normal" ante la muerte de un desconocido, pero en un momento vamos a eso)
Siguiente día. Toda la familia está con mejor "ánimo". Era hora de llevar el cuerpo. Llegamos al cementerio, y nosotros nos mantenemos alejados del lugar de la familia. Y la madre, abrió el cajón, miró el cadáver, lloró, y lo cerró. Fue algo corto. Pero mi mente me ponía esa morbosidad de querer ver el cuerpo. Pensaba que aún tenía agujeros, o que estaría sangrando. Cierran finalmente ese cajón, y con una grúa, en un hoyo probablemente hecho en la madrugada, metieron el cajón. Ahí pasaron muchas cosas que pude comprender a medias. Alguien se tira a ese hoyo, lleva una especie de jícara con lo que creo que eran gusanos, y los coloca dentro del ataúd, abriéndolo lo justo para meter eso. Después, a todos nos dan una rosa. Aun me pregunto qué estaba pasando por mi cabeza, pero sentía que era un juego. Quien pudiera tirarla en el mero centro del cajón, ganaba. ¿Por? No lo sé, ideas retorcidas de un niño. Y se acabó. Cuando nos largamos de ahí, ya en la noche, me puse un poco feliz.
Al fin podía escuchar música de nuevo.
El tiempo pasó, e ignorando a la muerte de un perro que convivió con nosotros menos de una semana, y uno que otro pez... todo estaba tranquilo.
Lo más cercano que llegué a ver a eso, fueron mis propios intentos de matarme. No, nunca fue nada peligroso, pero supongo que estuve cerca. Lo peor que me pasó es que me drogué con unas pastillas que ni siquiera sabía para qué eran. Y, ahora que lo pienso, diablos. Tenía unos 9 años cuando eso pasó. En ese momento estaba mal, pero no sé qué me llevó a pensar a hacer eso. Supongo que la idea de que jodería a todos haciendo que no pudieran escuchar música por semanas jeje. Y lo peor no me llegaría, eso sería para la secundaria. Pero eso ya es harina de otro costal, otro costal feo y enorme.
Mi abuela falleció a la mitad de la secundaria. No te engañaré, era una persona que amaba mucho. No solo por la gran persona que era, si no por su relación conmigo. Vamos, que era el nieto preferido (de entre unos 15) y era un honor. Más que nada creo que porque éramos amigos. Buenos amigos...
Todo fue repentino. Esteba en el cine junto a mi papá en una noche de jueves, viendo el estreno de "Star wars: Los ultimos jedi", y mi madre le habla a mi padre. Me dice con cierta tranquilidad que mi abuela está mal, y si deberíamos salirnos e ir a verla. Pero su tono de voz era muy casual. Demasiado... No era la primera vez que ella se ponía mal. Venga, que ya llevaba 85 primaveras. Así que le dije que mejor la buscaríamos mañana.
Viernes. Es un día espectacularmente feliz. Tenía mi clase favorita, a mis amigos, y simplemente era el hecho de ser viernes. Pero a la salida veo a mi madre, vestida de negro. La saludo, y la noto muy seria. Mi primera pregunta, era como estaba mi abuela. No hay respuesta. Insisto. No hay respuesta. Me enojo un poco, y tratando de dejar de lado ese pensamiento que estaba dominando mi cerebro le pregunto una vez más. Todos los hijos conocemos a ese lado inusual de nuestros padres, aquel lado frio e incómodo. Y ese lado se manifestó al decirme que me diría en el auto.
Y sentado, un poco mareado y con mi corazón desbocándose fue como me enteré que mi abuela había muerto. Trataron de decirme de una forma dulce, pero creo que fue para peor. La verdad, fue todo muy triste al principio. Y fue por un par de años la vez que más miedo pasé. Llegar a una funeraria, y entrar a aquella sala privada, con mis familiares llorando y vestidos de nuevo de negro.
Pero cuando el miedo llegó sin avisar, fue cuando mi madre me obligó a ver al cadáver de mi abuela. Me resistí. No quería. Definitivamente no. Pero, una cuestión de religión, o, quizás la necesidad de que yo también sufriera lo que todos pasaban, tuve que verla tras ese cristal. Y ahí estaba. No sé qué decir realmente sobre esto. Se veía en paz al fin. Y eso era un poco reconfortante.
Las horas pasaron, y más gente llegaba. Hubo un rezo, en la última noche. No aguante. No, no podía soportar estar por media hora rogando porque el alma de mi abuela no fuera al purgatorio. Era algo horrible. Y, con todo respeto a la gente que cree en dios, todo aquello fue una de las razones por las que hoy en día me considero agnóstico. Ese tiempo durante el largo rezo fue horrible. No me sentía "agarrado" por dios. Me sentía simplemente abandonado, rezándole al aire por el alma de una persona que en vida fue un pan de... dios.
Pero llegó el siguiente día. Al entierro llegaron, al menos creo yo, más de 70 personas. Ahí me di cuenta de una cosa. Por más triste que fuera la cosa, mi abuela tuvo 85 años para hacer lo que quisiera con su vida. Y se veía reflejado en la cara de los demás. Más de 70 personas, deprimidas por la partida de una persona así. Y ahí... ahí más que nada empecé a sentir respeto. Su tiempo en esta tierra había terminado, pero la había usado para ser una gran persona. Y para sacar a adelante a los demás. Y, cuando la enterraron encima de mi abuelo, quien se había adelantado hacía más de 18 años, si, estaba llorando... pero al mismo tiempo no podía sentirme tan orgulloso y suertudo de haber compartido una buena parte de mi vida con alguien así.
Al menos yo sí... porque mis tíos... tremendos bastardos. Me reía de los chistes de los terrenos de la abuela, pero santo dios. No creía que en menos de 72 horas tras estar bajo el suelo, mis familiares mostrarían su verdadera... saña.
Cuando la navidad llegó, la familia estaba destrozada. Y no tenía miedo de que jamás nos veríamos de nuevo. De hecho... me sentía tranquilo al entender lo pendejos y roñosos que eran.
La muerte quiso divertirse una vez más. Y, en menos de un año, se llevó al tío más veterano. No habría pasado un mes de la muerte de mi abuela cuando el cáncer llegó.
Él fue una buena persona durante 60 de sus 61 años vividos. Pero cambió. No sé si culpar a algo en específico. Pero simplemente, algo salió de él. La verdad es que no me daría miedo decir que fue un poco cabrón un par de meses antes de la tragedia. Pero es lo que hay con la muerte. Y mi tío, mi tío sabía cuándo moriría. No creo que estuviera listo para ver a la muerte de frente los primeros meses (de ahí porque se convirtió en un cabrón), pero al final, él y su familia lo aceptaron. Y, la vida, como queriendo jugar con nosotros, de nuevo nos informó con una llamada mientras que estábamos viendo una película, de que estaba grave. Pero al menos esta vez, estábamos seguros de que "eso" pasaría.
Supongo que la historia se repite en gran parte. De nuevo entre a una funeraria llena de gente llorando, y de nuevo me obligaron a ver su cadáver. Si, se veía muy diferente a aquel tío que conocí en las reuniones familiares, fiestas y quien había sido la primera persona en darme dinero por trabajar.
No me sentía tan mal. De hecho, me sentía mal por no sentirme mal. Y peor aún me sentía porque me reí en su funeral. Estaba con una buena amiga, y la verdad, solo tratamos de animarnos un poco. No, no me burlaba de él. Si no, solo trataba de buscarle la irreverencia a todo esto. Además, si no lo hacía, mi ansiedad me mataría. No soporto los funerales. Es un NO para mí. Ese rollo de tener un cadáver rodeado de gente me parece medio diabólico. Más para ser algo usual en la religión. Aquí solo puedo decir que me sentí... triste de nuevo. Pero, también un poco... ¿agradecido? Por el hecho de que dejó de sufrir. Y, eso siempre es bueno.
Pero nada me prepararía para ver la transformación de la muerte en carne propia.
Pasaron 2 años. Y finalmente estaba en la preparatoria. No me iba mal. Me sentía en un lugar donde, aunque aún estaba la inmadurez clásica de adolescente, no todos eran unos sínicos de morondanga. Las personas que odiaba se habían ido, y aquellos que no, pareció que el hecho de que los "malotes" dejarán el colegio, les había dado la libertad para actuar como eran realmente.
Llega el día. Viernes, última clase. Aquel maestro de Física que era apodado de forma cariñosa como "Frozono" por su aspecto ridículamente parecido al personaje de Pixar dejó un proyecto:
Ir a un parque de atracciones y hacer los cálculos para medir cuanta velocidad hace un juego.
¿Sencillo, no?
Además, iría con mi equipo de física. Sería la primera vez que saldría con mis amigos un día entero por decisión propia (bueno, obligada por un maestro solo un poco).
Sentí un poco como si creciera. Que ya estaba haciéndome el "adulto" (con 14 años...)
Y llegó el sábado. Inclusive me levanté temprano ese día. Salí con mi madre y llegué al lugar donde debíamos ir. Y los encontré en la mera entrada. Nos saludamos, reímos y entramos... sin saber que habíamos entrado en una ruleta rusa de 20 personas.
Hicimos esa madre de experimento. Y, algo que noté desde el principio era que todo era viejo. Pero suponía que era normal, con la "historia" tan larga de ese lugar. Tras subirnos a ese juego, y tomar el tiempo, suponíamos que era todo. Pero, la única adulta que estaba en ese momento con nosotros, decidió que nos compraría un pase para todo el día. Su hijo es una persona solitaria, y se sentía feliz de vernos juntos como amigos.
Y el revólver con veinte balas comenzó a girar. Con las balas yendo y viniendo. Sin saber si dispararía las veinte, o si se atascaría...
Mi amigo estaba aterrado de mi propuesta de subirnos a todas las montañas rusas. Y yo quería empezar con la más vieja. Una bella montaña de madera blanca. Pero a él le aterraba. Y no lo negaré, a mí también. Pero yo estaba convencido que debía perderles el miedo. Por lo que di la idea de finalmente ir primero a la más nueva. Una de metal que parecía no tener más de 5 años ahí.
Vamos, y la fila es sorprendentemente corta. No más de 30 personas. Llegamos. Va la primera vuelta. Seguimos siendo treinta. Hablamos de cosas banales. Segunda vuelta. La fila preferencial nos mantiene con 25 personas. Ahora nos quedamos sin temas de conversación. Tercera vuelta. No había muchos en esa fila preferencial, por lo que ahora somos 16. Bromeo con la película de Destino Final 3 al ver bien el juego, que estaba en terrible estado. Risas. Silencio. Cuarta vuelta. Parece ser nuestro turno. Pero esa fila preferencial... esa cosa salvó a aquellos que pagaron un poco más. El número se queda así y seguimos de pie... Quinta vuelta. Durante esta, llega un par de parejas. Jóvenes. Nunca me dirigieron la palabra, pero automáticamente me cayeron bien. No llega nadie por la fila preferencial. Al fin vamos todos. Estoy un poco nervioso, pero sorprendentemente feliz para lo que estaba a punto de hacer. Los tres queríamos ir en la parte de atrás. "¡Se siente mejor!" o "está con madre el jalón"
Pero, hubo algo en mí, que me dijo que deberíamos respetar la fila. Casi cuando mis amigos estaban por entrar en el vagón. Y nos metimos al penúltimo. Ahora estaba muy feliz. Y la máquina comenzó a andar justo cuando el dichoso último vagón estaba siendo asegurado. Ahí iban esas dos parejas. El juego comienza. Una enorme cuesta nos presenta el camino. Y sin saberlo, el revólver ya estaba listo, cargado y apuntando. Llegamos a la bajada. El juego para un poco sin detenerse.
Y caemos. Empiezo a gritar. Estoy gozando esto. Estoy feliz. Ya no le tenía miedo. Bajamos a más de 60 kilómetros por hora. Tomamos una curva y el juego vuelve a subir.
Y caemos. Pero esta vez llega mi mayor miedo. Los loops. 2. Los tomamos sin siquiera darnos cuenta de lo que pasaba. Volvemos a subir una vez más a por el último loop.
Y caemos. Tomamos el loop, estoy gritando a todo pulmón. Una fuerza gigantesca provoca que mi cuerpo vaya hacia abajo. Un fuerte golpe se escucha. Mi pierna. Mi pierna duele mucho de la nada. Subimos de nuevo.
Y caen. Una pequeña bajada es tomada con mucha fuerza, pero la subida ya no. El tren empieza a columpiarse al no tener fuerza. Puedo levantar al fin la mirada.
Mi primer pensamiento fue que había sucedido un error. Que pronto volvería a su normalidad y terminaríamos el recorrido. Mi siguiente pensamiento fue que estaban ya preparándose para Halloween desde septiembre, ya que había un vagón estrellado en el suelo. Simulando un accidente.
Tuvieron que pasar segundos para que mi mente se coordinara con mis ojos. Ese adorno tenía a dos personas. Y aquel vagón no era un adorno. Hace menos de cinco segundos estaba detrás de nosotros.
A algo se dirige mi vista. Como cuando la pecera. A ese lugar incómodo donde la vista no debía ir.
Ahí estaba el pez. Solo que era el joven simpático. Y al igual que ese pez, le faltaba una parte de la cabeza. Sentí una coordinación bizarra, ya que cuando comprendí lo que estaba pasando, y empecé a gritar, todos los demás se me unieron.
Miré a mi amigo. Tenía sangre en la cara. De nuevo voltee a mirar el juego. La sangre estaba hasta lo más alto de este. Y vuelvo a mirar a ese joven. Está aún vivo. Con un espacio en su cabeza donde hay un charco de sangre, más otro que hay en el suelo con restos de carne. Y ahí fue la vez que más miedo sentí en mi vida. Estaba viendo por primera vez a la muerte en todas sus fases. Ví como el chico, desorientado y con su playera blanca que revelaba la cantidad de sangre que perdía, tratando de mirar a su pareja. Tratando de abrazarla. Tratando de levantar su cabeza, ya que por la posición del carro literalmente se le estaba saliendo el cerebro. Y finalmente, se dejó de mover, en los brazos de su novia.
Casi dos minutos después alguien se asoma a ver que estaba pasando. Cuando esas personas que parecían no ser las que deberían salvarnos, hacían lo que podían por sacarnos de ahí me dí cuenta de algo. Faltaban los otros dos. Y le preguntaba a mi amigo que tenía la cara pálida, y la sangre cayendo por su mejilla donde estaban. Nada. No hay respuesta. Y sin saberlo, uno de ellos estaba tirado un poco adelante del vagón, sin que ninguno de nosotros lo viéramos. Muerto. Y la otra chica, estaba viva, pero aun así tirada.
Nos quitan la seguridad y nos ayudan a bajar. Sigo aterrado por ver como ese tipo esta palidecía más y más con una cara perdida. Y su novia solo lo abrazaba. Aún caía la sangre de su cabeza.
Cuando pude bajar sentí el dolor en mi pierna. Casi tropiezo. Doy una mirada al charco de sangre. Y escucho algo que me parte el corazón. Una niña. No debía de tener más de 10 años. Le llora a su papá por que pisó un pedazo de cerebro. Alguien comienza a vomitar. Una guardia nos abraza y nos dice que todo estará bien. Y, como una última broma de ese macabro juego, miro al suelo tratando de tranquilizarme. Como en una película veo gotas de sangre que cada vez se hacen más grandes hasta que llegan a un pedazo de cráneo con un poco de cerebro. Con una voz débil le pregunto a la guardia si eso es lo que creo, a lo que me dice que sí, y que siguiera.
Nos encerraron en una habitación.
No revisiones médicas, ni tranquilidad.
No escucho nada. Mi cabeza repite una y otra vez la escena.
Cuando recuperé un poco el sentido de todo, solo era caos y más caos. Gente llorando. Gente abrazando a sus familiares. Mi amigo peleando con un guardia y la madre de mi amigo abrazándolo entre lágrimas.
Y al fin, tras lo que pudieron ser 5 minutos, pero se sintieron horas, comprendí lo que pasó.
Vi a alguien morir.
No creo que sea necesario detallar que pasó después. Simplemente tuvimos que salir corriendo de ese lugar. Tuve que dejar la escuela por un mes. Y tuve que tomar hasta una medicación. Me hundí en una depresión y la ansiedad me asesinaba.
Lo pienso, y es irónico. Pero la muerte por la que más he sufrido fue de un completo extraño.
Reflexionado un poco sobre esto, ya a casi un puto año de eso, aquí me doy cuenta de que esa fue la vez que más miedo pasé. No solo por la impresión. Fue algo tan fuerte que hizo que un escritor de horror, que le gusta escribir y ver escenas gore estuviera perturbado por algo así.
No solo porque el tipo murió en manos de su novia.
No solo porque no debía tener más de 20 años.
No solo por la sangre.
Si no por el hecho de ver todo. A lujo de detalle. Y pensar que de alguna forma esa persona estaba viva. Y además, por el hecho de que por nada pude haber sido el que hubiera tenido la cabeza partida. Por un largo momento me culpé a mí mismo. Que yo los había asesinado. Y que era mi culpa. El miedo estuvo conmigo por más de 5 meses. Empecé a verlo. Con la cabeza abierta, sangrando y parado en la puerta de mi cuarto en la madrugada. Ese mismo miedo me perturbó el sueño. Cada que soñaba, era lo mismo. Sangre y montañas. (Inclusive ahora, me tiemblan un poco las manos y me cuesta tantito respirar al escribir esto)
Y, si lo de mi abuela no me había hecho completamente agnóstico, esto si.
Todo mundo le agradecía a dios que estaba vivo. Cosa que creo entender. Lo que ya no, es que me pidieran que yo hiciera lo mismo. ¿Qué le voy a agradecer a dios? ¿Qué me salvó por alguna razón a mí, mientras dejaba que otros dos murieran en mi cara? ¿No pudo evitar todo desde el principio?
Lo dejé en claro. Dios me ha abandonado. Desde hace mucho tiempo. Y yo no tengo ningún problema con eso. Es más, me siento más libre. Y no pienso en creer en algo así. Pero por favor. No me hagan creer en que debo de estar en deuda o algo.
Como dijo en su tiempo el Sr. Ricky Gervais: "Al final se morirán tus padres, tus amigos, y tú"
Y como dijo... (¿Era un filósofo o un científico?) Una persona más inteligente que yo hace mucho tiempo: "El orden de los factores no afecta a el producto"
Juro por dios (espera...) que no quiero terminar en una nota baja porque puedo. Así que tomen esto como una nota cruda, realista y atemorizante que puede que casualmente sea baja.
La muerte es inevitable. Eso es obvio. Y cada quien la verá sí o sí. Si tienes suerte de que de alguna forma nadie de tus cercanos muera, tú lo harás. Ella nos está acechando. Y debemos vivir con eso. Ya ni siquiera creo que debamos actuar como paranoicos. Digo, no te estoy pidiendo que seas imprudente. Matate tú, no a otros. Y si es mejor, deja que algo más allá que tus propias manos lo hagan. No vale la pena. Y si lo vas a hacer, asegúrate de que funcione. Porque si no... Sigues vivo, y arruinado. Da igual. Solo hay dos formas de morir. Sabiendo que lo harás, o no. Vive la vida con prudencia. No te estanques en pensar que de algo hay que morir. Solo acéptalo y continua.
Estoy marcado por la muerte. Mi "corta" edad ya sirve para contar malas historias con ella. Y mi futuro estará ligado con ella. Me gusta el horror. Matar gente con solo el poder de los dedos. Y, además quisiera ser un paleontólogo. Básicamente investigar cosas que están tan muertas que son rocas. Rayos. Yo solo me metí el pie con esto. Mi mayor miedo, creo que no es que me muera, si no que los demás lo hagan. Y tremendas profesiones agarré para tener miedo.
Pero supongo que está bien. Al fin y al cabo la vida termina de un momento a otro. "Estás vivo" "¡Pues ya no, felicidades!"
Es, por más rudo que suene, es un 50% suerte y un 50% tu responsabilidad mantenerte vivo. Una ruleta rusa que te dará sí o sí. Creo que lo que quiero concluir es que por algo estamos vivos. Y también por algo nos morimos tan fácil. Al final eso no importa. Como dicen "Vales más por cómo viviste que por cómo moriste" Cuando estés en el suelo sangrando, en el hospital entubado, cayendo de un avión, o siendo prendido en llamas por un loco, al final solo valdrá la pregunta "¿Hice algo bueno con mi vida?
Y mirarás a la muerte directo a los ojos por primera y única vez, mientras todo se apaga lentamente y tu existencia termina...
submitted by vicvegajuas_36 to eldiario [link] [comments]


2020.05.23 01:36 Arquiubo ¿Cómo descubriste que eras asexual?

No fue fácil. Me llamo Jennifer y desde que era adolescente nunca me han interesado los chicos. Tengo 23 años y pues recuerdo que en la secundaria no me interesaban los chicos, o sea, uno de puberto/adolescente no se pone a pensar: "oye, pues es que igual no te gustan los chicos, si no las chicas". No, al menos no en mi "época" por así decirlo, no es como que ya sea súper adulta pero no sé cómo decirlo. El punto es que yo siento que antes hablar de la homosexualidad no era tan común como ahora. Quizá exagero pero bueeeeno. El punto es que yo no podía pensar eso. Porque no tenía la cultura. Entonces yo pensaba "¿por qué no me puedo fijar en los chicos?" "¿Por qué mis amigas me dicen que les parece atractivo ese chico? Cuando a mí solo se me hace...equis" Y yo le decía a mi mamá "mamá es que no me gustan los chicos, pero tampoco las chicas, no te asustes" Y ella me decía "es que todavía estás muy pequeña para eso" Y sí. Esa fue una perfecta excusa que use hasta la universidad .-. Jajajajaja. Porque seguían sin gustarme los chicoooooos. En ningún sentido. No despertaba en mí el deseo sexual. Que después supe que la gente tiene e.e wtf. Una amiga una vez me dijo "sí we, es que empiezas a sentir como ganas de coger, de follar, como que algo en ti existe que te pone caliente, y pues sientes ese impulso" y me quedé de "¡QUÉ!" “¡Mentira!” “¿Cómo que lo sientes? Que chingadoooos”. Nooooo. Le dije que no mamara xD Y ella de "weyyy siiii que pedo contigo". Y pues yo estaba neta bien confundida. Y luego así pasó mucho tiempo hasta que en la uni ya más LGBT informada, me dije "¿y si no me gustan los chicos? Por eso no siento ese impulso que dicen" Y fue cuando me dije "entonces soy lesbiana". Y pues me puse a platicar con amigas que se me hacían bonitas y que acaba como de conocer. Invité una a una cita. Le compré hasta una rosa. Le pagué la cena. Todo bien romanticoooo. Estaba bien hermosa esa chica. Y esa chica se veía que igual quería conmigo. Y entonces ya, acabó la cita, la fui a dejar a su casa. Regresé a la mía, me metí a mi cuarto y neta juro que dije "¿qué chingados acabo de hacer?" Jajajajaja ¡no sentí nada! Aaagghhh. Solo ilusioné a esa tipa. En seguida le mandé mensaje y le dije que pensé que me gustaba pero que me di cuenta que no en esta cita y ella se sacó súper de pedo porque todo parecía indicar que nos habíamos llevado súper bien. Y pues siiii. yo me divertí mucho, pero fue como salir con otra amiga y pues ya, se enojó con justa razón. Neta todo lo que hice fue con indicios de salir como pareja en un futuro. Aunque nunca la besé o tomé de la mano. Solo salimos a una cita normal. Pero yo le di una rosa y le invité cosas. Era súper obvio que eso se ve que estás flirteando ¿o me equivoco? y pues obvio no soy un robot. Conozco que esas cosas hacen los novios y así. Entonces me dije "pues lo hago yo igual" Y luego les contaba a mis amigos que hice eso y me decían "es que no era la indicada, por eso no te gustó, ya llegará la indicada, no te preocupes". ¡PERO ES QUE ESE ERA EL MALDITO PROBLEMA! Que ellos siempre, SIEMPRE me hablaban como si A FUERZAS en un futuro yo debía encontrar a alguien. Cuando en realidad a mí no me importaba. A nadie, NADIE, en serio NADIE se le podía ocurrir decirme "pues es que quizá no te gusta nadie y nunca te va a gustar nadie y eso está bien" Porque en esta sociedad todo mundo normaliza que todos los seres humanos buscan estar con alguien siempre. ¡POR QUE SON ASÍ! Y yo estaba tonta. Obvio tampoco se me ocurría pensar eso a mí. Es como antes. Que las mamás y las tías le decían a las hijas "cuando seas grande te vas a casar y vas a tener hijos". O el típico "cuando tengas hijos vas a entenderlo". Ese "CUANDO TENGAS HIJOS". Es como dar por HECHO que vas a tener hijos. Como súper normalizarlo. Y weeeey. Recuerdo que me decían eso de niña mi mamá y mis tías. De que cuando me embarazara me iba a doler el parto. Y yo neta de niña, de 7 años, neta juro que contaba con mis dedos cuantos años me faltaban para embarazarme porque NO QUERÍA. Porque me daba miedo que me doliera. Pero es que neta a nadie se le pudo ocurrir decirme: "pero si no quieres embarazarte está bien”. ¿Por qué son asiiiii? Yo de niña no tenía la capacidad de pensar por mí misma que también existe esa posibilidad. Los adultos estereotipan taaanto. Al menos cuando yo era niña me decían lo que iba a pasar. “Te vas a casar, con un hombre, te vas a enamorar, te vas a embarazar, vas a formar tu familia” AAAHHHH. Y luego en la prepa era igual. "Te vas a enamorar", "Ya llegará alguien" "Es que no era el indicado". Yo rodeada de todos esos consejos por más de 20 años. ¡No jodas! …y entonces. Ufff. Llegó alguien. Que me dijo: "oye ¿y si eres asexual?". Fue gracias a ese alguien que yo dije "¿qué chingados es eso?" Jajajaja. Lo google. Leí el significado y pueeees, al principio como cualquier closetero de antaño me dije: "Nah... que?" Jajajaja. Eso no existe. Nadie es asexual. ¿Qué mamadas son esas? ¿Qué acaso me reproduzco por mitosis o qué? XD ...Yo en la actualidad soy estudiante de medicina. Llevé clases de psiquiatría y psicología. Entonces le pregunté al doctor que nos daba clase que qué onda con la gente que era asexual. Y me dijo que esa mamada no existe .-. Y luegoooo conocí a ese personaje que se llama “Torombolo”. O en inglés “Jughead”. Es de la serie de cómics de Archie. Bueno, yo soy fan de los cómics desde la prepa y me gusta coleccionarlos. Entonces hace unos 3 años que salieron los comics de Archie en México y pues los empecé a comprar. Ahí andaba leyendo yo bien feliz. Y que de la nada un personaje le dice a Torombolo: "ugh, es que tu no lo entenderías Torombolo, tú eres asexual" y yo me quedé de: “Ah!!!!!?????” Jajajajjaja. Y en todos los números del cómic tratan la asexualidad se Torombolo, ¿adivinen cómo? COMO ALGO NORMAL. Como algo que existe y ya. Y pues mientras leía los cómics me sentía tan pero tan identificada con TODO. Todo lo que hacia Torombolo YO LO HACÍA. Que no le gustara que lo tocaran y se apartaba o se hacía a un lado, que se ponía celoso cuando su mejor amigo Archie salía con chicas pero no porque estuviera enamorado de Archie. Jajajaja Es muy bonito cuando encuentras a un personaje con el que te identificas. Nunca había podido identificarme con alguien. Tanto que lloré leyendo los cómics de Torombolo. Tardé 20 años... 20 años en salir del "clóset asexual". Tengo 23. No llevo mucho sabiendo ahora firmemente que soy asexual. Y ahora por fin puedo decirlo con ORGULLO. 😏
submitted by Arquiubo to aaaaaaacccccccce [link] [comments]


2020.05.23 01:34 Arquiubo ¿Cómo descubriste que eras asexual?

No fue fácil. Me llamo Jennifer y desde que era adolescente nunca me han interesado los chicos. Tengo 23 años y pues recuerdo que en la secundaria no me interesaban los chicos, o sea, uno de puberto/adolescente no se pone a pensar: "oye, pues es que igual no te gustan los chicos, si no las chicas". No, al menos no en mi "época" por así decirlo, no es como que ya sea súper adulta pero no sé cómo decirlo. El punto es que yo siento que antes hablar de la homosexualidad no era tan común como ahora. Quizá exagero pero bueeeeno. El punto es que yo no podía pensar eso. Porque no tenía la cultura. Entonces yo pensaba "¿por qué no me puedo fijar en los chicos?" "¿Por qué mis amigas me dicen que les parece atractivo ese chico? Cuando a mí solo se me hace...equis" Y yo le decía a mi mamá "mamá es que no me gustan los chicos, pero tampoco las chicas, no te asustes" Y ella me decía "es que todavía estás muy pequeña para eso" Y sí. Esa fue una perfecta excusa que use hasta la universidad .-. Jajajajaja. Porque seguían sin gustarme los chicoooooos. En ningún sentido. No despertaba en mí el deseo sexual. Que después supe que la gente tiene e.e wtf. Una amiga una vez me dijo "sí we, es que empiezas a sentir como ganas de coger, de follar, como que algo en ti existe que te pone caliente, y pues sientes ese impulso" y me quedé de "¡QUÉ!" “¡Mentira!” “¿Cómo que lo sientes? Que chingadoooos”. Nooooo. Le dije que no mamara xD Y ella de "weyyy siiii que pedo contigo". Y pues yo estaba neta bien confundida. Y luego así pasó mucho tiempo hasta que en la uni ya más LGBT informada, me dije "¿y si no me gustan los chicos? Por eso no siento ese impulso que dicen" Y fue cuando me dije "entonces soy lesbiana". Y pues me puse a platicar con amigas que se me hacían bonitas y que acaba como de conocer. Invité una a una cita. Le compré hasta una rosa. Le pagué la cena. Todo bien romanticoooo. Estaba bien hermosa esa chica. Y esa chica se veía que igual quería conmigo. Y entonces ya, acabó la cita, la fui a dejar a su casa. Regresé a la mía, me metí a mi cuarto y neta juro que dije "¿qué chingados acabo de hacer?" Jajajajaja ¡no sentí nada! Aaagghhh. Solo ilusioné a esa tipa. En seguida le mandé mensaje y le dije que pensé que me gustaba pero que me di cuenta que no en esta cita y ella se sacó súper de pedo porque todo parecía indicar que nos habíamos llevado súper bien. Y pues siiii. yo me divertí mucho, pero fue como salir con otra amiga y pues ya, se enojó con justa razón. Neta todo lo que hice fue con indicios de salir como pareja en un futuro. Aunque nunca la besé o tomé de la mano. Solo salimos a una cita normal. Pero yo le di una rosa y le invité cosas. Era súper obvio que eso se ve que estás flirteando ¿o me equivoco? y pues obvio no soy un robot. Conozco que esas cosas hacen los novios y así. Entonces me dije "pues lo hago yo igual" Y luego les contaba a mis amigos que hice eso y me decían "es que no era la indicada, por eso no te gustó, ya llegará la indicada, no te preocupes". ¡PERO ES QUE ESE ERA EL MALDITO PROBLEMA! Que ellos siempre, SIEMPRE me hablaban como si A FUERZAS en un futuro yo debía encontrar a alguien. Cuando en realidad a mí no me importaba. A nadie, NADIE, en serio NADIE se le podía ocurrir decirme "pues es que quizá no te gusta nadie y nunca te va a gustar nadie y eso está bien" Porque en esta sociedad todo mundo normaliza que todos los seres humanos buscan estar con alguien siempre. ¡POR QUE SON ASÍ! Y yo estaba tonta. Obvio tampoco se me ocurría pensar eso a mí. Es como antes. Que las mamás y las tías le decían a las hijas "cuando seas grande te vas a casar y vas a tener hijos". O el típico "cuando tengas hijos vas a entenderlo". Ese "CUANDO TENGAS HIJOS". Es como dar por HECHO que vas a tener hijos. Como súper normalizarlo. Y weeeey. Recuerdo que me decían eso de niña mi mamá y mis tías. De que cuando me embarazara me iba a doler el parto. Y yo neta de niña, de 7 años, neta juro que contaba con mis dedos cuantos años me faltaban para embarazarme porque NO QUERÍA. Porque me daba miedo que me doliera. Pero es que neta a nadie se le pudo ocurrir decirme: "pero si no quieres embarazarte está bien”. ¿Por qué son asiiiii? Yo de niña no tenía la capacidad de pensar por mí misma que también existe esa posibilidad. Los adultos estereotipan taaanto. Al menos cuando yo era niña me decían lo que iba a pasar. “Te vas a casar, con un hombre, te vas a enamorar, te vas a embarazar, vas a formar tu familia” AAAHHHH. Y luego en la prepa era igual. "Te vas a enamorar", "Ya llegará alguien" "Es que no era el indicado". Yo rodeada de todos esos consejos por más de 20 años. ¡No jodas! …y entonces. Ufff. Llegó alguien. Que me dijo: "oye ¿y si eres asexual?". Fue gracias a ese alguien que yo dije "¿qué chingados es eso?" Jajajaja. Lo google. Leí el significado y pueeees, al principio como cualquier closetero de antaño me dije: "Nah... que?" Jajajaja. Eso no existe. Nadie es asexual. ¿Qué mamadas son esas? ¿Qué acaso me reproduzco por mitosis o qué? XD ...Yo en la actualidad soy estudiante de medicina. Llevé clases de psiquiatría y psicología. Entonces le pregunté al doctor que nos daba clase que qué onda con la gente que era asexual. Y me dijo que esa mamada no existe .-. Y luegoooo conocí a ese personaje que se llama “Torombolo”. O en inglés “Jughead”. Es de la serie de cómics de Archie. Bueno, yo soy fan de los cómics desde la prepa y me gusta coleccionarlos. Entonces hace unos 3 años que salieron los comics de Archie en México y pues los empecé a comprar. Ahí andaba leyendo yo bien feliz. Y que de la nada un personaje le dice a Torombolo: "ugh, es que tu no lo entenderías Torombolo, tú eres asexual" y yo me quedé de: “Ah!!!!!?????” Jajajajjaja. Y en todos los números del cómic tratan la asexualidad se Torombolo, ¿adivinen cómo? COMO ALGO NORMAL. Como algo que existe y ya. Y pues mientras leía los cómics me sentía tan pero tan identificada con TODO. Todo lo que hacia Torombolo YO LO HACÍA. Que no le gustara que lo tocaran y se apartaba o se hacía a un lado, que se ponía celoso cuando su mejor amigo Archie salía con chicas pero no porque estuviera enamorado de Archie. Jajajaja Es muy bonito cuando encuentras a un personaje con el que te identificas. Nunca había podido identificarme con alguien. Tanto que lloré leyendo los cómics de Torombolo. Tardé 20 años... 20 años en salir del "clóset asexual". Tengo 23. No llevo mucho sabiendo ahora firmemente que soy asexual. Y ahora por fin puedo decirlo con ORGULLO. 😏
Me gustaría mucho más que hubiera info de la asexualidad para que las nuevas generaciones no se queden tanto tiempo en el clóset que es feo tener que aparentar y terminar saliendo con alguien a una cita porque eso es lo que te dicen que es lo correcto y normal, así que si quieren compartir la publicación estaría cool.
submitted by Arquiubo to asexuality [link] [comments]


2020.05.15 06:47 DanteNathanael Nelkenherz: parte 1/2

NELKENHERZ


Las escaleras están frescas con heridas mientras sube escalón a escalón, poco a poco la obscuridad esclareciendo en sus viñetas oculares, volviendo a respirar con tranquilidad. Y aunque presentemente se encuentre solo, en su corazón lleva la compañía de todo el mundo.
La encuentra limpiando claveles en el estanque del jardín. Se pone de puntitas y trata de evadir las recientes flores y frutos caídos de las jacarandas que cubren la casa de la extraña lluvia tardía. Las obscuras ramas dibujan hipotrocoides en el aíre. Gorriones con la cabeza rojiza surfean el flujo etéreo que pasea sobre la ciudad, hacía el moribundo sol, la niebla ascendente pintada más y más de naranja en el horizonte hasta esfumarse en espirales concéntricos. . . . Pero antes de llegar a ella, ve la suavidad y lentitud con la que lava cada pétalo—del rojo pasan al rosa dentro del agua. A su lado apenas queda un par. Acercándose un poco más, las pieles de los irregulares pétalos revelan haber sido artificialmente teñidos con un rojo escarlata. Lentamente, todavía de puntitas, la abraza por detrás, un beso en la mejilla, un silencioso “ya estoy en casa, cuéntame.”
Termina de lavar los últimos claveles, los amarra en un ramo con la liga de su cabello, exdorado y cayendo en gravedad disminuida, seguramente por la presión atmosférica, y por fin le deja ver sus ojos, su mirada decaída. Una serie de jalones cardiacos le hacen instantáneamente besarle la frente y abrazarla. Pequeñas aglomeraciones de tristeza liquida empiezan a bajar por sus mejillas. Ambos se paran al mismo tiempo, petricor acercándose cada vez más. Deja que ella tome el ramo. Lo sostiene cerca de su pecho, manchando su azul uniforme. Caminan hacía la puerta trasera, entrando silenciosamente a casa.
La luz permanece apagada. A través del estudio hay veladoras que él empieza a encender, mientras ella regresa del almacén con un jarro acampanado de vidrio. Dentro de él coloca las flores, agua y unas cuantas lágrimas. Cuando la ultima veladora ha sido despertada, el pequeño cofre, Cuauhxicalco—que le sorprende aún funcioné después de tanto tiempo, especialmente al ser su primer proyecto de carpintería, regalo de su primer aniversario—ya descansa en sus blancas y temblorosas manos. Se acerca y le desabrocha el pequeño collar de oro del cual pende una pequeña llave con las letras vanvda en el cuerpo de esta, que ahora va clink, clink, para abrir y revelar múltiples chalchihuites, jades y serpentinas. De su bolsillo saca 3 jades. Las lágrimas dentro de él no pueden ser contenidas por mucho más tiempo, pero da su todo para seguir mirando en silencio. Ella toma un pétalo de clavel y envuelve una de las piedritas en él. Tan pronto como introduce las tres piedritas se deja caer, él apenas si la alcanza.
La sienta en el sillón de vinilo negro, su favorito, en la esquina del estudio. Toma otra silla y se sienta frente a ella. Después de un minuto, comienza a hablar.
“No fueron 3.”
“Oh. Gracias a Dios. . . .” La tristeza viene ahora a ser reemplazada por curiosidad. “¿Entonces por qué pusiste tres piedritas dentro del cofre?”
La lluvia llega al techo sobre sus cabezas. Su pequeño entra a la habitación, buscando a sus padres, extrañado de no haber escuchado el usual tumulto en la puerta delantera.
“Cuando me llamaste y dijiste que quizás tardarías un poco más, no pensé que fuera tan grave, Cariño.”
Las manitas del pequeño toman otra silla y la arrastra hasta quedar entre ellos. Despeja el cabello de sus ojos y se amarra su casi dorado cabello con una liga que siempre lleva en la muñeca. Su mirada revela entender lo que está pasando. Coloca una de sus manitas de porcelana en la pierna de mamá y la otra en la pierna de papá, y asiente gravemente, pidiendo que continúe.
Und ich gehör dir nicht zu.
Beide klagen wir nun.
¿Dijiste algo, Preciosa?” dice mientras pasea su trapo de derecha a izquierda sobre la blanca superficie moteada del mostrador, dejando un rastro húmedo—susurros narcolépticos de caracol. “¿Has estado leyendo tus poemarios de nuevo?”
“¡Yia! Pfugeljin.”
“¿Vögelchen?” una pequeña risa. “¿Y ahora por qué soy una pequeña ave? ¿Qué hice ahora?”
“Eeeees—“ acercándose hacía él, hasta dejarse caer sobre sus hombros, rodeándolo con sus suaves y cansados brazos, recostando su cabeza en palpitante pecho de su amado, para continuar “—porque eres el que me lleva al cielo en tus alas.”
Las ultimas tormentas han dejado de caer, aunque el hombre del clima, Don Eladio, alias “Hieladio,”avisó de un frente frío que llegaría del Norte por la tarde. El un poco oxidado gallo de los vientos, siempre anunciando en sutil canción la víspera del amanecer sobre el letrero de la florería, Nelkenherz en grandes letras serif rojas sobre un fondo blanco, avisa que el viento se acerca no desde el Norte, pero del Este.
En el encuadre se puede ver la parte baja del letrero de la tienda, del cual cuelgan cuatro bulbos geométricos, uno parpadeando, a punto de morir; ambos ventanales llenos de flores por detrás. Y la gran puerta de cristal-madera obscura, de la cual sale jovial, suelta y sonriendo naturalmente a quien pase Maxine Boan. La florería le pertenece a ella y a su esposo, Kelvin Antares. Las piernas del lucero de la calle Aloe se mueven de un lado para otro por debajo de su danzante vestido mientras recoge las restantes mesas que por la mañana estaban llenas de amapolas, lirios, petunias, girasoles, rosas, margaritas, geranios, hortensias, petunias, begonias, gitanillas, azucenas, nomeolvides y claveles—los primeros del año. La cámara no puede captar muy bien todo el rango de colores por la mañana, pero ya que es tarde, bajo la luz monótona, nublada, saturada, ella brilla en el centro de la película.
Un pequeño beep avisa que ya ha terminado de grabar. La guarda dentro de los tantos bultos de su chaqueta y se levanta de la silla frente a la florería. Todos esperan ya la lluvia, pero no viene . . . espera pacientemente en las alturas para dejarse caer.
La cita es alas 19:30, en la entrada a la Posada del Sol.
Realmente no sabe lo que está haciendo. Un amigo le había recomendado trabajar con Tomas Villacorta Jr. Desde hace un año. Era un trabajo simple como este: ir y tomar video de un grupo de amigos que siempre se reunía cerca de Plaza San Pedro. Cuando la noche caía, bajo el manto matrimonial del sol y la luna, de las estrellas y el smog, se acercaban más, pagándole a alguien en la iglesia para subir a la azotea, al Hospital Juárez. Allí llevaban un tipo de ritual para comunicarse con la Planchada. Habiendo contactado previamente a la Quemada unos días antes, que había revelado el nombre de aquel malvado italiano, pidiendo que le hicieran pagar por lo que hizo, pues así lo quería la Tierra.
“Deste gafe ni la Llorona sabe. Su crimen castigado verlo he. ¿Encontréis vosotros a V.? Diz que Planchada en vida fuera duno de su cuna amante.”
“¿Eulalia ‘La Planchada’ del Hospital Juárez?”
“Con ella averar.”
Así que lo hicieron. . . . Un poco.
La Planchada estaba demasiado cansada después de la pandemia que ocurrió hace unos años. Los pacientes necesitaban demasiada atención. Incluso tuvo que ir de paso a otros hospitales para suplir con la carga a los enfermeros espectrales que allí laboraban. En sus aventuras fuera del Juárez se encontró a varios fragmentos del alma de Nightingale trabajando horas extra. Historias fueron intercambiadas y pronto Eulalia se dio a conocer en todo el mundo fantasmal benigno. (Algunos dicen que incluso el maligno, pues se apareció el fantasma de un criminal, herido, una noche en la explanada del Juárez. Eulalia lo curo y lo cuidó sin dirigirle la palabra.) Esto hizo que se arreglara de nuevo el cabello y lavara sus ropas, por lo que cuando finalmente apareció, casi no la reconocieron. Era 12 de mayo. Se sentó con ellos.
Eulalia reveló el nombre de aquel muchacho que la engaño, dejándola atrás, sola. Huyendo con aquella que finalmente llamaría esposa . . . Teodoro V.
Los chicos desaparecieron uno a uno después de eso. Él nunca lo supo.
Pero el dinero escaseaba, y el trabajo del magnate transnacional era demasiado fácil como para que pagara $10000 . . . solamente por filmar por una semana a una reconocida pareja que vendía flores y nunca daño a nadie. Demonios, incluso él mismo había ido a comprarle flores ahí a ella . . . a ella . . . varias veces. . . . ¿Qué podría pasar?
En las puertas de la Posada del Sol lo esperaba un agente vestido de basurero—es eso . . . sí, dice “prohibido penetrar a personas no autorizadas:” nice—naranja como el metro, como el cuerpo de una pluma, estoico, llenando botes despintados y oxidados de una cantidad exagerada de basura para un disfraz. Le hizo una señal de que echará el instrumento en la basura.
Bajo la acera, dando la mejor impresión de desinterés que pudiera, y aventó todo junto dentro del bote de basura orgánica. El hombre le maldijo.
Antes de llegar a casa, por curiosidad pasó de nuevo por la florería. Maxine ya había recogido todo y se encontraba dentro. En su mano una taza que al beber de ella empeñaba sus lentes. Kelvin estaba terminando de merodear en la caja, un último click antes de acercarse a Maxine, quien instantáneamente sonríe viéndole a los ojos . . . ¿fue eso una patada? No puede ver muy bien desde ahí.
Recuerda que todavía lleva puesta el arrugado disfraz, desparramándose a los lados como una masa viscosa dejada mucho tiempo sobre la mesa. Se la quitó y la desechó en el cubo más cercano. Finalmente se arma de valor para ir a saludar a la pareja, que ya van un paso afuera de la florería. El cielo aún está gris, pero ni el viento ni la lluvia tienen la presencia que se esperaba. Cuando Kelvin apaga las luces, todos los colores de la calle Aloe se dispersan a los vientos como motas de polvo. Ni una herida traería un poco de color de vuelta.
“¡Memo!” salta Maxine. Su negro cabello lacio se alza y cae lentamente en ritmo con su vestido, resaltando la luminosidad de sus dientes, rodeados de un rojo natural. Se acuerda de ella. “¿Cómo has estado? Hace mucho que no pasas por la tienda. ¿Las cosas siguen mal?”
“Si. . . . No la he vuelto a ver desde el invierno. Navidad fue la última vez que estuvimos verdaderamente juntos, desde ahí he estado estático. No sé si—“
“Memo,” interrumpe Kelvin.
“Señor,” haciendo un pequeño saludo japones, sincero y automático, con los ojos fijos en el suelo.
“Me pareces un excelente chico, Memo. Desde que venías a comprarle ramos personalizados, desde la primera hasta la penúltima vez que entraste en esta tienda, pude ver en tus ojos cuanto la amabas. Ah, no solo en tus ojos, todo tu ser rebosaba de amor, de energía.” Una pequeña pausa, sus pupilas brillantes, buscando qué decir, le dan la vuelta al mundo.
“Es repentino,” voltea a ver a su esposo, que le da el si con la cabeza. “¿No gustarías acompañarnos un poco a la casa? Me gustaría saber qué está pasando contigo y con . . . ella.”
“No se preocupe, puede nombrarla.”
“—con Claire.”
“Por supuesto, no tengo nada más que hacer por hoy.”
Después de 5 calles y 2 vueltas, subiendo las escaleras verdeas, las que si tienen barandal, llegan a una grandiosa reja que tiene las letras A&B en la cúspide, sobre las cuales descansa una corona de flores. Todo el trabajo de hierro parece estar hecho a base de gigantes flores petrificadas.
Guillermo mira su reloj . . . se le hunde el pecho. Ya es un poco tarde, pero ya no hay una razón por la cual llegar a casa lo antes posible. Comprará la cena en el camino de vuelta . . . y una botella de ron.
Adentro va Maxine, luego Guillermo y finalmente Kelvin, quien cierra la puerta tras de sí. Dentro de los umbrales de la casa, Guillermo puede ver claramente una distinción entre aquel lugar y el mundo exterior. Todo huele a paz, el peligro ya no sabe en su boca. ¿Es esto lo que es un hogar? Su pecho se hunde todavía más. Trata de que los recuerdos de un futuro imposible ahora no le llenen los ojos, desbordando todo aquello que no dice, el dique de su escasa seguridad llevado a un punto crítico. La humedad derrumbándose lentamente sobre su cara lo llevará de nuevo a la orilla del mar donde la conoció. Sabe que cada vez que lo hace, la brisa de barre su corazón con bruma algún día lo convertirá completamente en un bloque de sal, uno que todas las empresas que lucran con la insoportable inaceptabilidad de una partida, esperando en los valles emocionales donde la obscuridad es más densa, más pesada, que se pega a la piel, exprimirle todo hasta convertirle en un fantasma que recurre a la pornografía, el alcoholismo, la putería, para seguir huyendo . . . pero nunca podrá huir de nada. Y lo sabe. La promesa de amanecer en otro día más brillante, apenas consciente, con la boca seca y una resaca, siempre termina por llevarlo a un día todavía mas obscuro, donde el sol sigue brillando igual pero lo siente cada vez menos. Los horizontes a los que quiere llegar son solo los bordes de su tumba, y cada vez que cierra los ojos, la única luz que hubo en su vida, la única que dejó entrar, va rondando en el laberinto de su tragedia, sin parpadear . . . ni sus parpados lo protegen de notar su ausencia. . . .
. . . y Maxine lo abraza sin dudar. Finalmente llora. Kelvin entra para preparar la sala.
En los lapsos que puede abrir los ojos, un poco distorsionadas por el mas acuoso, puede ver muchas flores y cajas, cajas grandes, apiladas por doquier.
Maxine lo sienta a su lado en el sillón más largo, dando de frente a la apenas usada chimenea. “Deja salir todo,” le dice.
Kelvin cena solo. Deja preparados otros 2 platos y sube a realizar una llamada. Aún cuando Guillermo ya ha dejado de llorar, La voz, con un tono de emoción igual al que cuando empezó, puede oírse todavía.
“Así que eso paso. . . .”
“Ya han pasado tantos días y todavía la extraño.”
“No importa,” Maxine con una sonrisa. “La verdad solo la extrañas porque le daba estabilidad a tu vida. Desde que se fue, nada ha sido lo mismo—¿cierto?—pero no tiene que serlo. Las cosas deben de mejorar. Y todo, especialmente el amor, se da de forma natural. Me contaste que incluso has rechazado a algunas personas por ella. Bueno, me parece que es porque crees que no eres digno de nadie, le tienes miedo a demostrarle a otras personas lo que realmente eres. Pero dime, ¿te has sentido mejor por rechazarlas? Quizás sientas que estás siendo responsable al no entrar en una relación, pero, querido, no lo estás siendo. Vales muchísimo como para que sigas huyendo de tomar responsabilidad de ti mismo, Sabes que tu corazón quiere amar, pero lo único que haces cuando se presenta ese amor es huir, llenándote la cabeza de mil cosas. No retrases lo inevitable, no quiero que te hagas daño.
“Pero ah, hermoso, mírate. Realmente mírate. Estás así por alguien que ya no está. Tu amor es muy grande. Tiene una fuerza inmensa. Ocúpalo en ti mismo y en alguien que realmente quiera lo mejor para ti. Quizás pienses que no es así, pero encontrarás a alguien que te ame, que pueda ver a través de todo lo que escondes, directo al tesoro de tu alma. Y ni tu pasado ni tus miedos le van a importar, por que está ahí no solo para amarte, también para enseñarte todas las cosas que hay por amar en ti: cuando la veas sonreír, cuando le haya contado a alguien de ti y al presentártelos digan ‘¡Memo! es un placer conocerte,’ cuando duerma tranquilamente en tu pecho y te diga con toda seguridad que tú eres lo que ella quiere. Y cuando menos te des cuenta, tu corazón habrá sanado, y ella te tratará igual, pero ahora estará aliviada de que puedes por fin verte como ella te ha visto desde el principio. Y no es que no vea toda la obscuridad en tu corazón, no es que sea ciega a ella, a veces, cuando no la veas, tendrá miedo, pero sus ojos brillarán de nuevo, pues sabe que eres realmente aquél que brilla por debajo de toda esa obscuridad.”
Antes de que la sonrisa de Memo se transformara en llanto, Kelvin baja al fin, sus pasos resonando en la escalera, pues baja dando brinquitos.
“¿Ya?” le pregunta a Maxine. Ella asienta. “Bueno, toma,” le dice a Guillermo, alargando el teléfono del cual ya cuelga una pila portátil.
“Amm . . . ¿yo?”
“¿Quién más, campeón?”
“Ah, uhhh, ahhhh . . . okay . . .” se pega el teléfono a la oreja. “¿Bueno?”
“Holaaa, ¿Memo?” Al oír aquella voz, el corazón de Guillermo empieza a latir de otra manera, no con ansiedad, pero con emoción.
“S-s-¿si?”
“Un placer Memo. Me llamo Eurus y—“
“¿Crees que estará bien? Eurus lleva mucho tiempo queriendo conocerlo.”
“Lo hará. Nuestra niña es la mejor.”
Cuando bajan de nuevo, la llamada todavía sigue su curso.
“—si solamente la buscas cuando estás triste, no la amas. Definitivamente extrañas la seguridad que te daba. Es más fácil regresar a lo que eras antes, porque así ya nadie podrá juzgarte por lo que eres realmente, temes abrirte con alguien más, porque como dijo mamá, crees que no te amaran. Bueno, Cariño, la realidad es que muchos y muchas te han amado, pero en tu necedad, has cerrado la puerta por un amor oxidado, que ya ni es cenizas, es carne muerta, y te vas a pudrir con ella si sigues aferrado.”
Al llegar a casa, ya muy de madrugada, Guillermo. . . . Bueno, la conclusión lógica entonces es que realmente amas a quien buscas cuando estás feliz, ¿no? . . . Guillermo estaba muy feliz. Y no podía dejar de pensar en Eurus.
. . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.03.16 02:38 YoureMyDaylight Gente de Reddit... Necesito muchooo su ayuda, creo que vale la pena escuchar mi historia (Historia muy interesante).

Hola... Soy un chico de 14 años y les vengo a conatr mi historia muy devastadora sobre mi.
Bueno... Esto empezó desde los 12 años, resulta que a esa edad empiezas a tener cambios hormonales y cambios psicológicos, bueno al menos yo a esa edad no tenía ningún problemas... Tenía buenas calificaciones y tenía a buenos amigos en mi salón (4 solamente)... Y prácticamente yo era el hijo que cualquier familia quisiera tener (Era muy obediente, responsable y buena onda).
Empeze a notar que mis padres no se preocupaban por mi.
Cabe resaltar que era muy tímido... Demasiado, y pues a veces me hacían burlas por mi aspecto físico (dientes chuecos).
Cuando entre a segundo de secundaria pues decidí que me daría mi libertad por ese año... Ya que ya no quería ser el niño calmado y tímido que era... Me avergonzaba mucho, así que empeze a ser más libre conmigo mismo... Algunas veces era no hacer la tarea o salirme del salón sin permiso... Pero llegó el momento que mis padres se percataron con ello... Entonces me dijeron por qué había cambiado... Mi repuesta fue "es que quiero ser libre"... Una respuesta dudosa.
Termine comportándome así durante un año y mis papás estaban preocupados por mi y me trataron de ayudar... Al menos eso era lo que yo pensaba... Así que lo que faltaba de segundo fui más aplicado y maduro.
Cuando entre a tercero fue donde todo se fue a la M*erda... Ya que empeze tercero con gran orgullo... Ya que quería cambiar y eso hice... Dejé de ser tímido y empeze a socializar con mas personas... Durante eso mis padres cambiaron radicalmente... (Mi papá mayormente) y empezaron a regañarme por cualquier cosa y me sentía culpable... Al punto de odiarlos y ya no querer estar con ello... Mi papá era el que me decía más cosas... Y mi mamá solo lo apoyaba a él y no a mí...
Haci que llegó el momento que ya no podía soportarlos y empeze alejarme de mi papá... Mi mamá era muy buena onda conmigo y me quería mucho... Mientras que mi papá era lo contrario a ella.
Luego descubrí cosas de mi... Por ejemplo, resulta que soy feo y que todos mis compañeros eran un poco más guapos que yo... Y a pesar de eso... No me causo tanta tristeza... Y después llego el momento de que todos me asían burla de eso... Niñas/ños... Y me sentía tan mal.
Empeze a darme cuenta que tenía la cabeza algo rara y grande... Por suerte no me dijieron nada de ello... Pero me di cuenta que no era igual a mis compañeros... Y mayormente las chicas me decían "Está mejor el que tú" y realmente me lastimaba mucho.
Entonces me enoje con mis papás y a decirles: « Por que nací? « Por su culpa nací así. « Son los peores padres.
Y después de eso empeze a tener pensamientos suicidas tanto por mi aspecto físico y mis papás.
Ahora en el 15/03/20 Cambie mucho... Ya que ya no tengo los dientes chuecos, me empeze a arreglar más y a cuidarme la cara... Mis compañeros me dejaron de decirme cosas por qué yo los enfrentaba o les decía sus verdades... Ahora las chicas de mi grupo dicen "Eres lindo" o "Estas mejor que mi ex" o "Me gustan tu ojos" y realmente me sentí alagado... Pero...
Ahora pienso que todo lo que dicen es mentira... Tengo mucha depresión y todavía pienso en el suicidio... Ya que mi papá sigue diciendome cosas por no cumplir sus caprichos estúpidos o simplemente por qué hago algo que no le gusta que haga, en verdad me cae muy mal y a veces llegó a odiarlo.
Saber que los papás de mis compañeros son mejores papás que el mío... Y eso me da mucha tristeza.
Con mi mamá es diferente... Ya que ella me quiere mucho... Ya que no me dice nada, no me regaña y es muy buena conmigo... Aunque a veces le da la razón a mi papá injustamente.
Estoy muy dañado psicológicamente y a veces me da ganas apuñalar o hacer daño a mi papá... Pero me arrepiento después y luego pienso que está mal.
Alguien me recomienda a hacer algo para que mejore o darme consejos... En serio... Necesito ayuda.
Ayúdame :((((
submitted by YoureMyDaylight to espanol [link] [comments]


2019.07.21 20:58 YesitsAmy 【 The Promised Neverland】 [Manga] Mini Novela de Jump Giga- Verano 2019『Volumen 1.』

【 The Promised Neverland】 [Manga] Mini Novela de Jump Giga- Verano 2019『Volumen 1.』
┌───────────── ∘°❉°∘ ────────────┐
 ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ˚✩ ⋆。˚ ✩ ⊱ ◦• La Estrella Guía •◦ ⊰ ✩ ˚。⋆ ✩˚ ┊ ✫ — Escrita por 七緒 Nanao — ✫ 
『 Todos los acontecimientos de esta mini novela se llevan a cabo el día antes de que Emma y los demás descubrieran la verdad sobre el orfanato. 』
En una mañana del hogar de Grace Field , una niña de brillantes cabellos anaranjados corría alegremente por los pasillos de la casa, pasando junto a los niños mientras avanzaba. Como siempre en cada mañana, el orfanato estaba rebosado de actividad. Una vez los niños terminaban de vestirse para el día, comenzaban a salir de sus habitaciones y bajaban las escaleras, listos para desayunar.
- Buenos días, Emma. — Dijo una pequeña niña que sostenía su peluche de conejito cuando Emma se detuvo en la sala.
Emma estaba a punto de bajar las escaleras cuando divisó a la pequeña Conny, y no pudo evitar saludarla. Los niños recientemente se habían enterado de que Conny iba a ser adoptada, y el saber que ella pronto iría a un hogar lleno de amor, conmovía el corazón dentro de Emma. - ¡ Buenos días, Conny ! — Emma sonrió justo antes de empezar a bajar las escaleras.
Cuando llegó al final, reconoció a dos niños sentados en una mesa que se encontraba cerca. Incapaz de contener su emoción, ella gritó. - ¡ Buenos días, Norman ! — Emma se encontró con una gentil sonrisa por parte del niño de cabellos blancos. Deslizando rápidamente su mirada hacia el niño de lustroso cabello negro que estaba junto a Norman, también lo saludó. - ¡ Buenos días, Ray ! — Emma se encaminó hasta la mesa y se sentó frente a ellos. Como tenía planes para más tarde en donde estaban involucrados los tres, apenas podía quedarse quieta en su silla.
Al darse cuenta de que Norman la observaba, Emma le prestó su atención. - ¿Tienes algo en mente, Emma? — Tomando esta pregunta como su oportunidad, Emma sonrió. - ¡ Deberíamos ir a ver las estrellas esta noche !
Emma notó que Ray apartó su mirada del libro que estaba leyendo y le alzó una ceja. - ¿Qué estás diciendo tan temprano en la mañana? — Preguntó él, pasando una de las páginas de su libro. - Sabes que no podemos hacer eso. Mamá no estará feliz si vamos afuera tan tarde en la noche.
Visiblemente decaída tras recordar las reglas del hogar, Emma reposó su mentón en la mesa con tristeza. – Pero las constelaciones que saldrán... solo podremos verlas esta noche. No seremos capaces de verlas de nuevo por un muy largo tiempo.
- Emma, ¿Qué te dio esta idea? — Preguntó Norman mirándola con curiosidad.
Agitando sus manos con emoción, Emma explicó lo que hizo la noche anterior. -Antes de ir a la cama anoche, leí un libro sobre constelaciones con Phil y Marnya. Les mostré en donde se localiza la Estrella del Norte, pero entonces ellos me preguntaron, “¿Que es una constelación?” No pude responderles apropiadamente−...
- Una constelación se define como un conjunto de estrellas que forman un contorno imaginario o un patrón. Cada una cuenta con un nombre único. — interrumpió Ray.
- ¡ Raaaaay ! — Se quejó Emma. - ¡Por favor escucha y déjame terminar primero! — Emma estaba irritada por como Ray la estaba ridiculizando con su tan extenso conocimiento. Recobrando su espíritu, decidió intentar transmitir sus pensamientos de una forma más clara y con más detalle. - Es cierto que hemos visto las estrellas, ¡ Pero nunca hemos ido afuera para hacer una observación astronómica antes !
Esto causó que ambos niños se miraran el uno al otro. Claramente Emma tuvo un punto allí, los dejó sin palabras. Era cierto que, aunque sabían mucho sobre las constelaciones, jamás habían intentado localizarlas en el cielo antes. Manteniendo su impulso, Emma reiteró aquello que había dicho previamente. - ¿Ven? ¡ Deberíamos ir a ver las constelaciones juntos esta noche !
Emma vio cómo Norman empujó su silla hacia atrás para después ponerse de pie. Empezando a pasearse por la sala del comedor, Norman tocaba su barbilla repetidas veces, perdido en sus pensamientos. Él había visto a Mamá caminando hacia el otro lado de la sala, claramente haciéndolos tranquilizar a los tres por un instante antes de desaparecer.
Ray estaba abriendo su boquita para decir “No hay forma en la que podamos hacer eso”, pero fue interrumpido por Norman, quien habló primero.
- La ventana del ático.
- ¿Huh? — Emma inclinó su cabeza mientras sus ojos destellaban con interés. Ray también estaba escuchando en silencio, ahora con su atención sobre Norman en lugar de su libro.
Saliendo de su trance, Norman regresó a la mesa y volvió a sentarse. Los miró a ambos, manteniendo su voz baja. – Una de las ventanas del ático está rota. Desde allí nos podemos escabullir hasta el techo en la noche.
- ¿La ventana del ático? ¡ Es una gran idea ! — Dijo Emma, más alto de lo que pretendía. Viendo que Norman colocó un dedo sobre sus labios, Emma se dispuso a bajar su voz.
- Eso es mejor que burlar la cerradura de la puerta y salir por la noche. ¿Verdad? — La vista de Norman se dirigió hacia Ray, esperando por su opinión. Luego de unos cuantos momentos de silencio, Ray empezó a hablar.
- Bien, podemos hacer esto siempre y cuando regresemos antes de que Mamá comience sus patrullas. — Sentenció él.
Considerando las palabras de Ray, Norman se reclinó en su silla. - Deberíamos intentar ir nosotros tres primero, para asegurarnos de que no sea peligroso. Si todo es seguro, entonces podremos traer a los otros niños la próxima vez.
Asintiendo, Emma juntó sus manos en un aplauso. - ¡ Si ! ¡ Cuando se hayan apagado las luces esta noche ! — Emma sonrió, apreciando a sus tan confiables amigos.
Esa noche, una vez que todos se habían ido a la cama, los tres comenzaron a subir las escaleras que llevaban hacia el ático. Tratando de no pisar muy fuerte los rechinantes escalones, lograron llegar hasta la habitación sin uso del ático. Luego de caminar hacia una de sus ventanas, Norman empezó a señalar. – Aquí está. — Tanto Emma como Ray se acercaron y notaron que la rejilla incorporada era tan débil que, para desprenderla, bastó con hacer un mínimo esfuerzo.
- ¡ Lo hicimos ! — Celebró Emma mientras colocaba la rejilla en el suelo.
- Emma, estás haciendo demasiado ruido. — Dijo Ray detrás de ella con intenciones de regañarla. Sin embargo, ella lo ignoró completamente para asomar su cabeza fuera de la ventana. Había una gentil brisa que le transmitía una sensación de bienestar mientras soplaba delicadamente sus cabellos hacia un costado. El exterior definitivamente se había enfriado a estas horas, haciendo de la temperatura algo más placentera. Dejando de asomarse, Emma miró a Norman y a Ray. - Iré primero, ustedes espérenme aquí. —Emma sabía que, de los tres, ella sería la persona más adecuada para asegurarse que el techo fuese seguro de escalar. Emma era la niña más ágil y atlética de Grace Field, por lo que sería capaz de reconocer las áreas donde, para el resto, sería difícil empezar a escalar.
- Ten cuidado, Emma. — Norman colocó su manita sobre el hombro de Emma.
Asintiendo, Emma empezó a escalar fuera de la ventana para mirar el techo. Debido al polvo acumulado que había al borde del tejado, Emma se resbaló por un instante, pero logró reincorporarse rápidamente. Mirando hacia arriba, Emma pudo notar cuán inclinado estaba el techo. Como era de esperarse, esto no fue sorpresa para ella, pero se dio cuenta que escalar era bastante fácil. Al llegar a la cima, Emma miro hacia abajo en dirección a la ventana de la que había escalado y empezó a llamar a los demás. - ¡ Subir es seguro, chicos !
Solo tomó un momento para que Emma lograra ver a Norman y a Ray escalar por la ventana y finalmente reunirse con ella en la cima. Mirando hacia el cielo, no pudo evitar soltar un sonido de emoción al ver todas las estrellas. - ¡ Guau ! ¡ Esto es increíble ! —Emma pudo ver que Ray fue el primero en acomodarse y ubicar a su lado la linterna que cargaba con él. Después de eso, empezó a mirar al cielo mientras abría un libro de constelaciones para comparar lo que observaba.
Estaba bastante oscuro ahora. El bosque que había en los alrededores se tornó negro en comparación con los otros sitios que se lograban ver. Emma solo podía imaginar que, desde la distancia, seguramente ellos se veían igual de oscuros que los árboles que estaban en el suelo. Los tres notaron un conjunto de estrellas que titilaban con más brillo que otras, y fueron capaces de distinguir otro grupo cercano resplandeciendo. Todo coincidía con las descripciones otorgadas por el libro de constelaciones y los ojos de Emma se abrieron completamente, reflejando asombro en su expresión. - ¿Es esa la constelación Casiopea?— Preguntó ella mientras veía como Norman se acercaba más.
- Se parece a ella.
- Esa es la constelación de la Osa Mayor. — Corrigió Ray. - También conocida como el “Carro Mayor.” — En el cielo, Ray miró un poquito hacia la izquierda, y luego al libro abierto que estaba sosteniendo. Norman y Emma hicieron lo mismo y lograron darse cuenta de a qué se refería. Habían siete estrellas brillando con intensidad que formaban una constelación junto al “Carro Mayor.”
- Esa es.. — Comenzó Emma.
- ¡ Polaris ! —Dijeron Emma y Norman al mismo tiempo. Era una pequeña constelación, pero fueron capaces de encontrarla mientras conectaban las otras constelaciones. Pudieron ver la más grande apuntando hacia el norte.
- ¡ Increíble ! ¡ Esas realmente son constelaciones ! — Dijo Emma con mucha emoción.
- Por supuesto que lo son. — Afirma Ray con un tonito de burla mientras se sienta sobre el techo. Con curiosidad, mira hacia el libro mientras compara las descripciones con el cielo nocturno. Emma y Norman reían muy alegres mientras se sentaban junto a Ray.
- En el pasado, los humanos solían viajar guiándose por las estrellas como nosotros hicimos ahora, ¿Cierto? — Preguntó Emma, recordando esto de un libro que leyó en el pasado mientras Norman se sentaba un poquito más cerca de ella.
- Si, es porque la Estrella del Norte está directamente posicionada sobre el eje de rotación de la Tierra. Siempre apunta hacia el norte. — Explicó Norman, y los ojos de Emma se agrandaron.
- Eso quiere decir que cuando dejemos el hogar, será bueno que recordemos la Estrella del Norte como un marcador cuando vayamos en aventuras juntos.
- ¿Aventuras? — Norman reía. – ¿Como buscar tesoros secretos o ir a lugares donde nadie haya estado aún?
Siendo animada por Norman, Emma empezó a hablar sobre sus ideas de aventuras y otras cosas fantásticas que podrían hacer en el futuro mientras estén en esos viajes. Ray había pasado la mayor parte del tiempo escuchando, pero suspiró una vez que Emma se detuvo.
- Aún siendo así, ¿No les parece que el guiarse por estrellas es muy anticuado? Podrías seguir manteniéndote en contacto de otras maneras en tiempo real, incluso si estás muy lejos.
- Eso es verdad…hmm — Susurró Emma, inclinándose con más cercanía hacia Ray. – Pero incluso si dejamos el hogar y nos vamos con distintas familias, estaremos siempre bajo el mismo cielo, y podremos mirar siempre hacia la misma estrella por la noche. ¿No es eso increíble? ¡ Es como una estrella guía !
Los ojos de Ray se abrieron de par en par por las palabras de Emma, y Norman comenzó a soltar risitas. – Estoy de acuerdo con Emma. — Dijo Norman, mientras miraba a Ray. – Será nuestra estrella guía.
Recordando los rostros de su hermanito Phil y su hermanita Marnya, quienes le habían preguntado qué era una constelación, Emma no pudo evitar sonreír. Algún día, todos dejarían el hogar, incluso ella misma. Y así, cuando lo hagan, viajaran al mundo exterior. Será solitario, también triste, pero si todos conectan las constelaciones y encuentran la Estrella del Norte, estarán conectados sin importar a donde vayan. Esta estrella hará posible que vayan a nuevos lugares sin perderse.
- ¡ Marquemos esta estrella ! —Emma apuntó hacia el cielo, riendo, y mirando con esperanza hacia el futuro.

❧ 𝓔𝓵 𝓕𝓲𝓷.
Traducido al idioma español por: YesitsAmy / YES!itsAmy
Traducción al idioma inglés: ☆ THE GUIDING STAR ☆ —Translated by: norman22194x & Honyarinka
Recomendación de previa tradución al inglés: The Promised Neverland ( English Twitter account )

└──────────── °∘❉∘° ────────────┘
✦The Guiding Star✦
submitted by YesitsAmy to u/YesitsAmy [link] [comments]


2019.05.17 12:41 DarkWorld_ Dark Wolrd I

TODO PUEDE SUCEDER EN 2 MESES”
Leonardo,un chico de 13 años como cualquier otro,estudiaba,andaba en bici y salia con sus amigos,tenia un vida relativamente normal,hasta que conoció a una chica de la cual el se enamoro,actuaba como cualquier chico enamorado,medio bobo y medio “raro”,y al pasar el tiempo paso lo que tenia que pasar,se le declaro y ella lo rechazo. El estaba triste, pero...lo peor no fue eso,lo malo sucedió cuando el cambio su actitud,ya no salia,ni con sus amigos ni con su bici, tampoco estudiaba,dejo de comer y de hacer sus actividades diarias,escribía cosas “macabras” en un blog en el cual su usuario se llamaba LEX y así vivió por 2 meses. Sus padres lo llevaron al psicólogo,a los 2 meses el volvió a ser el de antes.
El 20 de Abril su hermana se estaba casando y el fue con un traje negro pero la corbata blanca,en un momento de la boda fue al baño y cuando se estaba lavando la cara se miro al espejo y su reflejo le hablo.
-Hola Leonardo,me extrañaste?
-¿Quien eres tú?
-Soy yo,LEX,el que te susurro al oído durante 2 meses.
-No! No puede ser,yo no sufro de doble personalidad.
-Ja! Crees que estas totalmente cuerdo? Pues no es así, tu estas mas loco que yo,ya que tu fuiste el que me creo.
-Eso...es imposible,Lex es un usuario falso que utilizaba para desahogarme.
-Eso fue así la primera semana,cuando me hiciste famoso liberaste tu ira y ahí me creaste,LEX es toda la ira desatada de LEONARDO.
-Eso es imposible!-PLASHH (rompe el espejo)
Cuando volvió a la mesa con su familia su madre le dijo:
-Leo,que te paso en la mano?
-Nada mamá,nada.
Y así siguió la fiesta. En otro momento de la noche de la nada se levanto y fue a la cocina,agarro un cuchillo y se marcho,luego subió al escenario y dijo:
-Buenas noches,damas y caballeros. Yo soy el famoso LEX el que prometió PONER DE CABEZA EL MUNDO.
-Baja de ahí Leo,y deja de decir tonterías- Dijo su hermana.
Entonces el bajo,se acerco a su hermana,la abrazo,y la apuñaló,tiñendo de rojo su corbata blanca,cubrió su ojo derecho con su pelo y dijo “¿Ahora me creen?” y asesino a todos los presentes,para luego huir e introducirse en el bosque.
2 meses después,su búsqueda terminó,la policía lo dio por muerto,pero no sabían que el seguía con vida y jamas imaginaron que volvería,pero un poco diferente...se sacó el ojo derecho,y su pelo se volvió blanco como la nieve,sigue usando su traje negro con su corbata teñida con la sangre de su hermana.
Durante 2 meses misteriosas muertes sucedieron en la ciudad,pero todas las víctimas tenían algo en común,eran chicas de entre 13 y 15 años,todas de pelo y ojos castaños... Como la chica de la que se había enamorado Leonardo.
Ahora no saben si LEX se encuentra en los bosques o en la ciudad,lo único que se sabe es que nadie esta totalmente a salvo.
Pasaron otros 2 meses,algunas personas lo consideran un demonio,pero otros lo consideran un ángel,pero no importa como lo consideren,lo que importa es que LEX es real,y que podría estar atrás de ti ahora mismo.
14 DE DICIEMBRE”
- 14 de Diciembre del 2016-
Era una noche lluviosa y fría,en el que una pareja es acorralada en un callejón.
-No nos hagas daño,te daremos lo que quieras- Dijo la mujer.
-Esto no es por su dinero,es por la vidas que quitaron al demoler ese orfanato.
Una noche similar,mismo día y mes,pero del 2003. Un orfanato en París,todo es un caos ya que lo iban a demoler sin previo aviso, todo porque la gente afirmaba que una niña llamada SARA era un demonio y que fue abandonada porque sus ojos eran totalmente negros,su cabello igual y tenia una sonrisa que daba miedo a los padres. Pero era solo superstición ya que la niña se comportaba como cualquier niña,hasta este día.
-Niños,no se enloquezcan,vamos a salir por la puerta de atrás- Dijo la encargada del orfanato.
Cuando estaban por llegar,todo el antiguo edificio les cayo encima. Todos y todas murieron,menos SARA,ella quedo intacta, como si nada hubiera pasado,no tenia ni un raspón. Entonces quedo abandonada,otra vez,nada mas que en la calle,usaba un canguro, pantalones, zapatos y guantes negros.
Volviendo a la actualidad,SARA ya con 26,decidió cobrar venganza,asesinando a las personas mas poderosas de la ciudad, los que decidieron derrumbar el edificio,todas esas personas pensaban que ella estaba muerta,que murió de hambre o algo le había pasado en esos 13 años que pasaron,pero no era así.
Cuando las demás personas que tuvieron algo que ver en el derrumben se enteraron de la muerte de esa pareja sabían lo que pasaba así que decidieron buscar otro “DEMONIO” para combatirla,pero no existía tal cosa,entonces para ello crearon uno.
Buscaron a un sicario y pactaron con un espíritu maligno para que lo posea y mate a SARA,pero eso no fue lo que ocurrió,ellos se aliaron y asesinaron a todos los restantes de la lista de SARA, Francia tenia dos DEMONIOS sueltos con sed de sangre,SARA ya había probado la sangre y la fama que venia con ello,por eso siempre deja su tarjeta,una S y una P unidas dibujadas con sangre.
Francia se volvió pequeña para ellos dos,y sabían que había mas personas como ellos,entonces empezaron recorren el mundo para reclutarlos para cumplir su objetivo de “PONER DE CABEZA EL MUNDO”.
FELIZ SAN VALENTIN”
-Febrero de 1874-
Todo Londres estaba en caos,y no,no era por el echo de que se acercaba “San Valentín”,era porque un asesino estaba suelto.
Algunos dicen que es de la “Anti Burguesía”,ya que solo mata a los que pertenecen a esa clase social,pero están equivocados,el solo quería matar,nada mas que matar,solo usaba esa excusa para que no todos se empeñaran en buscarlo para que lo cuelguen.
Dice que su nombre es Jack,THE BLACK JACK,un ex boxeador, lo descalificaron por matar a alguien a golpes,y ahora nadie lo puede descalificar.
Los de la alta burguesía decidieron contratar un “Exterminador” para acabar con el,le ofrecieron riquezas y que seria libre de ir a donde quiera,su nombre “artístico” era DEATH MASTER.
Después de una semana de estudiarlo,adivino donde estaría y quien seria su próxima víctima. Entonces hablo con la futura víctima,el Sr. Tomas Treck,llamaron un MEDIUM para que llegue a la casa de los Treck el 14 de ese mes,a las 23:00.
El día llego,Jack fue emboscado por DEATH MASTER y derrotado,el MEDIUM libero su espirutu al inframundo.
Pasaron 124 años,el único descendiente de Tomas Treck vive en París,se alejo del legado que dejo su bisabuelo,pero,por las atrocidades que cometió 13 años antes tuvo que desobedecer el único pedido de su abuelo,imbricar a THE BLACK JACK,el aseguro que nada iba a suceder,pero se equivoco,al despertar a Jack para que mate a la asesina que estaba acabando con París,solo apresuro su muerte.
EL MUNDO DE CABEZA”
Una noche tranquila y despejada,un hombre y una mujer entraron a un bosque,del cual corría la leyenda de que habitaba un asesino en el. Ellos dos entraron igual,como si no tuvieran miedo,y es que no tenían a que temerle. Se toparon con un chico de unos 22 años,que les dijo:
-¿Qué hacen aquí? Este es mi territorio,y el que se atreve a poner un pie en el...muere.
-No llegamos por casualidad, LEX,estamos aquí por ti-Dijo ella
-¿Son del FBI o algo así? Pues no me importa,morirán de todos modos.
-¿Puedes callarte y escuchar?-Dijo el otro hombre.
-Gracias JACK,somos como tu LEX,somos a lo que el mundo llama demonios-Dijo ella-El,como ya dije,se llama JACK,y yo soy SARA,vinimos desde París hasta aquí porque te seguimos,tu eres la razón por la que las personas temen,el número de asesinos creció desde tu aparición,por eso queremos formar una liga,y que tu seas nuestro líder.
-Ok,supongamos que yo acepto,pero...¿donde están los demás? Tu hablaste de una liga,supongo que serán mas.
-Si,somos mas,pero tenemos que recorrer el mundo para buscarlos.
-¿Donde es el siguiente destino?
-Ahora toca Japón.
-Una semana después-
Recorrieron todo Japón,pero no saben nada de el candidato para la liga.
-Saraaa,¿Segura que la información es correcta?-Dijo LEX
-Si,vamos bien,solo hay que esperar a que salga.
-Dos horas después-
Un ruido despertó a todos,ellos salieron y encontraron lo que buscaban a,MILO,un joven japones que había sido abandonado por todos,sufría bullyng,y un buen día,mato a todos los del instituto.
-Oye,tu...el de la capucha,si te hablo a ti estúpido-Dijo LEX
-¿A quien llamaste estúpido?
-Pues a ti,o eres sordo?,me presento,soy LEX,ella es Sara y el alto es Jack,vinimos a buscarte para divertirnos un rato,¿Te unes?
-Suena bien,los acompaño.
Esa noche nadie en todo Tokyo,miles de personas perdieron la vida. El único rastro que dejaron los homicidas fue la gran L.S echa con cadáveres en el centro de la ciudad.
También se llevaron un jet,el cual pintaron de negro y con pintura roja escribieron la L.S (Liga de Sangre).
-Y ahora a donde Sr.LEX?-Dijo MILO.
-Ahora vamos a Estados Unidos,para especificar,a la bella New York.
-Ya escuchaste Sara,rumbo NY-Dijo Jack
-¿A quien buscas LEX?-Pensó Sara.
-Luego de NY,vamos a Chile,Argentina y Uruguay,tengo unos buenos candidatos-Dijo MILO.
Ya en NY,buscaron a TRICKS,una chica que fue encerrada en un manicomio por matar a sus padres,ella se escapo,y se fue a vivir a una casa abandonada,por eso sabían donde buscar.
(Sara toca la puerta)
-Hola?, Tricks,me llamo Sara,ellos son mis amigos LEX,MILO y Jack,vinimos a hacerte una propuesta.
-¿Propuesta? Dime,quiero saber mas.
-Yo soy LEX,el líder,queremos invitarte a PONER DE CABEZA EL MUNDO.
-Acepto.
Y como en Tokyo,esa noche nadie durmió bien. LEX decido poner de segunda al mando a Sara,ellos dos fueron conocidos como “LOS REYES DE LA SANGRE”,los dos asesinos mas letales del mundo juntos,el mundo no sabe que le espera...
ALMA DE VENGANZA”
-12 de Marzo de 2018-
LEX y Sara terminaban de matar a una familia.
-Sara,sabes que en algún momento esto va a terminar,verdad?
-No va a terminar nada LEX,bueno si...la paz en este mundo.
-No hablo de eso,hablo de nuestras vidas,puede ser que matemos a las personas equivocadas y terminemos como Jack hace 126 años.
-Sabes que no,somos los asesinos mas temidos del planeta.
-Y los mas buscados,
-Te angustias mucho,amor.
-20 de Abril de 2018-
El capitán Leon Fresh preparaba a su escuadrón para la siguiente misión.
-Capitán,¿Por qué hace esto?Pregunto un agente.
-Esos mal nacidos mataron a mi familia,ahora yo acabare con ellos.
-.....-Un silencio invadió el lugar.
Durante todo ese mes Leon aprendió artes marciales,uso de armas blancas y de fuego,se había preparado solo para acabar con ellos.
Ya en el lugar de la misión,un joven los estaba esperando sentado de espaldas a ellos:
-Hola caballeros,ya se a quien buscan,y ya sabia que este día iba a llegar,el día que alguien se digne intentar matarme (se da vuelta)sí, soy yo,LEX,y tu debes ser el capitán Fresh.
-Si,ese soy yo,y todo lo que has dicho es real,vinimos a acabar con ustedes...pero yo me encargare de ti LEX.
-Aww que amoroso,pero...olvidas que yo te mate antes,y puedo volver a hacerlo.
-Ya no tengo debilidades,pero...tu si.
-Ja!,yo? No las tengo,pero si tengo algo que tu no.
-Y que es eso?
-Un escuadrón.
Todos murieron...menos Leon. El corrió asía LEX y lo golpeo,ahí empezó la batalla. Apesar de el entrenamiento de Leon LEX es mas ágil,le enterró su cuchillo en el pecho. Apesar de ser su final el sonrío.
-De que te ríes?-Pregunto Leon.
-Tu crees que mate a tu esposa?
-De que hablas?
-Ella esta viva,y ella mato a tu hijo,a tu hermano y a todos los que estaban en esa habitación,ahora pregúntate quien es tu enemigo idiota. Además yo no puedo morir,recuerda soy un Demonio,y además,me fui cuando mate a tu grupo,ahora mismo estoy saliendo del aeropuerto,nos vemos en Chile.
-No se que creer,no se si buscar a Nina o buscar a LEX,quien mato a mi familia?,quien es el que arruino mi vida?,que debo hacer?
-Yo podría responderte-Dijo una mujer vestida como agente del FBI.
-Nina?Estas viva?el tenia razón? me parece raro que no te fueras con su liga.
-Si,si y si,el me invito,pero rechace la oferta,tenia que terminar con esto.
-Con que?
-Con tu vida.
-No lo harás- (Bang).
Leon disparo su arma,y Nina huyo al oír a la policía llegar. Arrestaron a Leon por homicidio,estuvo tras la rejas por una semana,ya que se pudo probar que no fue el. Tomo el primer vuelo asía Chile,pensando que Nina estaría con ellos.
En el avión un niño le pregunto:
-A que va a Chile?
-A cumplir mi ultima misión.
Ya en chile se encontró con el titular del día “Múltiples muertes en la capital”.
-Entonces si están aquí malditos.
HABLAME DE AMOR”
En este mundo todos tenemos habilidades,bueno,yo soy un As de las computadoras. E Hackeado los equipos de la NASA,CIA y FBI, con el objetivo de limpiar mi nombre...mas bien borrarlo. Me llamo Francisco,pero prefiero que me digan Gosth.
Esto es lo mejor de mi trabajo:
-2009-
Me infiltre en la CIA,robe información,y en el camino asesine 200 agentes con solo pensarlo,hago que sus celulares fallen y así los asesino,pero también tengo una pistola,se que en algún momento alguna de ellas dos puede fallar,por eso siempre están conmigo.
-2014-
Tuve que ir a buscar unas cosas a España,casi me atrapan,pero todo el equipo murió.
-2019-
Volví a mi país,Uruguay,tuve que matar a mi novia porque iba a delatarme. También a mis amigos,no acostumbro a dejar testigos,como ya dije,soy un fantasma. Ahora estoy aquí...
-¿Pero,tu quien eres?
-Fran,me llamo LEX,y te e venido a buscar para que te unas a nuestra Liga de Sangre.
-Son muy ruidosos,no puedo trabajar bien así.
-Si el te encuentra,te matara,ya perdimos a uno de los nuestros, no voy a dejar morir a otro.
-Creí que el gran LEX no tenia debilidades.
-Bueno,eso cambio,ya que el supo como hacerme sentir debil.
-Voy a borrar todos sus expedientes y nos vamos.
-Espera...toma esta-Le da una pistola gravada.
-Ya es oficial?,pues gracias.
-Vamos a divertirnos.
Al llegar al Jet,se toparon con la noticia de que Leon estaba en Montevideo. LEX,se llevo una moto y salio a buscarlo.
2 días antes,yendo a Uruguay,se entero de que Leon había asesinado a Nina,la había llenado de balas, y luego prendido fuego. Nina,era hermana de LEX,no pudo estar en la boda de su hermana,porque sino hubiera sido una masacre peor de la que había ocurrido. La familia de Leonardo no estaba totalmente cuerda,pero el mas demente de todos era Leonardo,ya que se asesino a si mismo al crear a LEX. LEX,apesar de no querer a nadie,siempre quiso a Nina,ya que antes fue Leonardo,y su hermana mayor,Nina,siempre lo protegió,y por siempre fueron muy unidos,uno al otro,al matar a Nina,Leon abrió paso a la peor forma de LEX,había liberado a un verdadero demonio.
Llego al lugar donde estaba Leon.
-Y con que por fin llegas,cuñado.
-Cállate idiota,jamas la valoraste.
-No sabes de que hablas,yo la ame,pero se volvió un demonio.
-Si la amabas,no la hubieras asesinado.
-Habla el que asesino a su familia.
LEX saco su cuchillo,corrió asía Leon y lo sujeto,le dijo “creo que si estas triste,porque no sonríes?”,procediendo a cortarle la boca formando una sonrisa,luego la cosió,y dijo “bueno creo morirás feliz”.Y Se marcho luego de incendiar toda la fabrica de textiles.
NO ES UN SIMPLE SENTIMIENTO”
En un bar de Montevideo,un tipo encapuchado dice:
-No paso mucho tiempo desde que la puerta al infierno se abrió, todo porque un maldito millonario no quería morir.
Se fue del bar, dejando la cuenta paga. Se dirigió a la casa de un médium para contactar con un espíritu. El espíritu era Death Master, un asesino del siglo 19. Al contactar con el, le pidió que posea a alguien,así que escogió al médium, el estaba vivo de nuevo,pero ahora es inmortal.
-Hola,me llamo Leon, y te pido ayuda para acabar con una peste que se llama “Liga de Sangre”.
-Te ayudare,solo necesito cambiarme,y tu también. No podemos enfrentarnos a la peste vestidos así.
No sabían donde se encontraban,entonces investigaron toda la ciudad,solo para toparse con que ya se fueron del país.
No hay lugar mejor que Tokyo para comprar armas,entonces se dirigieron a Japón. Para vivir trabajaron para la mafia, mataron Americanos, Chinos, Rusos, pero ninguno de ellos era de la L.S.
al comprar las armas,y obtener uniformes nuevos,tomaron un avión a Australia, donde ocurrían siniestras muertes,pero tampoco encontraron nada.
Fueron a España,donde por fin encontraron a la L.S. enseguida Jack reconoció a Death.
-Estas vivo también?
-Paso tiempo,ahora si correrá sangre,ya me lo imagino,y me da nauseas.
Leon como siempre,corrió asía LEX,el no lo vio venir,pero Sara lo salvo,los dos peleaban contra Leon,el cual todavía no lo reconocían por la mascara, LEX le corto el brazo.
MILO,Tricks y Gosth buscaban el Jet, mientras tanto Death estaba acabando con Jack,y finalmente le corto la garganta, Tricks corrió y lo apuñalo, MILO salto y le hizo un corte atrás de cada rodilla, y finalmente Gosth lo ejecuto. Los dos espíritus se desvanecieron en el aire.
-No se quien eres,pero te dejare vivir, ve y cuenta el cuento- Dijo LEX.
-Na mejor no (BANG)- Gosth le dispara en la cabeza.
Ya en el Jet,MILO, como un niño le pregunto a LEX:
-Que hay entre tu y Sara?
-No hay nada,somos amigos, nos hablamos así por que se nos da la gana-Le respondió el líder.
-Pero,nunca quisiste una relación?
-Si,una vez,fue hace mucho tiempo,era un adolescente y no sabia nada de la vida,ahora no me importa nada,mi familia ya había muerto para mi,y ahora tengo otra, no se suplanta a las personas que se quieren,pero si conoces personas que puedes querer, y para mi Sara es como una hermana,es como mi otra mitad,y por eso la quiero.
-Amigo,tu si tienes problemas sentimentales.
-No me fue bien en muchas cosas, pero con ustedes cambio todo.
DIA LIBRE”
LEX y Gosth buscaban un lugar donde vivir en Suiza, compraron un Mansión en la capital,la cual parecía una casa embrujada. Todos ellos se mudaron a la casa, construyeron una compuerta que se abre en el piso del patio para sacar el Jet del garaje.
-LEX,hace tiempo no salimos los dos-Le dijo Sara.
-Si,es verdad,podríamos salir a caminar y conocer el barrio-contesto el.
-Maravilloso.
En su caminata encontraron un prostíbulo, y por los instintos feministas de Sara entraron y mataron a todos los proxenetas y liberaron a las mujeres. Mas tarde encontraron un perro atado a una columna,el cachorro estaba maltratado,buscaron al dueño y lo mataron,luego lo ataron en el puente con un cartel que decía “ANIMAL”,también se llevaron al perro y lo llamaron Jedi.
Siguiendo por su camino,mataron mucha gente. Al llegar a la casa, le pusieron el collar al perro con su placa y se fueron a comer. Todos los programas de noticias hablaban de los asesinatos en forma de protesta.
LEX se volvió a sentir vivo,ya no le afectaba el echo de que su hermana murió, y tampoco los molestaría nunca mas Leon,el se sentía... en paz.
Mientras tanto Gosth buscaba en la base de datos de la CIA información sobre Leon, descubrió que Leon era el tipo que mato en España, y que la mascara que llevaba significaba “Ángel” en japones. Y obviamente se rió diciendo:
-Acaso se cree Lincon y que nosotros somos vampiros?
Al día siguiente MILO fue a comprar una Katana, y se topo con la que seria la Julieta de su Romeo. Pero claro,no salio bien,por algo Romeo y Julieta,el no murió,pero ella fue envenenada y para sacarle el sufrimiento la apuñalo.
Tricks tampoco tenia un buen día,ya que no estaba la moto que quería comprarse y tampoco encontró ropa que le gustara, y para desatar su ira,mato a todos en las dos tiendas, la de motos y la de ropa.
A los que si les iba bien era a Gosth y LEX,compraron sus vividas preferidas (Monsters) y jugaron toda la mañana al C.S.
Sara por su parte,conoció a un chico,y les iba bien...hasta que dijo que no le gustaban los perros,y ahí fue cuando el perdió la vida.
En la noche los cinco salieron a “celebrar” y por eso fueron a Berlin,un cuarto de la población murió. Hay que aclarar que ninguno mata niños, y que Sara solo mata mujeres que sean malas con sus hijos,a los demás les da igual que hagan con su vida.
GUARDA SILENCIO”
La mañana empezó como la de todos los días, curar personas, ir de un lado al otro,dar apoyo en otros campamentos y así siguió todo, hasta que alguien llego y mato a todos, era un mercenario conocido como “GRUMPEL”. Tenia un récord de 19502 muertes, el siempre tiene un objetivo, pero si alguien se interpone también muere. Esta vez iba por Pablo, un médico común, pero su profesión evitaba que un grupo de terroristas cumplan con su misión.
GRUMPEL mato a todos, pero Pablo vivo, solo de suerte, se sentó, y vio a sus compañeros muertos, el había jurado salvar a esas personas, pero no pudo. Se le nublo la vista de tantas lágrimas, cambio su postura, ahora los salvaría, pero no curando personas, el va a matar a los culpables.
Se puso su túnica, unos guantes, con trozos de tela se hizo una mascara y con algunos aparatos hizo un arco, también se puso un chaleco anti balas. Ahora estaba listo para cumplir con su objetivo, solo le faltaba encontrarlos.
Llego a un campamento, mato a los guardias con una flecha a cada uno, se les llevo las pistolas y siguió su camino. Asesino a todos los que estaban adentro, cada uno tenia un agujero o una flecha en la frente. Antes de llegar a la “oficina” del jefe se encontró otra vez con GRUMPEL.
-El payaso llego a la fiesta-Dijo GRUMPEL
-Otra vez nos encontramos? Creía que no te vería mas, pero bueno, sera linda la venganza- Respondió Pablo.
-Tu eres del que todos hablan “The Suwet”, verdad?
-No tenia idea de que me decían así.
Prosiguieron a dispararse. Cuando los dos se quedaron sin balas, Pablo uso su arco y GRUMPEL un cuchillo que se había robado de Japón, Pablo le dio un flechazo en una pierna, clavándolo al piso, y otro en un brazo haciéndolo perder el cuchillo, agarro una de sus flechas y se la clavo en la cabeza con sus manos. Cuando llego a donde el jefe solo encontró una nota que decía “Nos vemos pronto”.
-Y esa es la historia de como perdí mi cuchillo-Dijo alguien.
-Wow, de todas las locura que viviste esta es la peor León-Dijo su amigo- León? Donde estas amigo?-Dijo asustado al sentir un revolver en su cabeza.
ES DIFICIL DECIR ADIOS”
-Ya se que vas a decir, ¿De verdad LEX está colgado en una jaula?, la respuesta es “Si”, déjame que te cuente. Hasta hace dos semanas estaba bien, no tenia preocupaciones y tampoco problemas. Pero un día irrumpieron en mi casa, se llevaron a mis amigos y a mi perro, también mis armas y los autos, pero no creas que no luchamos, todos peleamos contra esos mercenarios, pero todos fallamos, caímos en batalla, y pues somos demonios no dioses. (se cae la jaula)
-Hola,¿Tu nos tenias a el montón de huesos y a mi en esa jaula?- Dijo LEX
-Perdón, no fue mi intención,mis criaturas no entienden la diferencia de ir a buscar y secuestrar.
-Ok, disculpa aceptada, ¿Pero, que es esto?
-Ah, bienvenido al infierno!
-Entonces...¿Eres el diablo?
-No,yo soy el encargado de buscar a los mortales especiales y transformarlos en demonios de verdad.
-Y...¿Yo que con eso?
-Eres el nuevo ángel de la muerte, tu seras el que liquide a todos los que se merecen morir.
-Lo siento, no soy un héroe.
-Leonardo Demondreg, de Londres, descendiente directo de Rian Reynol, también conocido como “Plimber”,y por ser el asesino de la familia con mas delitos hechos, eres un héroe.
-¿De que familia hablas?
-La tuya, Plimber fue un atracador de bancos, y las siguientes 6 generaciones lo siguieron, tu cortaste con eso Leo.
-1) Eso no explica nada; 2) Me llamo LEX.
-Muchos ya aceptaron y fallaron en esta misión,pero, tu podrías ser todo lo contrario.
-¿Qué misión hablas?
-La que te llevara a tu máximo poder.
-Un momento,¿tengo poderes?
-Si, ¿como crees que vives después de todo lo que pasaste?,no eres afortunado de no haber muerto en ese bombardeo.
-Mi familia vivió también después de eso.
-Tu hermana Nina los posee.
-Nina murió!
En ese momento LEX se enfureció, liberando una energía que hizo caer al demonio. LEX saco su cuchillo y le corto el cuello cubriendo todo el suelo de sangre.
LEX se preguntaba si de verdad Nina esta viva, él la vio morir, era imposible que Nina viviera después del incendio. Si se pudiera vivir después de ese incendio Leon ya hubiera aparecido.
LEX corrió a su casa, busco el Jet y se fue en busca de sus amigos y de sus autos, pero, de la nada el Jet callo al agua, dejando a LEX en una balsa salvavidas en el medio del Océano. Encontró que el ala izquierda tenía un dispositivo, el cual su función era apagar el Jet.
Después de 10 días llegó deshidratado, hambriento y cansado a África, al parase, una dardo le dio en el brazo, haciendo que caiga dormido. Despertó en una carpa, en la cual había un tipo vestido como superviviente de un Apocalipsis y con un arco.
-Hola,me llamo LEX, vivo en Suiza y ahora tengo que ir a buscar a mis amigos, bye.
-Se quien eres, por eso estas aquí vivo y no con una flecha en la frente en el agua, también se quien tiene a tus amigos.
-Ok,¿quien eres?
-Me llamo Pablo, fui un doctor de médicos sin fronteras, trabajaba ayudando a unos aldeanos a salir de un territorio de terroristas, esos mismos terroristas enviaron a su mercenario mas fiel, GRUMPEL, mato a todos y por suerte yo no morí, pero me hice el arco un traje de camuflaje ligero y salí a matar a esos tipos, yo maté a GRUMPEL, y le quité este cuchillo.
-Ese es el cuchillo de un mercenario de la mafia Japonesa, su nombre real es Leon Fresh, un ex militar que entreno para matarme y a toda la liga, desarrollo una gran habilidad con todos tipo de armas y se transformo en el ejecutor de los Japoneses, pensé que había muerto en el incendio, pero alguien lo salvo y fue a intentar matarme en España, pero, Gosth le corto el cuello.
-Creo que podemos salvar a tu liga,solo necesitamos mejores armas.
Así Suwet se convirtió en uno mas de la liga. Recorrieron todos los campamentos de terroristas, los mataban y se les robaban municiones y otros tipos de armamentos. LEX se llevo dos pistolas y muchos cartuchos, Suwet cosas para hacer distintas flechas.
Al llegar al barco en el que Leon tenia a la liga descubrieron que estaba al mando de una mafia Japonesa y de el grupo de terroristas de hace rato, también tenia muchas defensas en su fortaleza marítima.
-Ok,Suwet, tu por la izquierda y yo por la derecha.
-Entendido, procura que no nos descubran.
LEX por la derecha le corto el cuello a cada oficial que había en el camino, todos cayeron como hojas al viento. Por el otro lado, Suwet había dejado un camino de personas con flechas en la cabeza. Luego de todo eso llegaron a la oficina de Leon.
-¡Muy bien maldito estúpido!¿Donde están?-Dijo LEX
-Están en una jaula, ella los acompaña.
De la nada los dos compañeros dispararon a la vez, LEX lo lleno de balas y Suwet le dejó una flecha entre ceja y ceja.
LEX buscando por todo el barco encontró a la liga, y a su hermana.
Esta vez decidieron atar a Leon del ancla y cortarla, dejándolo en el fondo del Océano Atlántico.
-Chicos, tengo que decirles algo, voy a dejar la liga, Sara por derecho es mi sucesora, ella decidirá quien va a ser su segundo al mando. Tengo que descubrir quien soy y que hago en este mundo.
Sara lo agarro del brazo y se lo llevó a un lugar escondido y le dijo:
-Vamos LEX, tu eres la razón de esto, no puedes irte.
-Sara, los dos sabemos bien que sin ti esto no seria nada, ahora sal de mi camino, yo me voy.
-Leonardo, yo te necesito, si te vas yo también, no puedo estar lejos de ti, estos días aquí fueron difíciles.
-No puedes venir conmigo, ellos te necesitan y yo necesito irme lejos de todo, volveré, lo juro.
-Nunca cumples lo que prometes.
-Te prometí que si en algún momento tu vida corre peligro yo voy a estar ahí para ayudarte, y llegue a ayudarte.
-Prometiste que siempre estaremos juntos...
-...Juntos no importa la distancia...
-...O el tiempo que pase...
-...Siempre juntos-Dijo LEX terminando la frase.
Volvieron con los otros y LEX dijo:
-Espero que vivan, y que no se metan en problemas, si Leon vuelve yo volveré y si algo malo pasa, también lo haré.
LEX empaco algunas cosas y se subió al avión, cuando estaba por despegar miró a Sara y dijo “Te quiero tres millones”.
“DAR WORLD” Fue creada y escrita por MeXlo
Pd:Si te gusto házmelo saber un abrazo y hasta pronto.
Twitter:@mexlo
Instagram:/mexlo_
YouTube:/MeXlo
submitted by DarkWorld_ to u/DarkWorld_ [link] [comments]


2019.03.13 10:19 MonoDeCirco NO SE QUE HACER CON MI VIDA!!

Mi vida ha sido extraña desde el día 1, inclusive antes de haber nacido las cosas ya eran extrañas en mi familia.
Mi padre biológico y mi madre fueron de esas parejas jóvenes que se juntaron y comenzaron a tener hijos sin contraer matrimonio en ningún momento, lo cual tiene sentido considerando que él la engañaba constantemente con cualquier mujer que se cruzara en su camino. Tengo 3 hermanos mayores nacidos de esa relación y bueno, también nací yo, pero a diferencia del resto no dentro de esa pareja cómo tal. Cuando apenas tenia 6 meses en la barriga de mi mamá, ella decidió que ya era demasiado y se largo a vivir sola con mis hermanos.
Nací yo, y mi madre comenzó a trabajar para poder mantener 4 niños ruidosos por si misma, aunque para su buena o mala suerte las cosas no salieron como planeaba y mi "padre" básicamente secuestro a mis hermanos llevándoselos de la guardería mientras mi mamá estaba en el trabajo, yo por otro lado era cuidada por una amiga suya porque aun era demasiado pequeña. Quizás por comodidad mi madre decidió dejar que las cosas siguieran su curso y básicamente olvido que tenia 3 hijos mayores, un tiempo después incluso se dio el lujo de casarse con alguien que conoció en el trabajo, el cual tomo la decisión de darme su apellido, él se convirtió en la persona a la que llame papá durante años y me dio 2 medios hermanos más pequeños.
A mis 5 años mis padres se divorciaron, lo cuál no era sorpresa considerando que se casaron demasiado pronto y realmente peleaban demasiado por la ausencia de mi padre y la personalidad tan fuerte de mi madre que no perdía la oportunidad de descargar su frustración con sus hijos, siendo yo la más grande y favorita para recibir una serie de castigos físicos que no deseo ni a mi peor enemigo. En poco tiempo mi madre ya tenia una nueva pareja y apenas veíamos a papá los fines de semana. Cualquiera podría pensar que un nuevo padrastro no es la gran cosa, pero seguro que cualquiera cambia de opinión cuando se enteran de que el sujeto es vendedor de drogas, lo cual obviamente mi madre ya sabia (apuesto que empezaron su relación cuando ella se volvió su cliente.
Personalmente no juzgo a las personas que tengan relación con drogadictos o dealers, pero no creo que sea prudente si hay niños en medio, al menos a mi me toco enfrentar una niñez extraña con un par de adultos que siempre estaban encerrados en su habitación y rara vez se tomaban el tiempo para llevarnos a la escuela.La situación se mantuvo errática y extraña por un par de años hasta que un día en lugar de ir mi madre a recogernos a la escuela, mi padre apareció en la entrada un par de horas después del horario de salida. No fue difícil entender que la mujer se había largado con su novio, en realidad fue un alivio.
Las cosas estuvieron un poco mejor al comenzar a vivir con papá, no demasiado considerando que siempre estaba trabajando, pero al menos se tomaba la molestia de llevarnos a la escuela todos los días y darnos dinero suficiente para sobrevivir de manera más que decente. Se puede decir que tuvimos una infancia genial, después de todo no había adultos, solo comíamos chatarra y podíamos pasar el tiempo que deseáramos jugando en la calle con otros niños, pero a veces nuestras travesuras nos hacían merecedores un par de palizas por parte de nuestro padre.
Para mis hermanitos se puede decir que el vivir con papá termino con las locuras y el infierno, pero para mi sólo cambiaron el verdugo y sus castigos. Aquí empieza la segunda etapa de mis traumas: a los 9 años mi padre comenzó a abusar sexualmente de mi, jaja (siento que debo agregar la risa para evitar llorar al mencionarlo...). Considerando que el hombre no tuvo pareja por muchos años y que yo realmente no llevo su sangre se podría decir que no es tan raro, pero durante toda mi vida siempre lo vi como mi padre así que al momento de analizar las cosas tenia que tomar muchas cosas en cuenta. Cómo nadie sabia lo que ocurría, como una niña de 9 años sin madre decidí no decir nada, después de todo no tenia a quien, aunque a veces consideraba la opción de huir de mi casa nunca lo hice, me parecía mejor esperar hasta ser mayor de edad y poder ser independiente y bueno, eso fue lo que hice, no sin problemas claro esta.
A los 12 años mi madre reapareció mágicamente en mi vida, lo cual fue extrañamente reconfortante para mi, que realmente necesitaba alguien con quien contar, quizás ella no era la mejor opción pero era mejor que mi padre, o al menos eso creí. La mujer parecía estar mejor y tener ganas de ser la madre que nunca fue, pero con el pasar de los días era obvio que algo no funcionaba entre nosotras. Mientras intentaba hacer todo por complacer a mis hermanos era claro que a mi no me apreciaba tanto, con los años hubieron muchas situaciones en las cuales esto fue muy obvio, incluyendo su directo: No me importa lo que tu pienses de mi, porque tu no eres importante para mi.
La verdad me hubiese gustado que ella me quisiera, porque yo la quería, pero bueno, supongo que por alguna razón no era merecedora de su cariño.
Así que las cosas siguieron prácticamente igual, mis hermanos y yo viviendo con mi padre el cual hacia de mis noches una pesadilla, y mi madre yendo de visita diariamente para preparar la comida y tratándome como una mierda durante el día. Mi único lugar tranquilo era la escuela en donde obviamente no tenia amigos por ser la rara y tampoco me iba genial en calificaciones, pero la biblioteca si que era un lugar genial para leer novelas y pasar el tiempo tratando de evitar volver a casa.
Hasta los 18 ya no hubo mucho drama más de lo normal, sin amigos, novio ni nada especial.
Entre a la universidad y en mi primer semestre conocí a un chico genial, no era precisamente una relación para escribir un cuento de hadas pero puedo decir sin equivocarme que fue mi primera relación seria y digna de mencionar. El chico no era de mi ciudad y al ser un poco mayor (lo comencé a conocer desde FB) estaba por terminar la carrera y regresar a su ciudad. La cosa hubiese terminado ahí pero como toda chica joven pensaba que era "el chico" así que después de unos meses de relación llegue a contarle todo de mi vida (incluido el asunto de mi padre), así que ya sea por lastima o por amor él decidió que no podía dejarme sufrir más y me invito a vivir con el y sus padre en su ciudad. No es que mis opciones fueran muchas y realmente lo quería así que sin pensarlo mucho tiempo acepte y en poco tiempo ya estaba comenzando una etapa completamente nueva.
Con un par de maletas huí de casa sin contarle a nadie, deje la universidad y simplemente deje que las cosas pasaran.
En mi nueva ciudad empecé a trabajar y todo estaba bien en mi relación, aunque vivir con los padres de mi novio me parecía extraño así que eventualmente comencé a vivir con una compañera de trabajo en un apartamento compartido.
Hubiese sido lindo si toda mi historia acabara aquí, pero no tengo tanta suerte.
Trabajar mucho, ganar poco y tener muy poco tiempo para todo lo demás no me resultaba ideal, y para rematar mi novio estaba realmente ocupado buscando su primer trabajo así que no podíamos vernos demasiado, por lo que eventualmente comencé a sentirme sola. Mes a mes las cosas se volvían más extrañas en mi cabeza y la depresión llegó finalmente a mi vida, razones no le faltaban. En algún punto las cosas perdieron su sentido y las ideas de acabar con ella empezaron a darme vueltas de manera cada vez más frecuente, sin embargo mi inteligencia no me permitía hacerles caso y trate de apoyarme en mi novio para evitarlas, lo cual fue demasiado para el y después de 9 meses nuestra relación termino después de que su preocupación lo llevara a llamar a mis padres y contarles la situación, así que casi arrastrada regrese a la que solía ser mi casa.
Durante meses intente olvidar al que era mi amor y al mismo tiempo sobrevivir todo lo demás, aunque en un principio parecía que todo iba a ser diferente lo cierto es que el tiempo fuera de casa fue como un tiempo fuera antes de que todo regresara a ser igual excepto por la diferencia de que yo no era la misma y no estaba dispuesta a tomar más de lo mismo. Estuve tiempo sin hacer nada hasta que un día mi madre se sentó a hablar conmigo a decirme que mis estupideces estaban afectando los demás y que era mejor que me largara a hacer mi drama a otro lado por que nadie me quería, así que lejos de deprimirme decidí conseguir un trabajo para dejar de escuchar sus palabras hirientes por un tiempo, claro que con mi único semestre de universidad tuve suerte de conseguir un puesto contestando teléfonos en una pizzeria.
No paso mucho tiempo antes de que algo volviera a pasar en mi vida y en este caso fue más un alguien. Gracias a FB conocí nuevamente a una persona que por alguna razón se volvió importante para mi, el cual curiosamente vivía en la misma ciudad que mi ex (y también tenia gustos parecidos), y aunque al principio yo no estaba interesada en absoluto, con cada conversación nos llevábamos mejor hasta el punto de tomar la decisión de ir a visitarlo un fin de semana para conocernos en persona. Lejos de lo que esperaba las cosas resultaron bastante bien (incluso para mi suerte) y en ese par de días comenzamos una relación formal. Regrese a casa contenta y todo estuvo bastante bien, y conforme pasaban los días le conté más de mi vida y mis problemas, sorprendentemente el tomo todo mucho mejor de lo que yo esperaba.
Sin embargo en casa las cosas seguían siendo una pesadilla, y la verdad yo no estaba nada bien en cuanto a ello, así que cuando mi nuevo novio me sugirió comenzar a vivir con el no me tomó ni un minuto decir que si. Básicamente se repitió exactamente lo mismo que la primera vez, yo huyendo sin avisar a la misma ciudad con un chico a casa de su madre y con sus hermanos, sin embargo debo decir que las cosas si que salieron diferente.
Creo que comenzare a hablar un poco más de la actualidad.
Llevo casi 3 años con mi novio, lo cierto es que es la mejor persona que he conocido en mi vida, pero yo estoy demasiado rota en este punto.
Durante este tiempo él me ha permitido relajarme completamente, gracias a su beca de doctorado no debo trabajar así que realmente no hago nada más que pasar el día viendo series y cuidando a nuestro gato, pero no puedo evitar sentir que algo le falta a mi vida.
He ido al psiquiatra y actualmente estoy en tratamiento farmacológico por ansiedad y depresión, hace casi un año comencé a sufrir ataques de pánico y bueno, soy un desastre poco funcional. No puedo trabajar sin sentir una ansiedad horrible y aunque no necesito dinero para sobrevivir, no puedo hacer cosas que tal vez me gustaría por falta de dinero.
Mi novio como dije es increíblemente maravilloso aún con sus defectos, su caracter fuerte y las peleas que llegamos a tener, pero tampoco pretendo que entienda todo, lo cierto es que no se que hacer con mi vida, siento ganas de hacer más que sólo existir, de hecho quisiera poder ir a la universidad y darlo todo estudiando, pero faltan demasiados años para que él pueda permitirse pagar por ello.
Siento que estoy atrapada en un limbo extraño y tanto tiempo sólo me hace pensar en el pasado y el futuro, quizás es por la costumbre al cambio y la locura, pero siento una impotencia y ganas de algo más.
Dentro de todo me considero una persona inteligente y quisiera tener ganas de hacer algo más con mi vida.
La razón para empezar a escribir esto fue comenzar a preguntarme hace unas horas si no seria más fácil simplemente dejar de intentar que una vida disfuncional tenga algún sentido, y me da miedo seguir pensando que es la única solución, así que necesito un consejo de alguien más...
submitted by MonoDeCirco to offmychest [link] [comments]


2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:49 master_x_2k Interludio V

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Interludio V

"¿Esto es lo que querías?", El adolescente con barba en su mentón y la capucha arriba, le entregó la bolsa de papel.
Manos anchas con las uñas arruinadas y podridas de color marrón recorrieron el contenido. “Lo es. Aquí.” La voz era ligeramente acentuada, las palabras y los sonidos eran muy cuidadosos, como si no se sintiera cómodo con el inglés.
El joven extendió la mano y sus ojos se agrandaron cuando un manojo de billetes se presionó en sus manos.
“Esto es... más de lo que pensé que sería.”
“¿Te estás quejando?”
El joven negó con la cabeza.
Gregor el Caracol se metió las manos en los bolsillos, como para esconder las uñas y los bultos que le salpicaban el dorso de las manos como costras. Cada uno de las protuberancias duras, que podrían haber sido conchas o escamas, ninguna más grande que un dólar de plata, tenía una prominente forma de espiral. Por mucho que pudiera meterse las manos en los bolsillos, no podía ocultar su rostro. No tenía cabello en la cabeza, ni siquiera cejas o pestañas, y las protuberancias duras le cubrían la cara como un caso terminal de acné. Lo más extraño y desconcertante de todo era el hecho de que su piel pálida era lo suficientemente translúcida como para poder ver las sombras de su esqueleto, sus dientes y la lengua en su boca.
“Como puedes ver”, dijo Gregor, sin ninguna afectación, “sería difícil para mí entrar a una tienda y hacer simples compras. No me gusta depender de mis amigos para esto. Me hace sentir en deuda con ellos, y eso no es bueno para las amistades. Si estás interesado en repetir este tipo de transacción, estando de guardia para hacer diligencias por mí durante un tiempo, podría arreglarse.”
“¿En serio?” El chico se frotó la barbilla, “¿Por cuánto tiempo?”
“Hasta que llamé y no puedas o no quieras hacer mi mandado. Si esto sucediera más de una vez, o si la razón no fuera buena, encontraría a otra persona, como lo hice con la última persona.”
“¿No lo lastimaste ni nada?”
“No. No lo hice. Decidió que prefería pasar la noche con su novia. No lo he llamado nuevamente.”
“¿Esto no será nada ilegal?”
“No. Sin drogas, sin prostitutas, sin armas.”
“Entonces me llamas, salgo corriendo y te consigo alimentos, o ropa, o comida para llevar, o champú, o lo que sea, y me pagas tres-”
“Eso es cuatro. Y no tengo pelo, así que no necesitarías preocuparte por el champú.”
“Claro. Lo siento. Entonces, ¿cuatrocientos dólares cada vez? ¿Cuál es el truco?”
“Sin trucos. Tengo dinero, me gusta que las cosas sean convenientes. Solo una pequeña posibilidad de problemas. Mi primer asistente, ella renunció porque estaba preocupada de que mis enemigos la usen para llegar a mí. No negaré que esto es posible.”
“¿Tienes enemigos?”
“Sí. Pero todavía no ha habido un caso en que alguno de mis asistentes tuvo problemas con ellos.”
“¿Alguno de ellos se metió en problemas?”
“El último asistente, el chico con la novia. Pensó que podría conseguir más dinero, porque podría ir a la policía y contarles lo que sabía de mí. Tuvo la suerte de intentar esto cuando estaba de buen humor. Yo lo disuadí. Trabajó para mí durante dos meses después de eso sin ninguna queja. No fuimos amistosos, fue puro negocio. Recomendaría, amablemente, que no intentes lo mismo.”
“Oye. Vive y deja vivir, ¿verdad?”
“Ese es un buen dicho.”
“Bueno. Quiero ir a la universidad este otoño, y esto suena muchísimo mejor que trabajar por el salario mínimo de durante cincuenta horas a la semana. Aquí, mi número de teléfono celular”, él entregó su teléfono.
Gregor el Caracol se tomó un segundo para poner el número en su propio teléfono. “Lo tengo. Llamaré.”
Fueron cada uno por su camino.
Gregor caminó por las calles laterales del centro de Brockton Bay con la capucha de su sudadera proyectando su rostro en la sombra. Cualquiera que se cruzara en su camino y mirara debajo de su capucha se apresuró a mirar hacia otro lado. Avergonzado, asustado. Aquellos que lo vieron desde lejos lo consideraban también como monstruoso, pero de una manera diferente. Para ellos, él era simplemente uno de los obesos mórbidos. Un hombre en de entre veinte largos o pocos treinta, casi tres veces el peso que debería tener para su altura de metro setenta y ocho. Su peso, lo sabía, era una de las cosas raras en este mundo moderno que alguien podría usar para burlarse de él abiertamente.
Le había llevado años llegar a aceptar esto. El ser uno de los monstruos.
Cuando llegó a su destino, el palpitante latido de la música llegó a sus oídos. El club estaba a dos cuadras de Lord Street, y había una línea que se extendía por el costado del edificio. Letras amarillas que brillaban intensamente en una letra casi intencionalmente simple deletreaban 'Palanquin'.
Se saltó la línea y se dirigió directamente hacia la puerta de entrada. Un fornido portero hispano con una barba que trazaba los bordes de su mandíbula desabrochó la cerca de la cadena para dejarlo pasar.
“¿Qué demonios?”, Se quejó una de las chicas que estaba al frente de la fila. “Estuvimos esperando cuarenta y cinco minutos, ¿Y dejaste entrar a ese gordo de mierda?”
“Fuera de la fila”, dijo el portero, su voz aburrida.
“¿Qué carajo? ¿Por qué?”
“Acabas de insultar al hermano del dueño, idiota”, le dijo el portero, “Fuera de la fila. Tú y tus amigos están vetados.”
Gregor sonrió y negó con la cabeza. La línea que el portero había usado era basura, por supuesto, él no era el hermano del propietario. Pero fue agradable ver a uno de los imbéciles recibiendo lo que merecían.
Había trabajado como gorila para clubes que buscaban a alguien más exótico y llamativo, cuando se estaba poniendo de pie por primera vez, por lo que sabía que la línea que veías por la puerta rara vez indicaba cuántas personas había en el interior. Un club vacío podría tener una fila de personas esperando para entrar, para dar la imagen correcta. A pesar de que era martes por la noche, Palanquin no tenía necesidad de tales engaños. Estaba lleno de gente. Gregor navegó con cuidado entre la multitud de bailarines y personas que sostenían tragos, hasta que llegó a una escalera custodiada por un portero. Al igual que con la puerta de entrada, su entrada a la escalera era automática, incuestionable.
El balcón del piso de arriba no estaba lleno de gente, y los que estaban presentes, una docena más o menos, estaban casi deshuesados ​​en su letargo. Sobre todo chicas, yacían boca abajo en los sofás y en las cabinas de todo el balcón que daba a la pista de baile. Solo tres personas estaban más o menos alerta cuando Gregor se acercó.
“¡Gregor, mi muchacho!” Newter sonrió de oreja a oreja. Gregor captó el más breve destello de disgusto en la cara de una de las chicas que estaban sentadas con Newter, mientras lo miraba. Ella era una rubia con lápiz labial azul y reflejos rosados ​​en su cabello. Si Gregor hubiera estado trabajando como portero, habría revisado su identificación, la habría comprobado dos veces, y aunque pareciera real, la habría echado de todas maneras por ser demasiado joven. Ella no podría haber tenido más de dieciséis años.
Aún así, eso era más o menos la edad de Newter, y no podía culpar al chico por estar interesado en alguien de su edad.
La otra chica, de cabello oscuro, tenía un aspecto europeo en sus facciones. Ella no mostró tal disgusto. Cuando ella le sonrió, no había señales de que la expresión fuera forzada. Eso fue raro e interesante.
“Traje tu cena”, dijo Gregor.
“¡Buen hombre! ¡Trae una silla!”
“Los otros también querrán su comida.”
“Levanta una silla, vamos. Aquí tengo dos chicas deslumbrantes, y no me creen cuando les estoy hablando de algunos de los trabajos más geniales que hemos realizado. Necesito respaldo aquí, hermano.”
“Yo no creo que sea una buena idea hablar de estas cosas”, dijo Gregor. Él permaneció de pie.Newter tomó la bolsa y agarró un sándwich de adentro. “Todo bien. Faultline se unió a la conversación hace un rato, por lo que obviamente no le parece un problema. No van a hablar, ¿verdad, Laura? ¿Mary?”
Cada chica negó con la cabeza cuando Newter les preguntó por su nombre. Eso le permitió a Gregor etiquetar a la chica de cabello oscuro como Laura y la chica con el lápiz labial azul como Mary.
“Si Faultline dijo que estaba bien”, dijo Gregor. Cogió la bolsa de Newter y encontró su propio sándwich. “Laura y Mary, lo siento, los otros sándwiches que tengo aquí están reservados. Podría ofrecerles algo del mío, si quisieran.”
“Está bien, no tengo hambre”, respondió Laura, “Me gusta tu acento. ¿Es noruego?”
Gregor terminó su primer bocado, tragó saliva y negó con la cabeza, “No estoy seguro. Pero he hablado con un experto y él dice que el otro idioma que hablo es islandés.”
“¿No lo sabes?”
“No”, respondió Gregor.
Su respuesta brusca solo detuvo la conversación por un momento antes de que Newter lo pusiera en marcha de nuevo, “De acuerdo, hermano, diles a estas chicas contra quién nos enfrentamos el mes pasado.”
“¿El trabajo de la caja de juguetes?”, Preguntó Gregor, “¿con el mercado negro de Artesanos? No habia nadie-”
“El otro. El trabajo en Filadelfia.”
“Ah. Chevalier y Myrddin.”
Newter juntó sus manos, meciéndose en su asiento, “¡Te lo dije!”
“Y los vencieron”, dijo la chica de cabello oscuro, incrédula.
“¡No perdimos!” Gritó Newter.
“Estuvo muy cerca”, Gregor agregó sus propios dos centavos. “Chevalier es el líder del Protectorado en Filadelfia. Myrddin lidera el Protectorado de Chicago. Estas son personas que el mundo entero reconoce. Obtuvieron puestos protegiendo ciudades grandes en Estados Unidos porque son fuertes, porque son inteligentes y talentosos. Cumplimos el trabajo, como siempre hacemos, y nos marchamos.”
Newter se echó a reír, “Paguen.”
Ni Laura ni Mary parecían molestas cuando metieron la mano en el bolsillo y el bolso, respectivamente, y sacaron algunos billetes.
“¿Cuál fue la apuesta?” Preguntó Gregor.
“Les dije que no tenían que pagar si mentía.”
“¿Y si no estuvieras mintiendo? ¿Pagan más?”
“Ninguna penalización. Obtuve compañía y conversación por un tiempo”, sonrió Newter. Extendió la mano hacia la parte posterior de la cabina, agarró una bolsa que estaba allí y sacó un par de cucharas de plástico y una botella de agua. Con un gotero de agua que sacó de su bolsillo, extrajo agua de la botella y colocó unas gotas en cada cuchara. El último paso fue sumergir la punta de la lengua en cada gota de agua.
“Lámanlo”, les dijo a las chicas.
“¿Eso es todo?”, Le preguntó Laura.
“Es suficiente. Más, y es posible que vuelen por un tiempo inconvenientemente largo. Eso justo allí”, señaló Newter a la cuchara con la punta de la cola, “Es un poco menos de una hora de viaje psicodélico. Sin resaca, sin efectos secundarios, no es adictivo, y no se puede sufrir una sobredosis. Créeme, he intentado hacer que alguien tenga una sobredosis antes, en una situación de combate, y no pude lograrlo.”
Mary fue la primera en tomar la cuchara y meterla en su boca. Momentos después, sus ojos se abrieron de par en par y ella cayó inerte sobre el respaldo de la cabina.
“Oye”, dijo Laura, volviéndose hacia Gregor. Metió la mano en el bolsillo, encontró un recibo y un bolígrafo, y garabateó en la parte posterior en blanco del papel. Ella se lo entregó. “Mi número. Si quieres hablar, o, ya sabes, algo más.”
Ella le guiñó un ojo y luego se metió la cuchara en la boca.
Gregor parpadeó en una leve confusión mientras su cabeza cayó hacia atrás.
“Parece que has causado una buena impresión, Gregster”, se rió entre dientes.
“Tal vez”, dijo Gregor. Puso la mitad de su sándwich que quedaba en la bolsa de papel, luego hizo una bola con la envoltura. Después de un momento de vacilación, arrugó el recibo con el número de Laura en la bola. Lo lanzó a un cubo de basura a medio camino a través de la habitación.
“¡Oye! ¿Qué diablos?”
“No creo que yo le gustara porque soy yo”, dijo Gregor, “creo que le gustaba porque soy un monstruo."
“Creo que te estás saboteando, hombre. Esta buena. Mírala.”
Gregor lo hizo. Ella era atractiva. Él suspiró.
“Newter, ¿sabes lo que es un devoto?”
Newter negó con la cabeza.
“Es un término del argot para alguien que se siente atraído por personas con discapacidades debido a la discapacidad. Creo que se trata de poder, atracción por alguien porque de alguna manera son débiles. Creo que es probable que esta Laura me considere débil por la forma en que me veo, la forma en que puedo tener problemas día a día, y esto es atractivo para ella de una manera similar a la que un lisiado o un ciego seria para un devoto. Esto no me atrae.”
“De ninguna manera. Tal vez le gustes por la persona que está debajo.”
“No me vio lo suficiente como para saber quién podría ser esa persona”, respondió Gregor.
“Creo que te estás menospreciando. Yo aprovecharía esa oportunidad.”
“Eres una persona más fuerte que yo de muchas maneras, Newter. Debería llevarle la cena a los demás”, Gregor se dio vuelta para irse.
“Oye, haz una señal a Pierce para que envíe a otra chica o dos, ¿quieres?”
Gregor hizo lo que le pidió, llamando la atención del portero al pie de las escaleras. El portero, a su vez, llamó la atención de un grupo de chicas en la pista de baile.
Mientras las chicas se abrían paso, Gregor se volvió hacia Newter, “¿Estás feliz?”
“Oh hombre. No vas a entrar en una fase filosófica de nuevo, ¿verdad?”
“Te ahorraré eso. ¿Lo estás?”
“Tipo. Mírame. Tengo dinero para gastar, tengo a las chicas más calientes de la ciudad pidiendo probarme. ¡Literalmente queriendo probarme! ¿Qué piensas?”
“¿Estás feliz, entonces?”
“La época de mi vida, hermano.” Newter abrió sus brazos para saludar a un trío de chicas cuando llegaron a la cima de las escaleras.
“Me alegra.” Gregor se giró y entró al pasillo en la parte posterior del balcón. Cuando la puerta se cerró tras él, el sonido de la música detrás de él se atenuó.
Su siguiente parada fue la primera puerta a su izquierda. Él golpeó.
“Adelante.”
La habitación tenía una cama a cada lado, en las esquinas opuestas. Un lado de la habitación estaba atestado de carteles, fotos, una estantería repleta de libros, una computadora Apple con dos estantes para CD que se alzaban sobre ella y dos sistemas de altavoces. La música de los altavoces de la computadora apenas logró ahogar la música del club de abajo. La chica que estaba recostada en la cama tenía una densa capa de pecas en la cara y las manos, y cabello castaño rizado. Las revistas estaban amontonadas a su alrededor en la cama, amenazando con derrumbarse al menor movimiento.
El otro lado de la habitación era espartano. Nada adornaba las paredes, no había libros, ni computadora o parafernalia de computadora. Había una cama, una mesita de noche y una cómoda. El único toque de personalidad era una colorida colcha y una funda de almohada. Gregor sabía que había sido un regalo de Faultline. La propietaria no habría salido a buscarla ella misma. La residente de ese lado de la habitación estaba sentada en la esquina, mirando a la pared. Ella era rubia, el tipo de cabello rubio platinado que raramente duraba pasando la pubertad. Su suéter púrpura era un poco demasiado grande para ella, cayendo sobre sus manos, y sus jeans claros estaban claramente destinados a ser más cómodos que a la moda.
“Traje tu cena, Emily.”
“Gracias”, le respondió la chica pecosa. Cogió el sándwich que le lanzó y comenzó a pelar el paquete.
“¿Está bien?”, Le preguntó, haciendo un gesto a la chica de la esquina.
“No es uno de sus mejores días.”
El asintió.
“Elle”, habló, suavemente, “¿Puedo acercarme?”
Habían aprendido por las malas, que cuanto más distante estaba la niña, más fuerte era su poder. Esto la hacía particularmente peligrosa cuando estaba tan perdida que no podía reconocerlo. Una cruel ironía, observó Gregor, que prácticamente no tenía ningún poder cuando era más ella misma. Era un problema al que esperaban encontrar una respuesta, algún día.
La chica en la esquina se volvió para mirarlo a los ojos. Lo tomó por consentimiento, se le acercó y le puso un sándwich en las manos.
“Come”, la instruyó.
Ella lo hizo, casi mecánica en sus movimientos.
Después de que Faultline lo enlistó a él y a Newter, un trabajo los había llevado a un asilo de alta seguridad. Habían estado allí para interrogar a alguien sobre los Dragonslayers, un grupo de villanos que utilizaba tecnología de Artesano robada del Artesano más poderoso y de mayor perfil del mundo para el hurto y el trabajo mercenario. Su invasión del asilo no había ido tan bien como podría haberlo hecho, y había llevado a un cierre de alta tecnología de la instalación. No solo extendió su misión por varias horas, sino que también generó problemas con uno de los residentes, una parahumana que aparentemente tenía que ser movida regularmente, para que su influencia sobre su entorno no se extendiera más allá de los límites de su celda, convirtiéndola en una un problema serio para el personal, otros residentes y espectadores involuntarios.
Al final, después de tratar con el escuadrón enviado del Protectorado de Boston y obtener la información que necesitaban sobre los Dragonslayers, habían reclutado a la chica.
Miró y esperó lo suficiente para asegurarse de que estaba en camino de terminar su sándwich, luego se dio vuelta para irse. Emily le dio un pequeño saludo con la mano en señal de despedida, y él asintió una vez en reconocimiento.
Su última parada fue la oficina al final del pasillo del segundo piso. Miró por la ventana, luego se dejó entrar tan silenciosamente como pudo.
Faultline, propietaria de Palanquin y varias otras empresas de cobertura en Brockton Bay, estaba sentada en un gran escritorio de roble. Frente a ella, en medio de los libros de contabilidad, cuadernos y libros de texto de la universidad, había algo similar a un xilófono, una serie de varillas alineadas una al lado de la otra, atadas firmemente a una tabla.
Faultline estaba en su ropa profesional; una camisa de vestir blanca con las mangas arremangadas y pantalones negros metidos en brillantes botas de montar negras con dedos de acero. Su ondulado cabello negro estaba recogido en una cola de caballo. No llevaba máscara: los empleados de Palanquin que se aventuraban tan lejos como esta oficina estaban demasiado bien pagados para traicionarla. Sus rasgos eran tal vez demasiado agudos como para llamarlos convencionalmente atractivos, pero Gregor sabía que ella era ciertamente más atractiva que Newter o él mismo.
Mientras Gregor observaba, ella cerró los ojos, luego deslizó su mano por los extremos superiores de las varillas. La energía roja y azul crepitaba, y piezas de madera, metal, piedra y plástico en forma de moneda caían al escritorio. Otras varillas, varias de las cuales eran de madera verde, quedaron intactas.
“Carajo”, murmuró. Barrió los trozos de varios materiales en forma de moneda en un cubo de basura que estaba al lado de su escritorio. Echando un vistazo hacia donde estaba Gregor justo al lado de la puerta, levantó una ceja.
“No deseaba interrumpirte.”
“No te preocupes por eso. Tal vez distraerme ayudará.”
“Si estás segura.” Se acercó al escritorio, dejando la bolsa de papel sobre ella, “Eran las siete en punto, nadie había comido todavía. Nos conseguí unos sandwiches.”
“Gracias. ¿Cómo está Elle?”
“Spitfire dijo que estaba teniendo un mal día, pero que ha comido ahora. Quizás mañana será mejor.”
Faultline suspiró, “Esperemos. Es muy fácil volverse unido a esa chica, ¿sabe a qué me refiero?”
“Sí.”
“¡Carajo!”, Maldijo, mientras pasaba la mano por las varillas y, una vez más, la madera verde se negaba a cortarse.
“¿Qué estás haciendo?”
“Hemos hablado sobre el efecto Manton.”
“La regla que impide que algunos poderes afecten a los seres vivos. Has estado tratando de eliminar esas restricciones de ti misma.”
“Sin suerte. Es cuestión de tiempo antes de que tengamos un trabajo, las cosas se pongan feas, y sea demasiado débil, debido a esta limitación arbitraria.”
“Me resulta difícil creer que cualquiera que haya derrumbado un edificio sobre alguien pueda llamarse a sí mismo débil.”
“Eso fue más suerte que cualquier otra cosa", suspiró, mientras ajustaba las posiciones de las varillas.
“Si tú lo dices.”
“No es que no haya precedente para esto. Sabemos a ciencia cierta que algunas capas que alguna vez fueron retenidas por el efecto Manton han descubierto una forma de evitarlo o superarlo. Narwhal es el caso más obvio.”
“Sí.”
“Hay una rama teórica que dice que el efecto Manton es un bloqueo psicológico. Que, debido a nuestra empatía por los seres vivos, detenemos nuestros poderes en un nivel instintivo. O, tal vez, nos retenemos contra otros seres vivos porque hay una limitación impuesta inconscientemente que nos impide herirnos con nuestros propios poderes, y es demasiado general, abarcando a otros seres vivos en lugar de solo a nosotros mismos.”
“Ya veo.”
“Así que estoy tratando de engañar a mi cerebro. Con esta configuración, paso de material inorgánico a material orgánico muerto a tejidos vivos. Madera verde, en este caso. O lo mezclo para que vaya de uno a otro sin ningún patrón. Si puedo engañar a mi cerebro para que cometa un error, anticipando el material equivocado, tal vez pueda atravesar ese bloqueo mental. Hacerlo una vez, y sería más fácil para futuros intentos. Esa es la teoría, de todos modos.”
Ella lo intentó de nuevo. “¡Mierda!”
“No parece estar funcionando.”
“No me digas. Hazme un favor. Reorganiza estos. No me dejes verlos.”
Se acercó al escritorio, desató las varillas, las barajó y luego las ató en su lugar mientras ella estaba sentada allí con los ojos cerrados.
“Adelante”, le dijo.
Lo intentó de nuevo, con los ojos cerrados. Cuando ella los abrió, ella maldijo varias veces seguidas.
Gregor dio un paso alrededor del escritorio, la agarró por el cuello con su mano izquierda, y la sacó de la silla. La empujó al suelo y se subió encima de ella para que él estuviera a montando sobre ella, sus rodillas presionando sus brazos hacia abajo. Su agarre se apretó incrementalmente.
Los ojos de Faultline se agrandaron y su rostro comenzó a cambiar de color mientras luchaba. Le puso las rodillas en la espalda, pero uno podría haber tenido más éxito golpeando un lecho de agua. El efecto fue el mismo. Debajo de su piel, que era más dura de lo que uno podría imaginar, su esqueleto, músculos y órganos flotaban en un mar de fluidos viscosos. Su esqueleto, había aprendido, era más parecido al de un tiburón que un humano. Era un cartílago flexible que se doblaba donde el hueso se rompería y cicatrizaba más rápido que el hueso. Había sido atropellado por un automóvil y se puso de pie poco después. Sus patadas no tendrían mucho efecto.
“Lo siento”, le dijo.
Su lucha gradualmente se debilito. Tardó un tiempo antes de que empezara a flaquear.
Esperó un segundo más, luego la soltó. Ella comenzó a toser mientras vertía aire en sus pulmones.
Esperó pacientemente a que se recuperara. Cuando ella parecía tener más o menos el control de su propia respiración, habló: “Hace meses, estábamos hablando sobre este tema, el efecto Manton. Tu mencionaste cómo podría ser posible que alguien como nosotros tenga un segundo evento detonante. Un cambio radical o mejora en sus poderes como resultado de un momento de vida o muerte. Tal podría explicar cómo romper la regla de Manton.”
Ella asintió, tosiendo de nuevo.
“No habría funcionado si te hubiera advertido de antemano. Lo siento.”
Ella negó con la cabeza, tosió una vez, y luego le respondió con voz ronca: “No funcionó de todos modos.”
“Lo siento.”
“¿Y si hubiera funcionado, gran lunático? ¿Qué esperabas que te hiciera? ¿Corta tu mano? ¿Matarte?”
“Pensé que tal vez mi mano o mi brazo, en el peor caso. No creo que me mates, incluso en un momento como ese. Has hecho mucho por mí. Incluso si resultara imposible volver a conectarlo, no diría que es una mano muy atractiva”, examinó la mano que acababa de utilizar para estrangular a Faultline, “Perderla, por algo en lo que has estado trabajando durante mucho tiempo no es algo lamentable.”
“Idiota”, se puso de pie, tosiendo de nuevo, “¿Cómo diablos se supone que me vaya a enojar contigo cuando dices algo así?”
Él permaneció en silencio.
“Bueno, o eso no va a funcionar, o necesito algo que me acerque aún más a la muerte... en cuyo caso lo estoy tachando de la lista de todos modos.” Ella movió su silla y se sentó en su escritorio, empujando el aparato con las barras en la basura. “Me gusta estar viva demasiado para bailar en ese filo de la navaja.”
“Sí”, su voz era tranquila.
“Gracias, por cierto, por intentar eso”, le dijo, mientras vaciaba la bolsa de un sándwich y medio. Le devolvió el medio sándwich de Gregor a la bolsa y dejó la suya a un lado, sin abrir. “Creo que fuera fácil.”
Él sacudió la cabeza.
“Así que, estoy devolviendo el favor, entonces. Siéntate.”
Él acercó una silla y se sentó al otro lado del escritorio.
“Hace un año, accediste a darme una parte de tus ganancias en nuestro pequeño grupo, si las usaba para responder algunas preguntas que teníamos.”
“Recuerdo.”
“Hablaré con los demás sobre esto, pronto, pero ya que tú fuiste el que más pagó, pensé que era correcto que primero lo compartiera contigo.” Abrió un cajón y sacó un archivo. Ella lo empujó sobre el escritorio. “Esto es lo que he encontrado, hasta ahora.”
Él abrió el archivo. La primera página era una imagen, de alta resolución, de una 'u' estilizada, o una 'c' girada noventa grados en el sentido contrario a las agujas del reloj. Tocó su brazo, donde un tatuaje idéntico a la imagen lo marcaba.
“Sea quien sea”, explicó Faultline, “Ya sea una o varias personas, es muy, muy bueno para cubrir sus huellas.”
Pasó las páginas. El siguiente conjunto de páginas eran imágenes, informes de la escena del crimen, archivos oficiales y artículos de noticias sobre varios parahumanos, cada conjunto de páginas relacionadas con uno específico. El primero era un hombre monstruo con un caparazón parecido al de un escarabajo cubriendo su cuerpo. Gregor mismo era el segundo.
“Tú y Newter, como ya sabes, no están solos. De manera constante, los parahumanos han aparecido en toda América del Norte. Amnesia retrógrada, todos marcado por el mismo tatuaje que se encuentra en varias partes de su cuerpo. Cada uno fue abandonado en un lugar apartado en un área urbana. Callejones, zanjas, tejados, debajo de puentes.”
“Sí”. Gregor pasó más páginas. Cada conjunto de páginas tenía más personas como él.
“Aquí está la cosa, sin embargo. Al principio, la mayoría eran extraños en apariencia. Hasta cuatro de cada cinco parahumanos monstruosos, si puedes disculpar el término, siguen el patrón, y ese número podría aumentar si tuviera la oportunidad de examinar o conseguir una entrevista decente con los demás. El tatuaje, la amnesia, sus primeros recuerdos es despertar en algún lugar de una ciudad extraña.”
“¿Al principio, dijiste?”, Preguntó Gregor, “¿Esto cambió?”
“Pasa a la pestaña roja.”
Encontró la pestaña roja que sobresalía y se volvió hacia esa página. Una imagen de alta calidad de una atractiva chica pelirroja.
“Ella apareció en Las Vegas. Todo el negocio de los casinos ha mordido el polvo, casi, desde que los parahumanos que pueden jugar con las probabilidades o hacer trampa comenzaron a aparecer. Pero aún hay juegos clandestinos. Ella participó en algunos, y le pusieron una recompensa a su cabeza en cuestión de días. Se está llamando a sí misma Shamrock, y yo apostaría buen dinero en el hecho de que tiene poderes que le permiten manipular probabilidades.”
“Ya veo. ¿Por qué estamos hablando de ella?”
“Siguiente página.”
Pasó la página. “Ah”
Era una imagen granulada de una cámara de vigilancia. Shamrock estaba en medio de cambiarse de ropa en lo que parecía un estacionamiento subterráneo, y, aunque parcialmente oscurecido por la correa de su sostén, el tatuaje era visible en su omoplato. Una 'u' estilizada.”
“Esa es la pieza del rompecabezas número uno. Dadas las fechas, y eres libre de mirarlas en tu propio tiempo, pasando por los primeros avistamientos, las personas que aparecen con estos tatuajes son cada vez menos monstruosas con cada año que pasa. No siempre, pero es una tendencia. Entonces, boom, encontramos a Shamrock. No hay características extrañas de que hablar.”
Dio vuelta unas páginas.
“Pieza número dos. Me temo que es uno de esos casos en que las cosas se han cubierto demasiado bien para que podamos verificarlas, pero te diré lo que escuché. Tallahassee, Florida, hace solo tres meses, circuló un rumor sobre alguien que se hacía llamar Dealer.”
“¿Qué estaba traficando?”
“Poderes.”
“Poderes”, se hizo eco de Gregor.
“Pagale una cantidad en el vecindario de treinta y cinco mil dólares, el vendedor te da algo para beber, y te unes a las filas de los héroes y villanos en la comunidad de capas. Poderes en una botella.”
“Ya veo. ¿Cómo se relaciona esto?”
“Porque una persona que afirma ser cliente hizo una publicación en un blog sobre su transacción. Está cerca del final de ese archivo. En su publicación, describió que Dealer tenía un maletín de metal lleno de frascos. Grabado en el interior de la tapa...”
“El mismo símbolo que el tatuaje”, adivinó Gregor.
Faultline asintió, “Y eso es lo que sabemos.”
“Ya veo. ¿Podemos rastrear a este individuo con el blog?”
“Él está muerto. Asesinado por dos capas sin nombre menos de un día después de que hizo la publicación.”
“Ah.”
“Lo que creo es que alguien ha descubierto cómo las personas obtienen poderes, y han hecho un negocio de ello. Pero los primeros intentos no fueron tan bien. Podría ser que, si la química es mala, las personas que beben esas cosas se vuelven como tú, como Newter, como Sybill y Scarab.”
“Entonces esta persona o personas. Crees que están experimentando. Han estado perfeccionando su trabajo y los cambios físicos se han reducido.”
“Y este Dealer era su vendedor, o más probablemente, alguien que se robó parte de su trabajo e intentó sacar provecho de él. Las personas con las que hizo negocios no se hicieron los tatuajes.”
La silla de Gregor gimió dolorosamente mientras se inclinaba hacia atrás.
“¿Qué sigue?”
“Nadie ha visto u oído hablar de este Dealer desde que el blogger fue asesinado. El Dealer está muerto o está manteniendo un bajo perfil. Entonces seguimos nuestra otra pista. Tengo investigadores privados buscando a Shamrock. Estoy pensando en concluir nuestro contrato con Coil aquí, entonces, si tenemos la suerte de que nuestros detectives la encuentren antes que los cazarrecompensas, le hacemos una visita. O puede decirnos algo, o podemos ofrecerle un puesto en el equipo.”
“O ambos”, dijo.
“En un mundo ideal”, Faultline sonrió.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:47 master_x_2k Colmena X

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Colmena X

“911 de Brockton Bay, ¿cuál es su emergencia?”
“Múltiples heridos”, le dije, mirando hacia la señal de la calle más cercana, “Almacén en Whitemore y Sunset. Envíen policías y capas también. Estos tipos son miembros del ABB.”
Hubo una breve pausa: “¿Eso es Whitemore y Sunset?”
“Whitemore y Sunset, sí. Escucha, el líder del ABB, un parahumano llamado Lung, está incapacitado en la escena, pero eso no será así por mucho tiempo. Está drogado y cegado, pero las drogas estarán fuera de su sistema antes de que pase demasiado tiempo.”
“¿Eres una capa?”, Preguntó, “¿Puedo obtener tu identificación?”
“Repito”, la ignoré, “Está drogado y cegado, pero solo la ceguera será un factor cuando los primeros en responder lleguen a la escena. Adviértales que tengan cuidado. También puedes decirles que un segundo parahumano que se hacía llamar Oni Lee estaba presente pero huyó después de resultar herido. Él todavía puede estar en el área.”
“Entiendo. El Protectorado será informado antes de que lleguen a la escena. Tengo ambulancias, policías y equipos de ERP en camino. ¿Puedo obtener su identificación?”
Colgué.
“No puedo creer que le hayas arrancado sus ojos”, dijo Sundancer. Estábamos caminando rápidamente hacia donde habíamos dejado Labyrinth.
“Él sanará”, le señalé, “eventualmente.”
“Cegaste a alguien que estaba incapaz de defenderse. Eso está un poco jodido.”
No podía decir mucho sobre eso. Jodido o no, había sido necesario. No podría haber lidiado con ello si hubiera sabido que lo habíamos dejado allí y él hubiera vuelto al ruedo como de costumbre para el final del día. Lo había detenido, lo mejor que pude.
Está bien, está bien, estaba dispuesta a admitir que tal vez los medios eran un poco turbios. Había peleado junto a algunas personas de mierda, lo había mutilado. Al dejar ir a Fenja, Menja y Kaiser, de cierta forma había aprobado lo que le habían hecho a los hombres de Lung. Pero al final, era lo que quería hacer cuando quería ser un superhéroe. Había derrotado a una persona horrible.
Solo esperaba que los héroes pudieran limpiar el desorden y poner a Lung tras las rejas para siempre esta vez.
“Oye Perra”, le dije, “¿por qué regresaste?” No podía expresarlo mejor sin ofenderla, pero quería saber por qué volvería cuando se suponía que iba a tomar Newter y al soldado de Coil a un doctor.
Perra estaba sentada con una pierna a cada lado sobre Brutus. Ella pareció entender lo que quise decir, “El otro soldado dijo que era un médico entrenado. Me dijo que podía manejarlo, así que volví para luchar.”
“Ah”, dije. “Lo entiendo.”
Al ver que nos acercamos al resto de nuestro grupo, vi que Perra no había mentido. Newter estaba vendado y despierto, mientras que el otro soldado estaba acostado, inconsciente. Tal vez noqueado por el dolor.
“Lo lograste”, sonrió Newter.
“Apenas”, admití, “¿Estás bien?”
“Soy más duro de lo que parezco”, respondió, “Beneficio de mi, um, biología única.”
“Genial”, le respondí, sintiéndome tonta por no tener una mejor respuesta, pero no se me ocurrió nada que decir que no sonara como si lo estuviera intentando demasiado o, peor, sonara sarcástica.
“Este tipo dice que ustedes probablemente salvaron mi vida”, Newter señaló con el pulgar hacia el hombre de Coil que estaba despierto.
“Honestamente, me cuesta para creer que estás despierto y hablando en este momento”, respondió el médico.
“De todos modos, gracias”, dijo Newter, moviendo los ojos de mí a Sundancer a Perra y viceversa.
“No hay problema”, le respondí, sintiéndome tonta por no tener una respuesta mejor o más adecuada. Avergonzada, busqué una razón para cambiar el tema. “Mira, deberíamos salir de aquí en los próximos minutos. Capas, policías y ambulancias están en camino de lidiar con las repercusiones.”
“Está bien”, dijo Newter, “pero tengo que preguntar... ¿un pequeño ejército de cucarachas los trajo esos?”
Estaba sonriendo mientras señalaba un lugar cerca de donde estaba echado. Una pila de bolsas de papel estaba organizada en una pila.
“Me olvidé de que hice eso”, admití, “no se sentía bien dejar el dinero del ABB si terminábamos retirándonos, así que hice que mis bichos lo sacaran de ahí. Todos podrían tomar una bolsa.”
“¿Podemos tomarlo?” Newter preguntó, “¿Segura?”
Me encogí de hombros en respuesta. El dinero no me importaba mucho. “Considéralo un bonus, un agradecimiento por ayudar. Esta, em, no exactamente dividido en partes iguales, así que no lo tomen como un insulto si alguno de ellos termina siendo una bolsa llena de billetes de un dólar.”
“No tengo quejas”, dijo Newter. Extendió la mano y la usó para rodear y recoger una bolsa. El tipo de Coil lo ayudó a ponerse de pie, y uno podía verlo estremecerse y jadear por el esfuerzo. Se tambaleó un poco, luego puso una mano sobre el hombro de Labyrinth para estabilizarse. Sundancer agarró una bolsa, y el médico / observador de Coil agarró dos.
Labyrinth no se estiro a por una, así que me acerqué, agarré una y se la tendí. Ella no respondió.
“Lo cuidare por ella”, ofreció Newter.
“¿Ella se encuentra bien?”
“Ella esta... bastante normal. Para ella, en todo caso.”
Reclamó la bolsa, dejando tres para Perra y para mí, pero nadie se quejaba ni señalaba eso.
“¿Ustedes necesitan un aventón?”, Pregunté.
Newter negó con la cabeza, luego señaló a una boca de alcantarilla en el camino, “Volveremos a uno de nuestros escondites por allí. Territorio familiar para mí.”
“¿Es esa una buena idea, con tu lesión? Quiero decir, declarando lo obvio, pero va a ser bastante asqueroso allí abajo.”
Él sonrió, “No se puede infectar. Mi biología es tóxica para las bacterias y los parásitos, creo. Nunca he estado enfermo, que pueda recordar.”
Por supuesto. Ahora me sentía tonta por hacer que Sundancer usara el alcohol para esterilizarlo, y por hacer un esfuerzo adicional con las toallas sanitarias, para asegurarme que lo que estaba usando estuviera limpio.
“¿Y ustedes chicos?” Le pregunté al tipo de Coil, “¿Aventón?”
“Tenemos uno, pero gracias.” El médico se agachó, ató las muñecas de su compañero, y luego se colocó el lazo de brazos sobre su cabeza, por lo que efectivamente estaba llevando a su amigo a cuestas. Tomó otro segundo para acomodar sus armas, luego se dirigió a través del mismo callejón que Kaiser, Fenja y Menja habían atravesado antes de que comenzara la pelea.
Sundancer iba por el camino opuesto, entonces ella dijo un breve adiós y se fue. Newter y Labyrinth estaban caminando en la misma dirección que Perra y yo, así que caminamos juntos.Labyrinth caminaba como si estuviera aturdida, con Newter llevándola de la mano como si fuera una niña. Era interesante, no solo por ver ese tipo de interacción entre ellos, sino también que sus guantes parecían de tela, y que probablemente estaba arriesgándose a drogarla... a menos que fuera inmune. ¿Una consecuencia de su habilidad? Me sorprendió mirando, sonrió y se encogió de hombros.
“¿Autista?” Supuse.
Él negó con la cabeza, “No, aunque pensamos eso, al principio. Parece que era una niña normal hasta que aparecieron sus poderes. Desde entonces, ha estado en su pequeño mundo, más o menos. Un poco peor en este momento, creo, después de verme herido.”
“¿Eso sucede?”, Le pregunté, haciendo un gesto hacia mi cabeza, incapaz de encontrar una forma inofensiva y simple de expresarlo.
Se encogió de hombros, “A veces conseguir poderes te jode el cuerpo”, hizo un gesto para sí mismo usando su cola, que todavía sostenía las bolsas de papel, “A veces te jode la cabeza. Mala suerte, pero lidias con las cartas que te reparten.”
“Oh”, respondí. No estaba segura de cómo responder. Un horror frío y silencioso se apoderó de mí. Mis poderes tenían algo que ver con mi cerebro. Podía recordar lo loca que me había sentido justo después de que aparecieran mis poderes, ese torrente de imágenes de pesadilla, señales y detalles de mis bichos. Todavía tengo malos sueños al respecto. ¿Qué tan cerca había estado de ser así permanentemente?
Él sonrió, “Esta bien. Ella nos quiere mucho y también estamos apegados a ella. Ella tiene sus momentos lúcidos, cuando nos hace saber que está de acuerdo con el status quo. Claro, ella tiene días malos cuando está muerta para el mundo, pero todos nuestros poderes tienen inconvenientes, ¿sí?”
“Sí”, le hice eco, aunque no podía pensar en un inconveniente para mi poder que siquiera se acercara a eso.
“Creo que estamos bien donde estamos. ¿Eh, L? ¿Estás feliz desde que te sacamos de ese lugar?”
Labyrinth como que se sacudió su aturdimiento y lo miró.
“Sí”, sonrió Newter, “Puedes notarlo porque las cosas que hace con su poder son más bonitas, estos días.” Hizo un gesto hacia la tapa de la alcantarilla, “Aquí es donde nos separamos.”
Labyrinth miró hacia abajo, hacia donde señalaba. Un momento después, una tracería de líneas plateadas se extendió alrededor de la tapa de alcantarilla, extendiéndose y bifurcando como venas. Cuando las líneas se encontraron y seccionaron partes de la carretera, esos pedazos de camino se levantaron y voltearon, revelando una textura de mármol blanco en sus partes inferiores. Cuando estuvo suficientemente rodeada por la extensión de mármol blanco agrietado, la boca de alcantarilla se dio vuelta, revelando una superficie inferior plateada, y luego se abrió sobre una bisagra invisible. Una escalera de caracol de más mármol o marfil conducía a las profundidades. Las paredes blancas tenían un tenue resplandor.
“Genial, ¿eh?”, Respondió Newter. Cuando bajó a la escalera, era sólido bajo su pie. Levantó las bolsas de papel mientras decía, “Gracias chicos.”
“Claro”, respondí. “Hasta luego.”
La boca de acceso se cerró detrás de ellos, y casi de inmediato, el blanco alrededor de la boca de alcantarilla comenzó a desvanecerse.
Levanté la vista hacia Perra, donde estaba sentada con Brutus tuerto. Angelica y un Judas todavía polvoriento estaban justo detrás de ella. Ella me ofreció una mano a la espalda de Brutus.
Había muchos inconvenientes por tener una máscara o casco que no cubría toda mi cabeza. Si me hubiera sentado y dedicado las horas extra para terminar mi máscara y expandir las secciones blindadas, tal vez no habría tenido esa conmoción cerebral que me estaba causando tanto dolor de culo.
Lo bueno, sin embargo, fue que me pareció increíble tener el viento soplando en mi cabello mientras cabalgábamos por las calles vacías. El alivio perfecto de esa loca subida de adrenalina que había surgido al enfrentarme a Oni Lee y Lung unos minutos después. Cerré los ojos y dejé que la tensión fluyera de mí.
Cabalgamos así durante unos minutos. Perra tomó giros y se movió sin rumbo fijo mientras se dirigía al este, hacia el agua y las playas. Tal vez estaba tomando medidas evasivas en caso de que nos siguieran, tal vez solo quería montar. Realmente no me importaba.
Estaba un poco desorientada cuando finalmente nos detuvimos. Brutus recorrió la arena mientras bajaba a la playa. Perra saltó hacia abajo, y yo seguí su ejemplo.
Aún era temprano en la tarde, así que la playa estaba desierta, y no era el tipo de playa que de todos modos tenía mucho uso turístico. Una pared de concreto separaba la playa de la carretera que se elevaba sobre nosotros, y un enorme agujero con los restos oxidados de lo que una vez había sido una reja marcaba la salida de los varios desagües debajo de los Muelles. Basura, hojas podridas y una o dos agujas se habían filtrado a la arena debajo del desagüe.
“Ve a casa”, ordenó Perra a los perros. Uno por uno, se metieron en el desagüe. Supuse que dejarían que la transformación amainara antes de que regresaran solos al departamento.
Entonces Perra se quitó la máscara. Ella me dio una mirada burlona.
“¿Qué?”
“¿Te vas a cambiar? No puedes caminar de regreso así.”
“No tengo una muda de ropa conmigo. O escondida en algún lugar.”
“Bien. Eso es jodidamente estúpido”, me respondió.
“No estaba pensando en el futuro cuando decidí irme. Demándame”, la desafié.
“¿Qué estás usando debajo de eso?”
“Top sin mangas y pantalones cortos elásticos.”
Ella miró a su alrededor. “No hace tanto frío.”
Suspiré y desaté mi armadura lo suficiente para desabrochar mi traje en la parte posterior. Lo saqué, mucho más fácil que poniéndolo, y lo envolví para que todas las partes identificables de la máscara y la armadura estuvieran ocultas por la tela. La arena estaba húmeda y fría bajo mis pies descalzos.
Cuando Perra se estiro hacia mi cara, me sobresalté. Puso una mano en el costado de mi cara, y por solo una fracción de segundo, pensé que algo increíblemente incómodo estaba a punto de suceder.
Luego ella me giró la cabeza lo suficiente como para que fuera casi horizontal.
“Te ves como si alguien hubiera intentado colgarte.”
“¿Qué?” Pregunté.
Tocó un lado de mi cuello, pero no fue posible ver esa parte de mí misma sin un espejo. Me di cuenta de lo que estaba hablando, después de un momento de reflexión. Levanté el lateral de mi camiseta sin mangas, y efectivamente, había un hematoma rojo-negro en mi estómago y cintura. Subiendo por mi parte superior un poco más, encontré otro en mis costillas. Sabía que habría otro cerca de mi axila, y uno cercando mi cuello.
Tenía una puta huella de mano gigante en mi cuerpo, cortesía de Lung.
Solté un largo gemido, tocando mi cuello donde me sentía tierna. “De ninguna manera puedo esconder esto de mi padre.”
Mi buen humor se desvaneció cuando empezamos a caminar hacia el departamento. Se hizo aún más desagradable porque estaba ligera de ropa y descalza, y el suelo estaba frío bajo mis pies.
Me estremecí y abracé los brazos a mi cuerpo lo mejor que pude mientras aún mantenía mi traje echo un bollo y las bolsas de papel llenas de dinero en la mano.
Algo cálido se asentó sobre mis hombros. Miré a Perra mientras terminaba de cubrirme con su chaqueta. Cuando ella se echó hacia atrás, frunció las cejas, mirándome furiosamente, agarré las bolsas y mi bulto de traje para poder pasar los brazos por las mangas y apretar los botones. Era una chaqueta de lona con un cuello de piel, pero era del tamaño incorrecto para mí y era pesada. Los bolsillos, encontré, mientras trataba de meter las manos allí, estaban llenos de cosas. Un lío de bolsas de plástico, barras de chocolate, barras de proteína, una caja de jugo, bocados que se unieron, lo que supuse eran golosinas para perros o comida para perros. No eran exactamente suministros de capa. En general, fue casi incómodo.
Pero era cálido.
“Gracias”, le dije, sorprendida por el gesto.
“Necesitabas algo para cubrir tu cuello”, parecía molesta, “La gente lo miraba.”
“No importa. Gracias.” Ofrecí una sonrisa.
“Ya dijiste eso,” pasó de parecer molesta a parecer enfadada, “Es mía, puedo quitartela.”
“Por supuesto”, dije. Entonces para estar segura, ofrecí, “¿Quieres?”
Ella no respondió, dejándome absolutamente desconcertada. ¿Por qué fue que cuando le agradecía a alguien como mi papá por darme un regalo, me pareció que sonaba sarcástico o patético, sin importar cuánto intentara decirlo, pero la maldita vez que estaba el noventa y cinco por ciento segura de que sonaba tan sincera como lo sentía, fue con Perra? ¿y ella no lo creyó?
Preocupada de que cualquier cosa que dijera fuera tomada de mala manera, me quedé callada, como me encontraba haciéndolo cada vez más a menudo con ella. No fue un viaje corto, y mis pies aún sentían el calor que se escapaba de ellos mientras daba cada paso en la acera, pero el centro de mi cuerpo estaba tibio, y eso fue suficiente para mantenerme en pie. Así, volvimos al departamento.
Abrió la puerta y nos dejó entrar. Llamé a gritos a Brian y a Lisa, pero no hubo voces que saludaran en respuesta. Los otros no habían vuelto todavía, lo que tenía sentido, ya que Grue tendría que recoger a Tattletale y Regent antes de que regresaran, y no había sonado como si el equipo de Tattletale estuviera a punto de concluir cuando llamé. Perra abrió el camino hacia el departamento, y en el momento en que estuve allí, me quité la chaqueta y sin decir palabra se la entregué. Ella todavía estaba mirándome.
¿Qué podría hacer? ¿Qué podría decir? Parecía que todo lo que hiciera la hacía enojar, enviaba la señal equivocada.
Regresé a mi habitación en el departamento y busqué en las bolsas de compras que todavía tenía allí, buscando un par de jeans sueltos y una camisa de manga larga para ponerme sobre mi top. Sin calcetines limpios, por desgracia, pero había algunas cobijas sobre la cama. Tomé algunas y las arrastré detrás de mí hacia la sala de estar, donde Perra estaba mirando televisión. Ella me miró mal, pero no se quejó, mientras yo me abrigaba en las cobijas en el otro sofá.
Ella tenía el control remoto, y yo estaba dispuesta a dejar que lo tuviera. Navegó incansablemente, se conformó con una película de acción durante cinco minutos, luego comenzó a navegar de nuevo cuando comenzaron los anuncios, y no regresó a ella.
No era demasiado interesante para mirar, pero no me importó. Me recuesto, pensando en los acontecimientos del día, las conversaciones, los detalles de información.
Casi me adormezco, cuando mi tren de pensamiento perezoso tropezó con algo que temía olvidar si me dejaba dormirme por completo. Me obligué a abrir los ojos y sentarme un poco.
“¿Perra?” Me arriesgué a llamar su atención, esperando que se hubiera calmado un poco. Ella me miró.
“Um. Cuando estábamos hablando, hace un momento, te di las gracias. ¿Te pareció sarcástico o qué?”
“¿Te estás metiendo conmigo otra vez?”
“No.” levanté mis manos para detenerla, “No es lo que estaba tratando de hacer. Sólo me pregunto.”
“Mantén tus dudas para ti misma”, espetó ella. Cuando volvió su atención a la televisión, su salto de canales se elevó un escalón.
“Te pagaré para que me respondas”, lo intenté.
Ella me miró.
“Ese dinero tomamos. Puedes quedarte con todo eso.”
Sus ojos se estrecharon, “Se supone que debemos dividir nuestras ganancias en cinco partes.”
“Nos lo ganamos, ¿verdad? ¿Nosotras dos? No les contaré a los demás si no lo haces. Y digo que puedes tenerlo todo. No estoy segura de cuánto es, pero sería tuyo.”
“¿Es esto un truco?”
“No hay truco. Solo responde mi pregunta. Incluso puedes decirme que me pierda después, iré a mi habitación y tomaré una siesta o algo así.”
Se inclinó hacia atrás y puso la mano con el control remoto en su regazo, mirándome. Lo tomé por consentimiento.
“Entonces, lo que estaba preguntando antes, cuando te dije gracias, ¿pensaste que era sarcástico, creíste que era genuino? ¿qué?”
“No sé.”
“Quieres decir que no sabías, o no puedes recordar, o-“
“Dije no sé.”
“Bien”, suspiré, “Lo que sea. El dinero es tuyo.”
“¿Así de fácil?”
Me encogí de hombros.
“Dijiste que te perderías si lo pedía”, señaló.
Asentí con la cabeza, recogí las mantas y me retiré a mi habitación.
Aunque no dormí la siesta. En cambio, miré hacia arriba a las vigas de hierro que enmarcaban el techo, sumidas en mis pensamientos, pensando en la conversación con Newter sobre Labyrinth.
Todavía estaba repasando mis pensamientos cuando el resto de la pandilla regresó.
Me aventuré a salir de la habitación, aún envuelta en una manta, para saludarlos. Brian me dio una sonrisa ganadora mientras se quitaba el casco, y recibí un poco de atención por tener la lesión más notable de la tarde.
Cuando Alec, Brian y Perra comenzaron a hablar sobre sus aventuras individuales, Lisa me llevó a un lado. Terminamos caminando hacia la cocina. Lisa puso una tetera mientras me preguntaba: “¿Estás bien?”
“No estoy herida, por feo que parezca, y creo que me siento mejor sobre lo de la escuela.”
“Pero estás distraída por algo.”
“Estaba hablando con Newter. Sabes que Labyrinth está fuera de sí, por su poder, ¿verdad?”
“¿Quieres saber si hay algo malo contigo, de lo que no sepas?”
“No”, negué con la cabeza, “Espera, ¿lo hay?”
“Nah. ¿Entonces que hay de nuevo?”
“Perra.”
“Ahhh.”
“He estado pensando, pero no quiero construir una teoría en mi cabeza, hacer una suposición y avergonzarme.”
“Dime lo que estás pensando, y te diré si estás equivocada.”
“Ella es muy buena para leer el lenguaje corporal, ¿verdad? Podía leer a Brian incluso cuando estaba borroso por su oscuridad con una máscara puesta. Es, ¿qué, algún tipo de poder menor de ella?”
“Algo de su habilidad natural. Algo de eso es, sí, que su poder ajustó su forma de pensar. Para que pueda comunicarse mejor con sus perros.”
“Claro”, eché un vistazo por el pasillo hacia donde los otros estaban hablando. O más bien, donde Brian y Alec estaban hablando y Perra estaba parada allí. “Esa es la cosa. Lo que estoy pensando es... ¿tal vez cuando su poder le dio la capacidad de entender a los perros, sobrescribió algo más? ¿Jodió su habilidad para tratar con la gente?”
Lisa se volvió y sacó algunas tazas del armario. Ella me dio una media sonrisa de disculpa. “Sí. Algo como eso.”
“Entonces, ¿qué? ¿No puede leer expresiones o tono?”
“¿Todas las pistas que le damos a los demás como parte de una conversación regular? Ella no las entiende, probablemente no podría aprenderlas con un año de verdadero esfuerzo. No es solo que ella no lo entienda... las interacciones más básicas están arruinadas por la psicología canina que está integrada en su cabeza. Le sonríes y le preguntas cómo está, lo primero que piensa es que le estás enseñando los dientes con ira, y tiene que recordarse a sí misma que no. Pero incluso después de eso, probablemente se esté preguntando si estabas siendo sarcástica, o condescendiente, o amable, o lo que sea. Ella sabe que no le estás gritando por tu tono de voz, pero no siempre alzamos la voz cuando estamos enojados, ¿sabes?”
“Sí.”
“Y recurre a lo único que entiende, el comportamiento canino, porque funciona a un nivel. Los desafíos de dominación, contacto visual, jerarquías de manada y establecer territorio, todo ajustado y adaptado a su vida humana.”
“Entonces ella no es realmente una sociópata.”
“No, no tanto.”
“¿Por qué no dijiste nada?” Me di cuenta tardíamente, que sonaba acusatoria. Tal vez tenía razón en hacerlo.
“Porque ella se iría si se entera, y por razones que yo no sé, el jefe quiere que ella se quede con nosotros. Pasó toda su vida aceptando el hecho de que tuvo una infancia de mierda, y la convirtió en una persona perturbada. Sus perros son lo único normal y adecuado para ella. ¿Si descubre que la razón por la que está tan trastornada es la misma cosa que la hace tan cercana a sus perros?”
Ella dejó que el pensamiento se flotara en el aire.
“Lo entiendo”, respondí.
“Así que no hay nada más que decir, por favor, a menos que sea absolutamente necesario y estés completamente cien por ciento segura de que ella no va a escuchar.”
“¿Los demás lo saben?”
“No creo que cambie mucho, y no confío en que esos dos mantengan el secreto. Brian es... No quiero decir demasiado honesto. Pero él es transparente, y Perra puede leerlo. Alec lo olvidaría y lo dejaría escapar como parte de una broma. Él no entiende la gravedad de las cosas, a veces.”
“Bueno.”
Sirvió una taza y la revolvió, luego me dio una taza de Ovaltine. Ella colocó las otras tazas en una bandeja y las llevó a la sala de estar. Me quedé donde estaba, para pensar.
Me acordé de un libro de no ficción que leí donde un niño llegaba a la secundaria antes de que sus maestros se dieran cuenta de que era analfabeto. Lo hizo siendo el payaso de la clase, haciendo escenas. ¿Era igual Perra? La violencia y la hostilidad pueden ser una tapadera para distraer su propia inhabilidad de interactuar, al menos parcialmente. Sin embargo, supuse que era bastante genuino. Había tenido una infancia horrible, había vivido en las calles y había luchado con uñas y dientes para sobrevivir y evitar el arresto.
¿Pero al final del día? ¿Tan incómoda como me sentí en las interacciones del día a día? Ella estaba cien veces peor.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.12 20:23 master_x_2k Caparazón X

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Caparazón X

Llegué a la conclusión gradual de que podía abrir los ojos, como si fuera algo que había olvidado cómo hacer. Lo intenté y lamenté mi decisión al instante. Uno de mis ojos no veía nada, incluso cuando estaba abierto, y el otro estaba fuera de foco, con imágenes que no tenían sentido incluso cuando podía percibir algo. Mientras cerraba los ojos con fuerza, incluso el brillo rosado de la luz que pasaba a través de mis párpados era como fuegos artificiales explotando en mis retinas.
Cuando intenté reconstruir lo que acababa de suceder, mis pensamientos se movieron como melaza.
“Si ustedes pequeñas mierdas tuvieran una neurona, sabrían que me sacarme la delantera, aunque sea solo por un momento, es algo de lo que deberían estar jodidamente aterrorizados”, siseó una voz. Me llevó unos segundos ubicar la voz, mucho más de lo que debería. Bakuda.
Estaba empezando a doler. Como cortes de papel, pero aumentados hasta doscientas veces el tamaño, y cada uno de esos cortes de papel era uno de mis músculos. Mi piel estaba cubierta con ardores que gradualmente se sentían cada vez más como una quemadura. Mis articulaciones palpitaban como si cada una de las articulaciones hubiera sido arrancada de su órbita individual y la gente golpeara los extremos aún vivos de ellas contra el pavimento en un ritmo sombrío.
Abrí mi ojo bueno nuevamente e intenté enfocarme sin éxito. Tres cintas carmesíes... no. Estaba viendo triple. Una cinta carmesí se extendía a lo largo del costado de mi máscara, cayendo desde el borde donde la máscara cubría mi nariz, cayendo en línea recta para tocar el suelo. Donde hizo contacto con el pavimento, había un charco que crecía constantemente. Me di cuenta de que estaba sangrando. Mucho.
“Dejándome tendida allí con un lanzagranadas en mi mano y municiones en toda la puta calle fue pedirlo a gritos. Mierda, solo abrazándose y sintiéndose aliviados, ¿como si realmente me hubieran vencido? Estaban rogando que les disparara.”
No iba a irme así. No sin una pelea. Apenas podía moverme, y mucho menos tomar medidas. Mi deseo de hacer algo era casi más insoportable que el dolor que palpitaba y vibraba en todo mi cuerpo. ¿Qué puedo hacer? Mi mente no estaba trabajando tan agonizantemente lenta como lo había estado un momento antes, pero mis pensamientos todavía estaban empantanados y divididos. Cosas que debería haber sabido sin pensar eran vagas, inciertas, inconexas. Demasiados pensamientos quedaban huérfanos, desconectados de todo lo demás. Hubiera golpeado algo en mi frustración si hubiera podido moverme sin que todo doliera. Me conformé con apretar los puños.
Escuela. ¿Problemas en la escuela? ¿Yo? ¿El trío? No. ¿Por qué estaba pensando en la escuela? ¿En qué había estado pensando antes de frustrarme? Queriendo pelear de alguna manera. Bakuda, escuela, luchando. Casi gimió de frustración cuando intenté conectar las ideas individuales, y simplemente no pude completar el pensamiento. Solo terminé jadeando, haciendo una mueca por el dolor que me causaba.
“¿Oh? La pequeña niña ineficaz con el disfraz de bicho está despierta,” la voz zumbante de Bakuda anunció en el aire de la noche.
Grue dijo algo, a poca distancia, no pude entenderlo.
Bakuda respondió con un ausente, “Shush, no te preocupes. Me encargaré de ti en un momento.”
Escuché algo y vi un par de botas rosadas aparecer frente a mi cara, la imagen nadando y derivando perezosamente.
“¿Mal día?” Ella se inclinó sobre mí, “Bien. Verás, uno de mis nuevos secuaces es parte del personal de la Sede del Protectorado. Un guardia donde Lung está encarcelado, ¿entiendes? No estaba en condiciones de liberarlo, pero ella obtuvo la historia completa de él. Sé que eres el pequeño monstruo que hizo que fuera enviado allí. Así que obtienes un tratamiento especial esta noche. Tienes que ver lo que les hago a tus amigos. Comenzaré con el chico de negro, y luego me dirigiré a tus amigos inconscientes de allí. Los pegué solo para estar a salvo. Una vez que tus amigos estén muertos, te entregaré a Oni Lee. Él fue un muy buen muchacho en lo que respecta al cambio de régimen, y me ha estado molestando para darle algo con lo que jugar. ¿Qué dices a eso?”
Solo estaba escuchando a medias. Como un mantra, estaba recitando mentalmente lo mismo, una y otra vez. Bakuda, escuela, contraataca.
“Bakuda, escuela”, murmuré. Escuchar lo aguda y fina que sonaba mi propia voz, era más aterrador que cualquier otra cosa que me hubiera llamado la atención en los últimos minutos.
“¿Qué? ¿La chica bicho quiere decir algo?” Se inclinó y agarró la armadura que colgaba sobre mi pecho. Con un movimiento brusco, ella me arrastró a una posición medio sentada. Ser tironeada de esa manera era una tortura, pero el dolor me ayudó a agudizar mis pensamientos a un módico de claridad.
“Escuela. Bakuda falló”, le respondí, mi voz solo ligeramente más fuerte de lo que había sido en mi último intento. Las lentes rojo oscuro de sus gafas me taladraron mientras componía mis pensamientos para volver a hablar, tratando de sonar más coherente. “¿Crees que eres tan inteligente fallando así? ¿Qué fue? ¿Segundo lugar? ¿Ni siquiera en segundo lugar?” Logré algo parecido a una sonrisa.
Ella me soltó y se alejó como si yo estuviera en llamas. Cuando mi cabeza golpeó el pavimento, casi me desmayé. Tuve que luchar para no hacerlo. Abraza el dolor. Te mantiene despierta.
A poca distancia de mí, la voz de Grue hizo eco. Solo pude distinguir las primeras palabras. “Ella es” o “Helados”. Él rió. Me asustó saber que no podía entenderlo, que no podía entender por qué no podía entenderlo. No estaba escuchando tan bien como debería, lo sabía. Pero eso no era todo. ¿Qué más?
La distorsión. La explosión o las explosiones habían dañado mi audición, tal vez, y no podía distinguir sus palabras con el efecto que su poder tenía en su voz. Solo descifrarlo, saber que podía resolverlo, me hizo sentir cien veces mejor.
“¿Eso crees?” Siseó Bakuda a Grue. Sus palabras eran más fáciles de distinguir, ya que su máscara las estaba reconstruyendo, por lo que estaban perfectamente enunciadas y monótona, incluso si la ocultaba detrás de zumbidos y siseos.
Ella me dio una patada en la cara con una de esas botas rosadas. Tener que mover la cabeza me dolió más que el que casi me tirara los dientes. Agarró mi disfraz y me arrastró varios metros. El ser movida aumento todos los dolores a otro nivel. En una escala del uno al diez, era un sólido nueve y medio. Nada de lo que podía hacer haría que doliera más, así que encontré la fuerza y voluntad para estirarme y agarrar sus muñecas, por poco que sirviera. Ella me soltó y luego me empujó para ponerme de mi lado. El movimiento me hizo querer vomitar.
El ver que Grue me ayudó a centrarme, luché contra las náuseas y respiré despacio por el dolor. Él estaba atado en una posición medio sentado contra un depósito con lo que parecían largos listones de oro. ¿Dónde estaba Tattletale?
“Veamos cuán listos son ustedes dos después de que le dé al alto, oscuro y misterioso su premio”, amenazó Bakuda, “Veamos... esto. Aquí hay una verdadera joya. Dos veintisiete. Ahora siéntate quieto. Si incluso piensas en usar tu poder, lo meteré por la garganta de la mocosa bicho, y lo activaré. No es como si estuvieras en posición de impedirme hacer el trabajo, incluso si estuviera sorda y ciega.”
Ella se quitó sus guantes rosas y los arrojó a un lado. Luego retiró de su manga algo que parecían unas largas y angostas tijeras. Excepto que eran planas, no afiladas. Casi como pinzas. Hicieron clic mientras los cerraba en la punta de lo que parecía una píldora de metal de una pulgada de largo.
“No hay necesidad de cirugía, ya que esto no va a ser a largo plazo. Lo que voy a hacer es deslizar esto por tu nariz y dentro de tu cavidad nasal.” Extendió la mano hacia la oscuridad que se filtraba alrededor de él y buscó a tientas su rostro. “Solo necesito quitarte la máscara... el casco... Eso.”
Era difícil de saber si Grue tenía la máscara puesta. Su cabeza era solo una mancha borrosa de forma humana.
Ella alcanzó dentro de la capa de oscuridad con una mano y empujó la cápsula en el centro de todo con la otra. “Y va para adentro... lentamente, no quiero activarla prematuramente, y los efectos solo serán realmente buenos si está profundo. Verás, mi dos veintisiete fue un feliz accidente. Había tomado lecturas de los poderes de la pequeña Vista, pensé que tal vez podría hacer una granada de distorsión espacial. Puramente por accidente, descifré el efecto Manton. O al menos, lo que sea que haya hecho cuando monté la granada, pasó por alto el efecto Manton. ¿Ustedes idiotas saben lo que es eso?”
Se detuvo y crujió los nudillos, dejando la herramienta en forma de tijera pegada a la cara de Grue. “Es esa pequeña regla que evita que un pyrokinetico[1] hierva tu sangre, el límite que evita que la mayoría de los poderes afecten el cuerpo de las personas. O, según la teoría que apoyes, es la regla que dice que tu poder funciona solo en las cosas orgánicas, vivas, o que funciona en todo lo demás.”
“Así que piénsalo. Un efecto de distorsión espacial que solo funciona en el material vivo. Lo activo, y toda la materia viva a un metro de distancia de la cápsula es reformada, deformada, encogida, hinchada, estirada, doblada. En realidad, no te mata. Esa es la segunda cosa más increíble al respecto, además del bypass de Manton. Todo todavía se conecta a todo lo demás. Totalmente no letal, pero te hará desear estar muerto cada segundo del resto de tu miserable puta existencia.”
No te quedes ahí mirando, pensé. ¡Haz algo!
“Solo click, whoosh, eres lo suficientemente feo como para avergonzar al hombre elefante. Terminas con una cabeza cuatro veces mayor que el tamaño normal, protuberancias como tumores en todas partes, cada característica y forma incorrecta, tamaño incorrecto. También cambia la forma del cerebro, pero eso suele ser solo un poco de daño cerebral leve a moderado, ya que lo tengo calibrado para enfocarme en las características externas.” Ella se rió. Era ese sonido seco, repetitivo e inhumano. Cuando volvió a hablar, enunció cada palabra por separado. “Irreversible. Y. Jodidamente. Hilarante.”
Busqué mis bichos, pero no pude reunir mis pensamientos lo suficiente como para darles órdenes complejas. Simplemente los llamé a mí. Eso todavía me dejaba para ayudar a Grue.
Mi funda de utilidad. Poco a poco, tanto por mi necesidad de ser discreta como por mi incapacidad para moverme muy rápido sin un dolor increíble, moví mi mano detrás de mi espalda, recordándome a mí misma lo que había allí.
Spray de pimienta: no sirve. Le quemaría la piel, pero las gafas y la máscara mantendrían la mayor parte de su rostro a salvo. Estaba raspada y ensangrentada, así que tal vez podría rociar su cuerpo... no sería divertido con sus heridas, pero ¿nos salvaría?
Pluma y papel. Teléfono móvil. Cambio. No, no y no.
Batuta. No tenía la fuerza para moverla, ni el posición ni espacio que necesitaba para extenderlo.
Epipens. Poco uso, y no confiaba en mi fuerza o coordinación en cuanto a poder inyectarla y presionar la jeringa.
Eso era todo por el contenido de mi compartimiento utilitario. Dejé que mi mano se quedara flácida y colgaba detrás de mi espalda mientras me preparaba para moverla, y mis dedos rozaron algo.
La funda del cuchillo en la parte baja de mi espalda. Lo había atado al punto más bajo que podía estar sobre mi espalda, al mismo tiempo cubierta por mi armadura y de fácil acceso.
El cuchillo servía.
Hubo un leve clic cuando Bakuda ajustó las cosas de tijeras y las sacó de la nariz de Grue. Ya no estaban agarrando la cápsula.
“Esto debería ser un espectáculo”, se regodeó, poniéndose de pie antes de que pudiera averiguar dónde apuñalar o cortar. No quería matar, pero tenía que detenerla. Por Grue.
Mi mano todavía estaba detrás de mi espalda, agarrando el mango del cuchillo con la hoja señalando la parte inferior de mi mano. Cambié mi posición una fracción para que mi ángulo fuera mejor.
“Oye, chica d elos bichos. ¿Qué estás haciendo, allí? ¿Sacudiéndote como un pez en tierra firme? Presta atención, se verá realmente genial cuando partes de su rostro sobresalgan de esa pequeña mancha de sombras.”
Traté de formular una respuesta, una respuesta que agregaría insulto a lo que estaba a punto de hacer, pero una ola de debilidad me invadió. La oscuridad comenzó a deslizarse en los bordes de mi visión, de nuevo. Enderecé mis piernas en un intento de causarme más dolor, me obligué a estar alerta otra vez, y fallo en rechazar la oscuridad. ¿Grue estaba usando su poder? Lo miré. Nada. Solo estaba perdiendo el conocimiento.
No podía desmayarme ahora.
Anillos para los pies.
Sin una respuesta ingeniosa, sin una broma o incluso un grito de enojo, traje el cuchillo hacia abajo en la punta de su pie. Dos pensamientos me golpearon simultáneamente.
Golpeé algo duro. ¿Tenía el pie o la bota reforzados?
¿Le había siquiera dado al pie derecho? Tattletale nunca había dicho cuál tenía los anillos del pie. O si ambos lo tenian.
Mientras una ola de negrura barrió en frente de mi visión y se desvaneció con la misma rapidez, dejándome apenas consciente de sus gritos. Las náuseas volvían a brotar, y al igual que con mi conciencia que se escapaba, la necesidad de vomitar aumentaba. Iba a vomitar, pero podría ahogarme si lo hiciera con mi máscara puesta. Si terminaba en mi espalda, incluso podría sofocarme.
Grue estaba diciendo algo. No pude entender sus palabras. Sonaba urgente.
La mujer estaba gritando en mi oído. Una letanía de maldiciones, amenazas, cosas horribles que ella me iba a hacer. La inconsciencia me llamó, seductora, segura, indolora, libre de amenazas.
Si era siquiera la inconsciencia. La escalofriante idea de que podía estar muriendo se me ocurrió y me brindó el más breve momento de claridad. Me concentré en el revoltijo de imágenes distorsionadas y sonidos, donde estaba, lo que la gente decía y gritaba.
La mujer estaba rodando en el suelo junto a mí. Cuando pateó su pierna, una salpicadura de sangre estropeó la única lente de mi máscara por la que podía ver a través. ¿Cuál era el nombre de la mujer? Bakuda. La punta del cuchillo todavía estaba alojada en el pavimento donde había estado su pie. Eso fue lo duro que golpeé: pavimento, no armadura. Había mucha sangre. Suya. Un poco de su bota, rosa y carmesí. Dos dedos de los pies más pequeños con las uñas pintadas, rosa y carmesí, en medio del desorden de sangre.
Intenté y no pude liberar el cuchillo, aunque solo estaba incrustado un centímetro de profundidad en el suelo. El esfuerzo me dejó sin aliento respirando grandes bocanadas de aire. Cada aliento me hacía sentir como si hubiera inhalado alambre de púas y hierros candentes me apretaban los costados. Estaba rezando para que el impulso de vomitar desapareciera, sabiendo que no sería así.
Grue. ¿Qué estaba diciendo? Apenas podía entender a Bakuda con su enunciación robótica. Comprender a Grue era una docena de veces más difícil. Como otro idioma.
¿Dade ul cuchello? ¿Cuchillo? El cuchillo. Él lo necesitaba.
Me dejé caer sobre mi frente, con la cara hacia el suelo, para no asfixiarme. La mano que sostenía el cuchillo se mantuvo quieta, pero mi brazo se dobló en un ángulo malo, provocando una punzada de dolor. Mi muñeca y mi codo se torcieron torpemente, se tensaron para volver a una posición natural. Resistí el impulso de soltarme, mantuve agarrado el mango del cuchillo.
El suelo cedió antes que yo, y el cuchillo se liberó. Mi brazo se enderezó, extendiéndose frente a mí, con el cuchillo agarrado en mi mano enguantada negra. Levanté la vista del cuchillo para ver una imagen borrosa de Grue luchando bajo sus ataduras, lo último que vi antes de que la oscuridad y la misericordiosa falta de conciencia me reclamaran.
[1] Alguien que controla el fuego y/o genera fuego de la nada.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.10.21 05:24 Rogged12 La Barda - por. A.A.G

Mi padre es mi héroe, cada vez que lo veo me siento orgulloso de él, es tan fuerte y astuto , yo lo amo por eso. Hoy nos avisó a mi madre y a mi que nos llevaría a un picnic en un parque nuevo cerca del rio que cruzaba la cuidad, estaba tan emocionado , no solo porque me gusta ir a los parques, si no porque estaría con el y mi madre juntos, ya que hace unos días que discuten por que mi padre llega muy tarde de su trabajo y casi nunca está con nosotros. En fin yo estaba tan feliz de poder estar con las dos personas que más amo, pero con mi padre más ya que el es mi héroe. Nos preparamos y llevamos un par de emparedados con jamón y queso y algo de aceitunas, a mi no me gustan tanto pero tratare de probar una , igual nos llevamos un par de golosinas y mis padres llevaron un vino para ellos, aunque tal vez me dejen probar un sorbo . Me puse un pantalón y dos camisas ya que generalmente me gusta usar dos de distintos colores.. y claro también un gorro , siempre me han encantado. Me preparé en el auto, en el asiento de atrás y mis padres adelante, como siempre. Mis padres hablaban entre ellos, con un tono alegre, vaya por fin están felices de nuevo, este es el mejor día de mi vida. Mi padre no conducía rápido, le gustaba sentir el aire tranquilo con las ventanas abiertas, y claro a mi igual . Yo observaba todos los edificios y las personas que pasábamos, me divertía en mis pensamientos y el paisaje al mismo tiempo, aunque no podía esperar el llegar para poder jugar y correr en un parque , vaya eso me agradaba tanto, aunque no hago amigos muy fácilmente ya que soy muy tímido con personas que no conozco, pero no importa, tan solo estar con mi padre y poder jugar con el me llenaba de alegría.
II Cuando llegamos al parque pude observar todo lo que había en el, era increíble, era un parque muy largo pero angosto, ya que estaba a la orilla del rio, con muchísimo pasto muy verde y liso, y claro algunos juegos y fuentes. Aunque había una barda muy larga que impedía el acceso al río, tal vez era por precaución para que los niños no cayeran al agua y se ahogaran . En fin había mucha gente , ancianos y niños y madres con sus hijos y claro algunos padres. Pero yo estaba tan feliz de tenerlos a los dos. Mi padre estaciono el auto a una calle al lado ya que aunque había una plaza justo en frente del parque, pero el no quería pagar el estacionamiento, así que lo estacionó un poco alejado , pero en fin me encantaba caminar. Iba tan feliz , mi padre me cargo sobre sus hombros, me sentía alto pero muy feliz de poder estar con el. Al fin llegamos a la entrada, muchos niños gritando y jugando y muchas madres comiendo. Cuando entramos el pasto era tan suave, aún con zapatos lo sabía y me daban ganas de aventarlos y estar descalzo por todo el lugar. Cuando por fin encontramos una mesa donde sentarnos , note que había un anciano justo en frente de nosotros, lo vi detenidamente, se veía feliz ya que tal vez vino con sus nietos a pasar el tiempo con ellos aunque yo no los veía. El también me miró y sonrió , como un gesto de alegría, yo también le sonreí y lo salude un poco tímido desde lejos . En fin cuando nos sentamos , empezamos a comer los emparedados y a charlar un rato , yo quería jugar pero tenía mucha hambre, creo que comí 4 emparedados. Mis padres reían juntos y felices, yo sabía que aún se amaban tanto como yo a ellos. Cuando termine convencí a mi padre de que jugará conmigo, y así lo hizo, tan feliz me llevo cargando a los columpios, estaba tan contento , me subí por todos los juegos que encontré y todas las resbaladillas que había. Era fantástico , nunca me había divertido tanto, pasaron aproximadamente 2 horas cuando mi padre y yo regresamos con mi madre, ella lucia contenta y con una gran sonrisa de vernos regresar, tome agua ya que estaba sediento, aunque mi padre tomo un poco de vino. Empezaba a oscurecer así que estábamos próximos a irnos pero note algo extraño en la barda que separaba al río de nosotros, había hecho un destello muy brillante , casi como una luz de un faro, todos nos quedamos sorprendidos y algunos se tallaron los ojos por lo brillante que fue, pero 1 minuto después lo volvió ha hacer , todos muy sorprendidos y algo curiosos se dirigieron a la barda y quisieron tocarla para ver que causaba esos destellos. Yo quise ir pero mi padre lo impidió, como si algo en el supiera que algo malo estaba pasando. Pude notar como el anciano que había visto se dirigió hacia la barda también, así que mis padres y yo solo nos resignamos a observar con algo de inquietud. Cuando el anciano toco la barda, pude notar como el destello volvió , pero junto con el muchos gritos, algo horrible, fueron tantos y tan fuertes que no sabía que estaba pasando, el anciano solo cayó al pasto, como si algo lo hubiera tirado, pero no solo el, todos los que tocaron la barda cayeron fulminantemente , como si algo los hubiera aturdido. Mi madre empezó a gritar del miedo y nunca jamás había escuchado algo así, se me estremeció el alma, mi padre estaba serio pero note algo de miedo en sus ojos. Yo estaba tan impactado que no hice sonido alguno.
III El parque lucia como un lugar de un tiroteo, había muchas personas en el pasto, aturdidas pero sin moverse, parecían estar muertas, como si el destello hubiera sido una bala en el corazón. Me quede mirando al anciano, con el que hace horas estaba saludando , solo lo veía tirado , muerto y sin respiración alguna, hasta que note algo terrorífico. El anciano se estaba moviendo pero de manera tan extraña y rápida, parecía un muñeco de trapo sin vida pero que se movía, era algo brutal y horrible, se movía torpemente tratando de levantarse, primero una pierna y luego otra, pero parecía que sus piernas fueran de goma, se doblaban torpemente y sin un estilo humano conocido. Se logró levantar pero de espaldas, estaba tambaleándose y se veía extraño , mi padre hablo con un poco de tartamudeo y le dijo si se sentía bien , si le podíamos ayudar o pedir una ambulancia para el, luego todos los que se habían desmayado se empezaron a mover de la misma manera, era como ver cientos de muñecos de trapo vivientes pero humanamente hechos. El anciano no contesto, solo se quedo quieto de espaldas, pero empezó a voltear muy lenta y torpemente, y lo que vi fue algo tan horrible que no pude evitar gritar de miedo al igual que mi madre. El anciano no tenía ojos, solo eran huecos negros sin vida, sin movimiento, y su boca era un agujero enorme , había crecido y no se cerraba, no emitía ninguna palabra ni ningún sonido, estaba gritando de miedo y mi padre nos tomó , a mi madre de la mano y a mi me cargo tan rápido que no lo note, nos llevó apresuradamente fuera del parque, yo solo miraba atrás , con pavor y miedo todos los que se habían desmayado lucían igual, eran monstruos deformes que parecían muñecos y se movían torpemente hacia nosotros, aunque no pude evitar observar a una pequeña niña que estaba llorando y gritando sola , tal vez sus padres habían tocado la barda y yo solo me quede viéndola y como lloraba del miedo , cuando esos monstruos de trapo se acercaron a ella no pude creer lo que paso, la tomaron y la despedazaron , como si fuera de papel, tenían una fuerza sobrehumana, la partieron en dos, solo vi como sus tripas y su cerebro cayeron en un charco de sangre que tiño de rojo el pasto, se comían todo lo que había , todo su ser se destruyó y se lo comieron . Yo no podía respirar de la impresión . Cerré los ojos y trate de pensar que era un sueño , pero no era así, era tan real que lo veía todo. Mi padre solo respiraba rápidamente y mi madre estaba histérica gritando tan fuerte que me dolían los oídos. No pudimos ir por el auto ya que estaba al lado del parque y ahí estaban esos monstruos así que rápidamente nos llevó hacia la plaza, pero del miedo no pudo pensar y nos fuimos directamente hacia la entrada del estacionamiento, era una pendiente en caracol que es muy alta, ya que tiene como 10 curvas, empezamos a subir desesperadamente aunque los monstruos nos seguían ,parecía que nos buscaban o querían matarnos. Subimos y procuramos guardar silencio máximo , mi madre solo gemía del miedo pero en silencio, yo solo intentaba olvidar y aferrarme a mi padre quien solo subía y subía desesperadamente. Estábamos en la 8 curva cuando presenciamos unos perros que estaban descansando en medio del camino , cuando los perros nos observaron no pudieron evitar ladrar , y eso puso más nervioso a mi padre que sabía que los monstruos nos podían escuchar y seguirían , mi padre rezo por que se callaran pero fue en vano, los perros ladraron y nos empezaron a seguir, cuando estábamos en la 9 curva, los perros se detuvieron y levantaron sus orejas, habían escuchado algo de abajo, así que dejaron de seguirnos y ladrando, bajaron para encontrar el sonido . Mi padre pareció dar un respiro de alivio pero no duró tanto, cuando llegamos a la 10 curva, escuchamos los horribles chillidos de los perros, eran tan horribles que yo no conocía que un perro podía hacer tan semejante sonido. Pronto se callaron y ahí supe que los monstruos los habían destrozado. Cuando llegamos al estacionamiento hasta arriba mi padre empezó a buscar algo una puerta o algo para defendernos pero no encontró nada, al parecer no había ningún auto, y era tan extraño , como si la toda la gente se hubiera esfumado , solo estábamos nosotros tres , mi padre empezó a ponerse más y más histérico, y pude presenciar que lloraba de la desesperación, nunca lo había visto llorar, solo iba de un lado a otro tratando de buscar algo que nos salvara. Ya era tarde , pudimos escuchar algo que venía de abajo, parecían demasiados y venían directamente hacia nosotros. En ese momento me di cuenta que iba a morir, sabía que ese era mi fin y el de mis padres, mi madre lloraba sin parar, abrazándome y solo esperando el final.
IV Era mi fin, un día tan hermoso y feliz que había empezado y de pronto terminaría en la muerte de mis padres y la mía. Cuando mi padre se asomó hacia la pendiente en caracol noto que ya estaban en la 8 curva. Desesperado tratando de encontrar algo que nos salvará, se asomó hacia los lados del edificio , como si saltar al vacío fuera una opción, se dio cuenta que a la derecha había un gran castillo inflable que habían colocado un negocio justo al lado de la pendiente , sabiendo que si no lo lográramos y pudiéramos morir de una caída, nos tomó a mi madre y a mi y nos dijo que saltáramos. Mi madre lo miro de forma impactada aunque sabía que era una locura, podría ser nuestra única salvación , y si moriríamos por lo menos sería rápido y no sufriríamos siendo destrozados por los monstruos. Mi padre suspiro y trató de ser fuerte, se paró en la orilla del edificio y miro hacia abajo. Los mutantes ya estaban casi llegando cuando se armo de valor y se aventó al vacío, cayó tan rápido que no pude asimilarlo y sorprendentemente cayó en el inflable saliendo ileso, luego mi madre sabía que si nos lanzábamos los dos podríamos desviarnos y morir así que me dijo que fuera yo solo. A mis 6 años tendría que lanzarme de un edificio , aunque tal vez sería mi salvación , no podía evitar sentirme aterrado. Me paré en la orilla y mire hacia abajo, mi padre que ya había salido del inflable me hacía señas que fuera rápido , así que me apresuré y me lancé, cerré los ojos desde el primer momento, fue tan rapido caer que no me di cuenta hasta el momento en que rebote con el inflable, di otro salto tan alto ya que yo era muy ligero, cuando mi padre me atrapó y me tomo fuera del castillo inflable. Ya solo faltaba mi madre que estaba aterrada porque observó que los mutantes estaban casi llegando por ella, cuando se apresuró y salto lo más rápido posible, la vi desde el suelo caer, fue como si fuera en cámara lenta, cayendo al vacío y su expresión de angustia en su rostro observando el suelo, cuando cayó casi en el borde del inflable, por poco y pudo morir si hubiera caido unos cuantos centímetros más a la derecha. Cuando se levanto solo tenía un ligero golpe en la rodilla pero no fue nada grave. Mi padre solo suspiro y agradeció a dios por habernos salvado , miramos una vez más hacia arriba y observamos cómo nos veían los monstruos, con esos huecos negros en vez de ojos, nos dimos cuenta que teníamos que irnos, pero antes de intentar huir hacia nuestro automóvil, se abrió la puerta trasera de la plaza, mi madre casi se desmaya del susto y mi padre casi le da un golpe cuando nos dimos cuenta que era un joven de la plaza que había oído los ruidos de nosotros al caer, nos dijo que entráramos rápido y que era seguro ya que la plaza la habían cerrado y las puertas las habían obstruido.
V El joven de al parecer unos 25 años nos hablo de forma sigilosa y nos dijo que la plaza tenía todas las entradas obstruidas y que estábamos a salvo, pero que no debíamos hacer ningún ruido, nos dijo que lo siguiéramos y nos llevó a un local de ropa , ahí se encontraba un grupo de al menos 5 personas, una pareja joven , una anciana de aproximadamente 67 años y un adolescente de 17 años y el joven que nos ayudó . Yo era el único niño , pero por suerte tenía a mis padres conmigo. El joven empezó a decirnos que desde el momento que avistaron el segundo destello en la barda la gente se empezó a asustar y se fueron a ver lo que pasaba en el parque, aunque el se quedo por que trabaja en la plaza y no podía salir, cuando observaron que en el tercer destello toda la gente cayó fulminada pensaron que era un ataque o un tiroteo y cerraron la plaza obstruyendo todo, aunque mucha gente decidió huir con sus autos de forma despavorida, al final solo quedaron esas 5 personas. La joven pareja estaba en una esquina, el novio estaba abrazando a su chica que estaba desconsolada y en estado de shock, mirándonos , el empezó a decirnos que el piensa que fue una especie de ataque químico o algo muy avanzado, y que al parecer al destello de la barda fue una especie de electricidad que tenía instalada y que cuando la encendieron emitió una energía tan grande que emitió una luz como un faro, y sabiendo que la gente se acercaría a tocarla la electrocutaron con una especie de tecnología avanzada que destruía su cuerpo o su mente y los hacia una especie de mutantes vivientes que solo destruían y destrozaban a la gente para saciar su hambre infinita . - Nos atraparon como moscas!! Exclamo enojado, al parecer el creía que se trataba de una nueva arma química o nuclear, aunque solo lo balbuceaba con tartamudeos, como si se empezará a volver loco. La anciana estaba en el otro costado, solo mirando sus fotografías de sus nietas, al parecer sollozaba y lloraba de que nunca las volvería a ver, al parecer ella nunca se dio cuenta de los destellos ya que su vista no estaba bien, y fue el joven el que la salvo llevándola hacia la tienda, cuando la encontró estaba quieta mirando y tratando de entender porque la gente corría y gritaba de manera eufórica. El adolescente fue el último en entrar al grupo antes que nosotros, al parecer el estaba afuera y había visto el segundo destello, cuando de repente se dio cuenta que que todos corrían de la plaza para observar la barda desde cerca, el se regresó a la plaza para intentar robar sin que nadie lo sorprendiera. Cuando notó que cerraban y bloqueaban la plaza , se quedó atónito y se escondió en un baño de una dulcería. Cuando salió para ver que había pasado no encontró a nadie y solo camino hasta toparse con el grupo, quien le avisaron que había una especie de ataque afuera. Mi madre se tranquilizó poco a poco y comenzó a hablar con la anciana, quien la abrazo tratando que reconfortarla y hacerla sentir mejor. Mi padre estaba conmigo y el joven, quien estaban tratando de idear algo para poder salir de aquí y acudir al ejército o a la policía donde pensaba que podía haber una base para los sobrevivientes. Yo empecé a obsevar a la pareja que se abrazaban , ya que la chica estaba en estado de shock mirando hacia la nada. Me acerqué y le pregunté al chico - Que le pasa a ella? - Lo que pasa es que ella observó como una niña fue destrozada y devorada en el parque - Oh lo se, yo la vi también, fue horrible, pero al parecer no pudimos hacer nada por ella - Lo se amigo , pero ella se quedó pasmada y ahora no puede hablar Tratando de ayudarla , me acerqué hacia ella y me inque , y la mire de cerca y le dije - Yo sé cómo te sientes, y yo también lo vi y fue horrible , pero no pudimos hacer nada por ella, aunque yo sé que está en un lugar mejor ahora Ella solo me miró por unos segundos y me dijo - Tu lo crees? - Claro, es una niña pequeña y los niños van al paraíso cuando mueren Suspiro y me tomó de la mano - Gracias , te creo y gracias por hacerme sentir mejor. - De nada , siempre trato de reconfortar a mis padres cuando están tristes, y tú me recordaste a mi mama. - Gracias amiguito, nosotros también trataremos de cuidarte si algo te pasara- dijo el chico Me sonrieron y trataron de descansar. Mi madre estaba hablando con la anciana quien le decía que no podría morir sin decirle a sus nietas que las amaba y que no podía estar tranquila sin poder verlas una vez más. Pero mi madre solo la abrazaba y le decía que las vería pronto y que todo saldría bien , que solo imaginara que harían juntas cuando todo esto se acabe. La anciana sollozaba y sollozaba aunque se estaba tranquilizando, cuando finalmente se quedo dormida también . El adolescente estaba caminando en círculos , y repitiéndose así mismo que no lo podía creer. Me acerqué y hable con el - Que te pasa ? - No lo se, no puedo creer lo que está pasando, quiero despertar, quiero irme y estar con mis padres, voy a morir !!! - No digas eso, nosotros ahora estamos juntos y juntos nos apoyaremos y podremos regresar a nuestras casas - Pero y si no? Y si morimos todos, y si nos matan y nos devoran, que vamos a hacer? - Solo tener fe- le dije , yo creo en mis padres y si ellos me dicen que todo estará bien le creo, y aunque tal vez no sea cierto, es mejor creer que lo es. El solo me miró de forma que trataba de comprender lo que le había dicho. Así que solo se callo y se sentó en una silla y trató de dormir. Mi padre seguía hablando con el joven, estaban discutiendo como poder salir e ir algún lugar seguro , ya que en cualquier momento los mutantes sabrían que estamos a dentro. Ellos discutían sobre cómo poder matarlos de alguna manera , si quemándolos o disparandoles, pero desgraciadamente en la plaza no había ningún arma y los machetes o sierras y cualquier arma de filo estaban al otro lado de la plaza , pero todos temían salir y cruzar hasta la bodega. El joven sugirió que nos quedáramos hasta la mañana y que seguramente la policía entraría y nos salvaría, pero tendríamos que pasar toda la noche en la tienda, así que mi padre creyó que podría ser buena idea y llamó a mi madre, en ese momento ella dejo a la anciana descansar sola y se dirigió a el, estábamos los tres juntos y el dijo que nos quedaríamos aquí toda la noche y que por suerte mañana la policía nos salvaría, ella comprendió y nos dirigimos a dormir. Nos sentamos en una esquina y tomamos unas chamarras para taparnos, hacia un poco de frío y no había luz eléctrica, aunque yo estaba totalmente cansado , no podía evitar pensar que esos mutantes estaban allá afuera y podrían matarnos en cualquier momento. Así que solo abrazé a mi madre y me empezó a quedar profundamente dormido.
VI Estaba profundamente dormido cuando escuche unos gritos, abrí mis ojos lentamente y todavía adormilado, cuando pude entender que era el joven que nos decía que nos despertáramos rápidamente. - Que pasa , que está pasando??!- dijo mi padre - Entraron! Entraron por el techo, están en la planta alta y nos están buscando !! - Pero! Como es posible- dijo el chico - No lo se! Pero vi a uno de lejos, y se que están aquí, debemos tratar de escondernos en otro lugar más seguro - Pero donde demonios lo encontraremos, son más que nosotros y nos van a matar si nos ven! - dijo mi padre - No lo se pero tenemos que salir de aquí, este no es un lugar muy seguro. La anciana se levanto y se dirigió rápidamente hacia la puerta tratando de buscar un escondite , estaba histérica y casi le da un infarto. Así que el joven la tomo fuertemente de la mano y le dijo que no hiciera ruido y que esperará a que todos salieran juntos. Mi madre se enojo y lo dijo con un tono enojado pero en silencio que no la maltratara y que todos aquí tienen diferentes formas de afrontar el miedo. El joven solo la soltó y la empujo fuertemente hacia el otro lado. Mi padre exclamó y dijo que todos nos calmáramos y que no podíamos pelear entre nosotros y que sea como sea debemos a salir todos juntos de este lugar y encontrar un escondite. Todos asintieron y nos preparamos para salir. El joven mencionó que había un cuarto frío en una tienda de autoservicio cerca y que podían esconderse ahí ya que era un espacio pequeño y si guardábamos silencio podíamos pasar desapercibidos. Todos estuvieron de acuerdo y nos dirigimos hacia alla. El camino no era muy largo, tal vez teníamos que atravesar por 6 tiendas hasta llegar a la de autoservicio, así que nos preparamos para ir muy sigilosamente, cuando pasamos al lado de la primera tienda , pude observar a un mutante que estaba arriba , caminando de un lado a otro , tratando de buscar algo, se movía tan torpemente pero tan flexible como si fuera de trapo, un muñeco sin vida pero que caminaba , así que abraze más a mi padre, que me estaba cargando en ese momento. El joven iba al frente y mi padre y yo detrás junto con mi madre, la anciana y el adolescente iban juntos cuidándose el uno del otro , y la pareja al final abrazados. Estábamos pasando la tercera tienda cuando de repente oímos un fuerte golpe, todos volteamos con pavor y pudimos observar cómo un mutante se había caído de la planta alta, estaba tirado como si estuviera muerto otra vez pero el chico sollozo - Lo ven! No sangro ni se rompió un solo hueso - Es verdad- dijo el joven, como si toda su sangre se hubiera evaporado y se hubiera hecho de goma y sus huesos desaparecieran. - Caminemos muy despacio porque no sabemos si en verdad está muerto- dijo el joven Así que nos dispusimos a caminar más despacio, pero de manera tan rápida y repentina volteámos de nuevo y nos dimos cuenta de que ya no estaba el cuerpo, como si se hubiera levantado y esfumado, todos con un miedo mayor empezamos a buscar y mirar por todos lados y no encontramos nada. Nos pusimos a caminar más rápido y casi corriendo cuando vi que la anciana se había quedado atrás , ya casi llegando a la tienda observe como la anciana al último , que fue tomada fuertemente por el mutante y de una manera horrorosa y horrible metió su mano dentro de su cabeza y la destrozo de un solo golpe , todo su rostro, sus ojos y su boca y nariz desaparecieron y solo veía un agujero. La chica empezó a gritar y gritar y pronto todos los mutantes nos observaron, sin poder terminar de darnos cuenta de cuántos eran nos metimos en la tienda y todos nos metimos en el cuarto frío para las bebidas . Era un cuarto muy angosto y con una puerta muy dura y gruesa. Todos entramos y el joven con un fierro rompió la manija de afuera y nos metimos todos encerrándonos a nosotros mismos. El cuarto estaba helado, extremadamente frío y con ventilación ,que al parecer seguía recibiendo a pesar de no haber electricidad ,así que aparte de frío recibíamos viento helado, apenas cabíamos todos así que nos dispusimos a quedarnos en la orilla y no hacer ningún ruido posible. Por suerte estaba lleno de bebidas de todo tipo así que todos nosotros tomamos agua ya que estábamos sedientos desde hace horas y aunque estuviera fría nos la terminamos toda. La chica estaba en pánico, tenía demasiado miedo y no paraba de llorar en silencio. El joven la insulto y le reclamo que gracias a ella los mutantes nos habían visto y que ahora si íbamos a morir. El chico se enojo y lo amenazó con lanzarlo afuera para que lo mataran. Todos estábamos muy tensos en ese momento y no podíamos dejar de culparnos los unos a los otros, incluso mi padre estaba furioso con la chica ya que decía que gracias a ella podríamos morir. Todos nos empezamos a tranquilizar y a tratar de poder descansar y hacer el menor ruido posible ya que podíamos ser descubiertos y aún con el frio helado tratamos de dormir. Una hora después yo solo dormía por ratos y entrecerraba mis ojos y los volvía a abrir hasta que logre avistar entre las botellas de agua a un mutante que estaba justo afuera, estaba paralizado, no podía hablar, estaba justo en frente solo protegido por una puerta de vidrio y muchas botellas de agua, lo mire y ya no parecía humano , seguían teniendo los huecos pero había algo rojo en el centro de esos huecos, sus bocas eran enormes y estaban tan pálidos y con manchas negras como un cuerpo putrefacto , se movían torpemente pero rápido y podían doblar su cuello o sus brazos. Yo solo los mire hasta que con muy bajo volumen de voz de dije a mi padre. - Papa, papa (sollozando) están aquí afuera El solo me miró y con los ojos le apunte hacia afuera, el los vio , eran 3, así que el empezó a despertar a mi madre y ella al joven y así de manera sucesiva ya que estábamos todos demasiado juntos, hasta que el chico trató de despertar a su novia, ella no despertaba, no abría los ojos, el la movia y la movia y ella no despertaba. Empezó a llorar cuando le sintió su corazón, se dio cuenta que ya no latía , ella había muerto , tal vez del frío o tal vez le dio un infarto. El lloraba y lloraba y no paraba de tratar de no hacer ruido pero seguía llorando. Todos nosotros estábamos muy débiles por el frío y nos movíamos lento pero no podíamos movernos rápido hasta que el joven de manera lenta se dirigió a otra puerta más pequeña donde estaban las cervezas, era otro cuarto pero más pequeño y muchísimo más frío. El pudo encontrar que en la pared había una puerta que conducía a una bodega donde estaba todo el alcohol , pero tenía llave así que desesperadamente trató de abrirla, no pudo así que el chico que estaba totalmente destrozado nos dijo que siguiéramos sin el, que el ya no tenía por que más vivir así que nos dijo que el se quedaría para ser una distracción mientras nosotros escapamos. Al principio solo mi madre trató de convencerlo de que no lo hiciera , pero al ver que sería la única opción todos acordamos hacerlo. Así que el joven tomo una botella de vidrio de cerveza y con todas sus fuerzas rompió el cerrojo de la puerta y la abrió, pero el ruido que hizo causó que los mutantes nos vieran así que de una manera tan increíble trataron de romper la puerta , todos nos apresuramos a ir a la bodega , primero fue el joven y luego yo, después fue mi madre, el adolescente y al último mi padre, ya cuando el estaba entrando a la bodega pudimos escuchar como rompieron la puerta y el chico solo grito y al final no se escucho más de el. El joven y mi padre tomaron cajas y cajas de cerveza y las pusieron en la puerta para poder bloquearla totalmente.
VII Al parecer el adolescente era el único que tenía un reloj y nos avisó que ya eran las 4:00 de la mañana , así que solo faltaban 3 horas para que el sol apareciera y tal vez nuestra salvación. Todos estábamos perdiendo las esperanzas pero aún así yo seguía creyendo que posiblemente alguien nos salvaría. La bodega era grande y muy hueca, estaba muy oscuro y no había luz más que una ventana muy grande arriba que hacia que entrara la luz de la luna y fuera nuestra única luz. Nos dispusimos a sentarnos en el único lugar donde llegaba la luz de la luna, así que simplemente ya aterrados y sin sueño solo nos quedamos callados y sin hablar. Fueron pasando los minutos y las horas , hasta que le dije a mi padre que tenía sed, y en ese momento el joven mirándome de una manera cruel dijo - No hables niño estupido, cualquier ruido nos puede llevar a la muerte Mi madre quedo tan asombrada de lo que dijo que solo se acercó al joven y lo abofeteó , el reaccionó y la empujo muy fuerte, así que mi padre lleno de ira le dio un golpe en la nariz. Mi padre era solo unos centímetros más alto que el y los dos se veían igual de fuertes pero el joven era rápido así que rápidamente reaccionó y le dio otro golpe a mi padre que lo hizo sangrar de la boca y el joven se fue a otro rincón. Ya habían pasado 2 horas y media y la luz del sol de la mañana estaba llegando, aunque tenue todos nos sentimos aliviados, así que nos dimos cuenta que había una escalera en la esquina y era lo suficientemente larga para que pudiéramos salir por la ventana , así que mi padre la tomo y rápidamente la colocó en posición para la ventana, cuando estábamos por subir escuchamos un ruido de zumbido afuera de la bodega, todos nos quedamos petrificados cuando de repente logramos ver un helicóptero arriba de nosotros apuntándonos con una luz muy fuerte, era por fin la policia que nos había encontrado y nos venía a salvar. Todos nos llenamos de alegría al ver el helicóptero , observamos que había dos hombres ahí y uno nos hacía señas de que nos alejáramos , así que nos pusimos en las esquinas, al parecer iban a romper la ventana para así nosotros poder subir y escapar. De repente simplemente con dos disparos rompieron la ventana y todo el vidrio y los pedazos cayeron y azotaron el suelo, algunos nos cayeron y nos provocaron pequeñas heridas, así que rápidamente nos dispusimos a subir las escalera. Pero cuando mi madre que era la primera estaba a la mitad se escucharon golpes en la puerta bloqueada que llevaba al cuarto frío, al parecer los mutantes seguían ahí y escucharon el ruido que hizo la ventana al caer. Todos entraron en pánico, mi madre estaba en la mitad del camino pero no podía regresar por mi porque la escalera era muy delgada y ella no me podría cargar, por lo que se apresuró y subió al helicóptero, ella fue la primera en salvarse, luego ella me gritó que subiera , así que estaba tan horrorizado que me quedé pasmado, mi padre me tomo y trató de subir conmigo pero el joven lo detuvo y le dijo que si subíamos los dos juntos podríamos romper la escalera y no salvarnos ninguno, yo empeze a llorar y a gritar que mi padre se fuera conmigo pero el me abrazo y le dijo que tenía que hacerlo por mi solo, me dijo que me amaba y que sabía que si el moría, por lo menos moriría feliz al saber que su hijo y su esposa se habían salvado. Llore lo más que pude pero con fuerzas que jamás conocí que tenía subí las escaleras lo más rápido que pude, eran de madera y muy delgadas, sentía que en cualquier momento caería, pero cuando al fin llegue abraze a mi madre y suspire al saber que me había salvado, pero aún lloraba con todas mis fuerzas porque mi padre aún no subía. La puerta estaba a punto de abrirse y los mutantes estaban a punto de entrar a la bodega, en ese momento mi padre le dijo al adolescente que el seguía, yo grite porque el no fue el siguiente, pero luego entendí que mi padre vio en el adolescente a otro hijo de alguien más que tenía que regresar con sus padres, así que el fue el siguiente en subir la escalera. Cuando llegó al helicóptero ya solo estaba mi padre y el joven en la bodega , pero en el momento en que mi padre iba a subir el joven lo empujó y el trató de subir, en ese momento mi alma sintió morir y mi cuerpo empezó a temblar, grite lo más que pude Papa!!!!! Papa!!! Pero solo podía verlo a un lado tratando de subir la escalera, el joven que era rápido le dio una patada en la cabeza y mi padre cayó, al ver eso los hombres que estaban con nosotros le dispararon al joven ya que el estaba tratando de matar a mi padre dejándolo para que los mutantes lo destrozaran. Una bala le dio a la cabeza del joven y cayó y murió al instante. Mi padre algo desorientado trató de incorporarse lo más rápido posible pero los mutantes abrieron la puerta, rompiéndola con una fuerza tan increíble que desde el helicóptero la escuche. Solo pude observar a mi padre tratar de subir por última vez, lo único que pude ver es cómo casi llegando a la ventana un mutante subió tan rápido que no lo vi hasta que tomo a mi padre por la espalda, en ese momento entre en shock, solo pude observar cómo el mutante le atravesó el pecho y le saco el corazón, vi tanta sangre que sentí ganas de desmayarme, mi madre estaba gritando tan fuertemente que salía sangre de su boca, lo último que vi de el fue como lo partieron en dos y lo devoraron con tanta furia que al fin me desmayé.
Tal vez mi padre murió de una forma horrible pero el sabía que al vernos a mi madre y a mi a salvo el podía morir feliz. Yo nunca me podré quitar esa imagen de mi cabeza, y tendré que llevarla conmigo hasta que yo muera, pero al fin y al cabo mi padre murió como un verdadero héroe porque claro el siempre va a ser mi héroe.
FIN
submitted by Rogged12 to creepypasta [link] [comments]


Cosas de chicos. ¿Puedes salir con la ex de tu amigo? 13 COSAS QUE PUEDES HACER CON TU MEJOR AMIGO / TRUCOS PARA ... MADRE SEDUCE AL AMIGO DE SU HIJO *no sabia que estaban ... Así se le declara a alguien 9 Cosas que pasan cuando tienes puros amigos hombres ¿CÓMO CONQUISTAR A UN HETERO?  JOHN DIOSDADO ENEMIGO ME PERDONÓ LA VIDA, MAS SORPRESA!!! Niña canta mejor que shakira - YouTube

Qué escribirle a una Mujer que te gusta Manteligencia

  1. Cosas de chicos. ¿Puedes salir con la ex de tu amigo?
  2. 13 COSAS QUE PUEDES HACER CON TU MEJOR AMIGO / TRUCOS PARA ...
  3. MADRE SEDUCE AL AMIGO DE SU HIJO *no sabia que estaban ...
  4. Así se le declara a alguien
  5. 9 Cosas que pasan cuando tienes puros amigos hombres
  6. ¿CÓMO CONQUISTAR A UN HETERO? JOHN DIOSDADO
  7. ENEMIGO ME PERDONÓ LA VIDA, MAS SORPRESA!!!
  8. Niña canta mejor que shakira - YouTube

Subscríbete WooHoo: https://bit.ly/2QtTIsb ¡10 JOYAS DE COMIDA RÁPIDA vs JOYAS SALUDABLES! / MAGNÍFICAS IDEAS DE JOYERÍA DIY: https://youtu.be/tAYWQYQqf1U?li... En esta ocasión les doy 10 consejos infalibles para que puedan conquistar a esa persona que a veces creemos imposible, ósea a un heterosexual. Recuerden que el que no arriesga, no gana. No se ... Niña se desespera por que su crush no le hace caso ... el mejor vídeo para dedicarle a tu pareja o novi ... VENDEDORA DE CARAMELOS HUMILLA AL HOMBRE MÁS INTERESADO!! (TIENES QUE VERLO) ... Mmkkkk Brasil el lunes y martes y que este año sea lleno de felicidad junto con su amistad sincera le respetó mucho es una excelente persona Nuestra amiga Jiapsi Yáñez nos muestra como es la vida de pacífica cuando eres una mujer y tienes puros amigos hombres, esta comedia te hará divertirte y reír un rato, acompáñanos a verla. Carolina Díaz reunió a los hombres del Team Badabun en 'Cosas de Chicos' para que nos platiquen su opinión de distintos temas que sabemos que muchos tenemos duda. ¡No imaginan las respuestas ... Hola chicos espero que estén muy bien y disfruten mucho de éste vídeo si te gustó no olvides dejar tu hermoso y SEXY LIKE y SUSCRIBIRTE si no lo estás y nos vemos hasta la próxima. GANATE $1,000 PESOS ASÍ DE FACIL Descarga Rappi y usa el codigo: TeamBrocoli iPhone https://itunes.apple.com/mx/app/rappi-food-groceries/id984044296?mt=8 A...